Los productos financieros estructurados son unos artículos únicos y complejos que se hacen a medida para cada ocasión, por eso no podemos decir si son un buen o un mal producto, ya que no existen dos estructurados iguales. Por lo general se componen de la unión de un producto de renta fija emitido al descuento más un derivado. Estos productos requieren un cierto nivel de cultura financiera y la obtención de nivel de conocimientos altos en los Test MIFID por parte de los clientes.

Leer más