La crisis provocada por la pandemia mundial de COVID-19 ha tenido un fuerte impacto económico, provocando caídas de PIB en 2020 no conocidas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. No obstante, y con los datos que hoy conocemos, podemos afirmar la recesión será muy intensa pero muy corta. El crecimiento mundial para 2021 se estima aproximadamente en un 6%.

Seguir leyendo en la Revista Digital Asesores Financierod EFPA.