El ahorro es una carrera de fondo en la que no hay atajos y sí hay dos claves: constancia y disciplina. Como en la música o en el deporte, en el ahorro se debe tener esfuerzo, y realizar un trabajo constante a largo plazo para alcanzar los objetivos y ser los mejores.

Fija el ahorro como una meta, al fin y al cabo lo vas a necesitar para poder alcanzar tus objetivos financieros como lo es la compra de una casa. tu jubilación, un viaje, la educación de tus hijos etc.. 

A la hora de ser un experto tocando algún instrumento musical o siendo un buen atleta se debe tener una rutina o entrenamiento para pulir las técnicas y alcanzar las metas. Porque claro está, sin objetivos en la mira no tiene sentido hacer un esfuerzo real.

¿Quieres ser un atleta del ahorro? Toman nota de estos consejos