Columbia Threadneedle Investments
Columbia Threadneedle Investments
Renta variable UK: resurrección de una clase de activos en horas muy bajas por Richard Colwell, Director de Renta Variable Británica

Renta variable UK: resurrección de una clase de activos en horas muy bajas por Richard Colwell, Director de Renta Variable Británica

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

- El Reino Unido sigue de capa caída, y solo Rusia y Brasil presentan un peor comportamiento desde principios de año. Los responsables de la asignación de activos todavía se muestran reacios a apostar por la renta variable británica, cuyas valoraciones son incluso más baratas que las de hace un año. Las compañías internacionales que cotizan en el Reino Unido ofrecerían un doble descuento con respecto a presentan un descuento medio del 40% con respecto al índice MSCI World.


- El escaso atractivo del Reino Unido refleja el elevado nivel de consenso en los mercados. Mantenemos una firme convicción en el Reino Unido, aunque las tendencias a menudo se prolongan más de lo previsto. Esto genera la oportunidad que observamos actualmente, dado que amplifica el impacto cuando el cambio de dinámica finalmente se materialice.


- Ahora bien, existen cada vez menos posibilidades desaprovechar este valor potencial. Por eso la actividad de fusiones y adquisiciones sigue siendo intensa y se está acelerando, ya que se prefiere ignorar el «ruido» a corto plazo y centrarse en las valoraciones —no hablamos de los participantes del mercado, sino más bien de las firmas de capital inversión (private equity) y las compañías estadounidenses que consideran que el tiempo apremia.
Los participantes del mercado siguen recelando de este arbitraje de valoraciones, aunque, si siguen esperando a tener suficiente certidumbre con la que actuar, esta oportunidad se desvanecerá.


- Los dividendos desempeñan una función crucial en las pensiones, los ahorros y los ingresos de los ciudadanos británicos. La naturaleza inédita de la pandemia, y la consiguiente necesidad de las compañías de restaurar su liquidez, provocó una contracción en los pagos de dividendos en abril y mayo, uno de los movimientos más rápidos, bruscos y de mayor alcance jamás registrados. Este proceso suele producirse al final de cada ciclo, pero la COVID-19 trajo consigo su condensación en tan solo tres semanas. No obstante, desde entonces, conforme se han estabilizado las condiciones, la situación ha dado un vuelco y 60 compañías ya han reanudado los pagos de dividendos. Y más compañías harán lo propio.


- De cara al futuro, esperamos políticas más prudentes y una mejor cobertura, e incluso en el escenario más pesimista las acciones del Reino Unido deberían seguir ofreciendo una saludable prima de rendimiento con respecto a los bonos el próximo año. Por ahora, sin embargo, los balances y la
liquidez revisten una importancia primordial. 

En anteriores desplomes del mercado, los valores que habían impulsado las subidas en los años previos en que se registraron picos son los que
más habrían sufrido en esta última corrección. Como cabe esperar, esto significaría que los valores tecnológicos de Estados Unidos o los valores
chinos habrían resultado ser las rémoras del año y, aun así, en 2020, han despuntado como los valores estrella en los mercados de todo el mundo.
Entretanto, las compañías internacionales que cotizan en el Reino Unido ofrecerían un doble descuento con respecto a sus posibles cotizaciones en
Europa o Estados Unidos, lo que supone un descuento medio del 40% con respecto al índice MSCI World.2


Mercado bipolar
Los mercados de renta variable se han vuelto bipolares, y en ellos las cinco grandes marcas tecnológicas de Estados Unidos (Facebook, Apple, Alphabet, Amazon y Microsoft) son las responsables de la mayor parte de la magnífica trayectoria que ha revelado el mercado del país norteamericano. Sin embargo, se aproximan curvas en el horizonte. Como afirmó el canciller de Hacienda británico, Rishi Sunak, en la evaluación del gasto (Spending Review) publicada en noviembre, la contracción del 11,3% del PIB acontecida en 2020 supone la mayor del país en 300 años.3 Aunque se vaticina que la economía se recuperará en 2021 y 2022, seguimos percibiendo un vía crucis en el futuro.


Analicemos con qué rapidez el mercado de renta variable británico invirtió la tendencia después de que Pfizer y BioNTech anunciaran los buenos datos
de su vacuna contra la COVID-19 a mediados de noviembre. Los muchos meses de rentabilidad superior de los valores de crecimiento se volatilizaron
en un solo día, lo que reveló que muchos inversores contaban con posiciones similares. La proliferación de inversores cuantitativos, fondos cotizados (ETF) e inversiones basadas en factores trajo consigo desequilibrios en el mercado y vino a reflejar el gran nivel de pensamiento de consenso existente. 

Mantenemos una firme convicción en el Reino Unido, aunque las tendencias a menudo se prolongan más de lo previsto. Esto genera la oportunidad que observamos actualmente, dado que amplifica el impacto cuando el cambio de dinámica finalmente se materialice.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User