Inversimply
Inversimply
4 cosas que puedes hacer de aquí al final de año para pagar menos impuestos

4 cosas que puedes hacer de aquí al final de año para pagar menos impuestos

Pagar menos impuestos en la renta

A nadie le amarga un dulce, y mucho menos cuando implicada reducir tu factura fiscal. ¿Quieres pagar menos impuestos? Pues la clave para hacer es la misma que para ahorrar dinero y hacer crecer tu patrimonio: la planificación.

La renta se paga de un año para otro. Es decir, en 2021 has tributado por los ingresos de 2020 y en 2022 lo harás por los de este año. La traducción es que si esperas a marzo para pensar en el IRPF y los impuestos, irás ya tarde. En ese momento sólo te quedará rellenar bien la renta, pero poco más.

La diferencia entre equivocarte o no al hacer la renta puede ser de 100 euros, pero no de más de 2.000 euros, que es lo que puedes ahorrar si te anticipas. Planificar tus impuestos tienen premio.

Estas son las 5 cosas que puedes hacer para pagar menos en tu declaración de la renta:

1. Invertir en un plan de pensiones

Con un plan de pensiones pagarás menos impuestos todos los años. De hecho, es una de las formas más directas de ahorrar impuestos y también de las más utilizadas. ¿Deberías lanzarte a por uno? La respuesta depende de cuánto dinero ganas hoy y cuánto esperas ingresar al jubilarte.

La ecuación es muy simple, las deducciones de hoy en el IRPF terminarás pagándolas al rescatar el plan de pensiones. Si no haces bien tus cálculos ese supuesto ahorro fiscal puede terminar convirtiéndose en un gasto.

Por eso mismo en Inversimply no recomendamos contratar un plan de pensiones solo para pagar menos impuestos hoy. En todo caso, podría tener sentido como complemento de una cartera que sume otros productos.

2. Planificar las deducciones

Las deducciones son otra forma de pagar menos impuestos. Al planificar tu IRPF debes diferenciar entre las desgravaciones estatales y las autonómicas.

Las deducciones estatales son limitadas. Las más accesibles son la deducción por donativos a ONGs y la inversión en planes, aunque esta en realdad es una reducción.

Sin embargo, la más jugosa es la deducción por invertir en empresas de nueva creación. Gracias a ella podrás desgravar un 30% sobre una base máxima de 60.000 euros. Eso sí, tendrás que mantener tu inversión durante por lo menos cuatros y cumplir otros requisitos que marca la Ley de IRPF.

Por su parte, las deducciones autonómicas son muy numerosas y de lo más variopinto. Existe una versión regional de la deducción por inversión en empresas de nueva creación, pero también otras como la deducción por gastos de guardería, colegio o alquiler de vivienda.

Planificar estas deducciones te ayudará a optimizar tu factura fiscal y pagar menos impuestos.

3. Planificar tus inversiones

Tu ahorro y tus inversiones también tributan y si no lo hacen ahora, lo harán en el futuro cuando recuperes la inversión. Aprender a planificar tus inversiones marcará la diferencia en tu declaración de la renta y en el beneficio real de tu cartera.

Hay dos formas de planificar tus inversiones para pagar menos impuestos. La primera es diferir su pago. En el siguiente punto te contamos como funciona y con qué productos podrás aprovecharla.

La segunda tiene nombre propio. Es lo que se conoce como compensar pérdidas y ganancias patrimoniales.

Compensar pérdidas consiste en algo tan simple como restar las pérdidas a las ganancias que has obtenido y viceversa. Al hacer la renta, Hacienda te permite minorar los beneficios con las pérdidas que hayas sufrido, de manera que al final sólo tributes por tu beneficio real.

Gracias a ella puedes hacer aflorar pérdidas o ganancias según te convenga. Por ejemplo, si has cerrado una operación con pérdidas, aprovecha para vender una posición donde estés ganando. Así una compensará a la otra y no pagarás impuestos.

Lo mismo puedes hacer al revés para recoger ganancias y evitar que Hacienda se quede con entre un 19% y un 26% de tus beneficios.

Esta planificación fiscal de tus inversiones hará que tu dinero crezca más rápido.

4. Aprovecha los productos con ventajas fiscales

No todos los productos financieros pagan los mismos impuestos. Los hay que permiten desgravar, como los planes de pensiones y los que permiten diferir el pago de impuestos.

Diferir impuestos no es más que retrasar su pago. En lugar de pagar hoy por tus ganancias, pagar varios años después. La diferencia entre pagar impuestos hoy o hacerlo mañana es enorme.

Para una inversión de 10.000 euros con un rendimiento del 4% anual esa diferencia es de más de 4.000 euros en capital acumulado después de 25 años gracias al interés compuesto.

El truco está en que el dinero por el que no pagas impuestos (19%-26% de las ganancias) lo puedes reinvertir y hacer crecer más rápido tu capital.

Por eso es tan importante usar productos con diferimiento fiscal si inviertes a largo plazo. Dos ejemplos son:

  • Fondos de inversión. Los fondos cuentan con la ventaja fiscal de que el traspaso está exento de tributar. Así, podrás cambiar de fondo todas veces que quieras sin pagar impuestos. Sólo pagarás cuando finalmente recuperes tu dinero.
  • PIAS. Con los PIAS no pagarás impuestos mientras mantengas tu inversión y el traspaso también está libre del pago de impuestos. Además, si recuperas el dinero en forma de renta vitalicia pagarás un 41% menos de impuestos al jubilarte que con un plan de pensiones, por ejemplo.

Como puedes ver, la clave para pagar menos impuestos está en planificarse. Todavía tienes tiempo hasta el final de año para hacerlo. ¿Te ayudamos?

0 ComentariosSé el primero en comentar
User