Las caídas de las cotizaciones en el último trimestre del año no ha sido suficiente para animar a los gestores de fondos de inversión españoles a aumentar su peso en el sector bancario. Todo lo contrario, de hecho. El numero de veces que se repite alguna posición en bancos españoles en las carteras de los gestores se redujo al cierre de diciembre de 2018 hasta 841, casi 50 menos que un año atrás, a pesar de moverse en precios menores ahora. 

Y lo mismo sucede si, en vez de fijarnos en el número de veces que se repiten, miramos el patrimonio que los fondos tienen en acciones de estas entidades. Esta cifra se redujo desde los 2.236 millones de finales de 2017 hasta los 1.632 millones de euros que las carteras tenían invertido en títulos del sector financiero nacional a cierre de diciembre de 2018.

Mirando en detalle, las dos mayores entidades, junto con Bankia, han visto el mayor número de gestores descargándose de sus acciones. En concreto, Banco Santander ha pasado de estar en casi 250 carteras hace un año a 226 a término de 2018 (a pesar de la entrada, por ejemplo, de Bestinver Bolsa), mientras que BBVA ha visto reducirse su presencia desde 197 hasta 173 veces. Al tiempo que Bankia cae desde 118 hasta las 94 carteras. También Banco Sabadell ha 'perdido' 10 carteras, al pasar de 62 hasta 52 presencias mientras que Unicaja retrocede de 36 a 32.
 

Bancos carteras fondos

En cambio, sí ha ganado peso en este período Caixabank, que ha elevado su presencia hasta 132 carteras, frente a las sólo 108 en las que estaba hace un año (fue entonces cuando la incertidumbre en torno a la independencia de Catalunya más afectó a la banca catalana). El ascenso le lleva a superar a Bankia por el camino, si no salen corriendo los inversores ante decepciones en la cotización como la generada por los débiles resultados publicados la semana pasada.

También sigue ganando peso en las carteras Bankinter, que es con diferencia el banco español que mejor se ha comportado desde que se inició la recuperación desde mínimos del mercado.

Algo más atrás, pero también gana presencia en las carteras Liberbank, que roza ya las 50, de acuerdo con los datos de Finecto obtenidos, a través de Jucaspe, de los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Lo que parece claro es que muchos inversores siguen sin ver atractivo el sector, a pesar de los precios bajos, que lo son bastante, por cierto. Desde máximos del año pasado, las acciones de Santander caen más de un 30%; casi igual que las de BBVA; Caixabank, con la nueva caída del 5% de hoy, todavía peor; por no hablar de Bankia, que cede casi un 45%, o Sabadell, que retrocede más de un 50% en menos de un año. Un 40% pierde Unicaja desde máximos de 2018; un 30% Bankinter y cerca de un 20% Liberbank

Un sector, está claro, sólo para muy valientes... Pero en el que están invertidos muchísimos inversores particulares españoles, según las cifras de accionistas del mercado español.