Dunas Capital
Dunas Capital
Llegó la hora de invertir en fondos renovables

Llegó la hora de invertir en fondos renovables

0
Me gusta
1
Comentar
Guardar

Todos los días en los periódicos nos encontramos con noticias relacionadas con el mundo de la energía. Términos como energías renovables, descarbonización o electrificación de la economía son cada vez más comunes en nuestros días. No sin razón, ya que la transición energética y el camino hacia un mundo más verde y sostenible es ya una realidad imparable.

No en balde, por primera vez en la historia, en el pasado año las energías renovables han generado en la Unión Europea más electricidad que los combustibles fósiles. De hecho, en 2020 esta región aumentó en cuatro puntos la participación de las energías renovables en el total de la producción eléctrica, situándola en el 38%. De este porcentaje, más de la mitad fue producción proveniente de plantas eólicas y fotovoltaicas, en detrimento de otras fuentes de energías tradicionales como el carbón que han visto muy disminuido su uso, tal y como puede apreciarse en el gráfico que se muestra a continuación:

A nivel nacional, las conclusiones son similares. Según un informe de Red Eléctrica de España, las renovables concentraron en 2020 el 43,6% de la generación eléctrica y el carbón vio recortada su producción en un 60% respecto al año anterior. Pero esto no es todo y, como ya adelantamos en un artículo de julio pasado el Gobierno actual ha plasmado su compromiso en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) con el propósito des que para el año 2030 un 42% del consumo total de energía eléctrica proceda de fuentes renovables. Con este fin, en la recta final del pasado año tuvo lugar un gran desarrollo normativo que pretende fomentar aún más el desarrollo del sector (RDL 23/2020, RD 1183/2020 y RDL 960/2020, principalmente).

En términos de potencia instalada, el objetivo del PNIEC es alcanzar 57 GW de instalaciones renovables en 2040 para o que se requerirá una inversión de aproximadamente 90.000 millones de euros y supondrá grandes ventanas de oportunidad para aquellos inversores interesados en entrar en este sed.or.

Mientras que hace unos años las inversiones denominadas tradicionales centraban el foco de la mayoría de la comunidad inversora, ahora el mundo de las inversiones alternativas el que capta gran parte de las miradas. Algunas de las razones principales de este atractivo son que este tipo de inversiones permite diversificar las carteras de activos y les ofrecen una cobertura significativa contra la inflación, sin dejar de mencionar las numerosisimas iniciativas que están teniendo lugar para que los inversores evalúen el impacto de sus carteras en términos de sostenibilidad.

Pero más allá de cuestiones meramente reputacionales, adicionalmente, los activos alternativos -sobre todo la Inversión en activos reales- ofrecen a los inversores un perfil sólido de rendimiento ajustado al riesgo que conllevan. Esta es probablemente la razón por la que las inversiones alternativas han proliferado más desde la crisis del 2008 ya que, en épocas de tasas de interés en minimos como la actual, las inversiones en renta fija soberana ya no ofrecen los rendimientos de otras épocas.

En este contexto de popularidad de las inversiones alternativas podemos destacar inversión en activos de energías renovables y los distintos instrumentos con los que cuentan los inversores para poner su capital a funcionar en ese sector. Estos pueden optar entre comprar directamente acciones o bonos de empresas cotizadas dedicadas a las energías renovables, participar en alguna de las múltiples ofertas públicas de venta que se prevé salgan este año al mercado o invertir en fondos que inviertan en proyectos de energías renovables. Es solo esta última categoría la que permite al inversor acceder en directo a los activos fisicos (las plantas de generación), a través de una gestión activa de un equipo experto y alejarse de las volatilidades de los mercados de capitales, alcanzando una diversificación basada en una variedad de proyectos, ya sean de diferentes tecnologias o simplemente, con distintas localizaciones.

En este sentido, Dunas Capital cuenta con un equipo especializado en el sector de las energias renovables, que está trabando ya, de la mano de socios técnicos expertos en la materia, en el desarrollo de una cartera de proyectos fotovoltaicos en distintos estados de tramitación, con el fin de ofrecer un vehículo que proporcione acceso a oportunidades de inversión en este ámbito a los inversores interesados, permitiéndoles asi beneficiarse del cash-flow generado a través de la venta de electricidad.
 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User