BESTINVER
BESTINVER
Equipo de inversión BESTINVER: Food delivery | Inversión en tecnología

Equipo de inversión BESTINVER: Food delivery | Inversión en tecnología

2
Me gusta
0
Comentar
Guardar

No es una moda pasajera. El negocio de comida a domicilio ha llegado para quedarse y tiene todos los ingredientes para triunfar de modo sostenido en el tiempo. Pongamos sobre la mesa algunas cifras para poner en valor este negocio. Según Just Eat, el próximo año el 40% de las ventas de los restaurantes se originarán en el canal online. Ya en 2017, la industria de la comida a domicilio generó 2.400 millones a la economía de nuestro país. A nivel mundial, el negocio moverá 365.000 millones de dólares en 2030, según UBS.

Tecnología, hábitos de consumo y bajos costes forman esos elementos con todas las garantías de éxito entre consumidores e inversores. Pero no todas las food deliveries tienen ese toque especial que las puede hacer irresistibles.

Por ejemplo, la británica de origen danés Just Eat destaca sobre las demás por su modelo de negocio basado en un marketplace, donde los restaurantes usan la aplicación para llevar su comida al domicilio con sus propios repartidores, una estrategia completamente diferente a otros rivales que cuentan con riders autónomos para entregar los pedidos. Su ventaja competitiva a largo plazo, o lo que en el argot del sector también se conoce como foso defensivo, es el denominado efecto red, en el que el consumidor queda atrapado una vez que lo prueba. Esta es la receta que la hace única:

1. HÁBITOS DE CONSUMO

Cada vez cocinamos menos. La vida ajetreada, sin apenas tiempo y el que sobra lo disfrutamos fuera de casa, nos lleva a destinar poco al arte culinario. Según el Barómetro de Tendencias en Restauración 2018, los españoles comen fuera de casa entre 2 y 3 veces por semana y 8 de cada 10 ha incrementado su gasto en restaurantes de comida informal. En paralelo, cada vez usamos más internet para disfrutar de servicios y productos a golpe de clic sin levantarnos del sillón.

2. PENETRACIÓN

Al canal online aún le queda mucho camino por recorrer en usuarios, con una penetración todavía baja, de en torno al 20% en la mayoría de países. Y subiendo en detrimento del canal telefónico.

3. ALTA RETENCIÓN

Una vez que el consumidor hace un segundo pedido, las probabilidades de que se quede de por vida son altas. La compañía no necesita invertir ingentes cantidades de dinero en publicidad y marketing para captar, retener y fidelizar clientes.

4. CONSOLIDACIÓN

Se trata de un mercado joven, que todavía registra pérdidas en algunos países, aunque la mayoría de los costes son fijos, lo que mejora su rentabilidad, y en el que hay varios actores dispersos. Las barreras de entrada son pocas, pero altas para alcanzar la cima. La concentración acaba de comenzar precisamente de la mano de Just Eat, quien se fusiona con con la holandesa Takeaway (en la que también invertimos) para crear un gigante europeo de reparto de comida a domicilio. La operación supone el pago de una prima por el 15% de la británica, lo cual es un precio muy bajo por el potencial que tiene y la tecnología de la que dispone. Sin embargo, sus acciones están muy penalizadas por no tener un equipo gestor de primer nivel y por la alta competitividad. Desde que entramos en 2016 en ambas compañías, los títulos de Just Eat se han revalorizado un 160%; los de Takeaway, un 280%

5. VALOR ESTRATÉGICO

Más allá de su propio valor intrínseco, este negocio aporta un valor añadido a otros players online no necesariamente vinculados al food delivery, pero interesados en ganar posicionamiento bien por tráfico de usuarios, por servicio complementario o por el codiciado acceso a la última milla, la distancia que media hasta el cliente final, ahora tan deseada en plena ebullición del comercio electrónico. Sin duda, la operación entre Just Eat y Takeaway aporta un mayor valor estratégico al ser un jugador global.

Otros competidores del reparto de comida a domicilio, que también tienen presencia en las carteras de Bestinver, son la estadounidense Grubhub y la alemana Delivery Hero.

En conjunto, estas compañías son excepciones en inversiones tecnológicas, un sector que está fuera de nuestro foco inversor, lo que se denomina como círculo de competencia. Son excepciones porque no podemos ignorar el potencial de crecimiento que tienen las empresas de consumo en general y de distribución en particular en internet, un canal ganador en el mundo digital. Esto, unido al carácter defensivo que tiene la alimentación, hacen del reparto a domicilio platos de primera en toda cartera de inversión.

BESTINVER

0 ComentariosSé el primero en comentar
User