Nuevo mes positivo para los mercados, en un entorno en el que los datos económicos empiezan a mejorar y los riesgos geopolíticos progresan en la buena dirección. Todo apunta a que Boris Johnson ganará las elecciones en Reino Unido y podrá llevar a término el acuerdo de Brexit alcanzado con la Unión Europea. En la guerra comercial seguimos sin grandes novedades, aunque las sensaciones son positivas ante la posibilidad de un acuerdo parcial (primera fase).

En lo que se refiere a los mercados, el índice mundial de renta variable subió en noviembre un 3,00% en moneda local y un 3,84% en euros, favorecido por la fortaleza del dólar en el mes. La bolsa de Estados Unidos ganó un 3,54% (4,75% en euros). Europa recuperó un 2,54%, con el Ibex 35, de nuevo, un poco rezagado (1,02%). Asia y los mercados emergentes se quedaron, en general, algo atrás con subidas que rondaban el 1%.

Prácticamente cerrada la temporada de beneficios del tercer trimestre, las empresas han vuelto a demostrar en un periodo muy complicado (apogeo de la guerra comercial y base comparativa muy exigente frente al tercer trimestre de 2018) que son capaces de salvar los muebles y, con la excepción de energía y materias primas, presentar resultados positivos.

Para los próximos meses, además, se esperan mejores noticias macro. Alemania ha conseguido contra pronóstico evitar la recesión técnica al crecer un 0,1% durante el tercer trimestre y presentar un IFO de confianza empresarial con mejora en las expectativas para los próximos meses. En la eurozona también parece haberse encontrado un suelo en la macro, con los datos de PMI (manufacturas y servicios) de noviembre por encima de lo esperado. Estados Unidos sigue mostrando un buen tono y ha vuelto a ver revisado al alza su PIB del tercer trimestre hasta el 2,1%.

La dinámica de los mercados continúa siendo positiva al disminuir las tensiones y mejorar las previsiones sobre el crecimiento económico. Las noticias son bastante positivas y las expectativas son altas en estos momentos, lo que está desembocando en cierta complacencia en los mercados ante la que habrá que estar vigilantes. En términos de valoración de los activos seguimos observando las mejores oportunidades de inversión en los mercados de renta variable. Las bolsas se encuentran en niveles de valoración bastante razonables en términos absolutos y en niveles atractivos en términos relativos debido a la nula o escasa rentabilidad de la renta fija y los activos monetarios.

Para el mes entrante mantenemos sin cambios nuestras recomendaciones de inversión: nos mantenemos neutrales en nuestro nivel de exposición a renta variable (50%), continuamos infraponderados en renta fija (35%) y mantenemos nuestra sobreponderación en activos monetarios (15%).

Para leer el documento completo de visión de mercados, puedes descargar el PDF