Invertir en Salud y Biotecnología

Atención sanitaria, investigación, medicamentos genéricos... Aquí puedes encontrar una selección de empresas cuyo negocio se centra en lo importante: la salud.

Anímate y compara entre todos los productosVer todos

¿Qué son los fondos del sector salud?

¿Tienes dudas? Pregunta a nuestros expertos…

Los fondos de inversión del sector salud son productos cuya cartera se compone principalmente de compañías relacionadas con la industria de la salud.

Dicha industria incluye diversos subsectores muy heterogéneos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Farmacéutico: formado por compañías dedicadas a la fabricación y a la comercialización de medicamentos, agrupa a cotizadas que registran ventas millonarias y a empresas de reciente creación que todavía no han lanzado su primer producto al mercado.
  • De distribuidores de medicamentos: recoge a aquellas organizaciones que actúan como puente o eslabón entre los fabricantes de medicamentos y las farmacias que proporcionan tales medicamentos a los pacientes.
  • Biotecnológico: está constituido por empresas que se sirven de la biología, de la química, de la tecnología y de otras disciplinas para fabricar y comercializar productos utilizados en el tratamiento de determinadas patologías.
  • Biomecánico: incluye a empresas que ofrecen productos y servicios relacionados con la biomecánica, una disciplina científica que estudia la actividad del cuerpo humano y las consecuencias mecánicas derivadas de dicha actividad.
  • De fabricantes de dispositivos médicos: está integrado por compañías encargadas de producir herramientas y dispositivos que se emplean para tratar a los pacientes.
  • De seguros de salud: está formado principalmente por aseguradoras médicas.
  • De servicios asistenciales: recoge a empresas que prestan servicios de cuidado y asistencia a personas mayores o dependientes en residencias especializadas o en el entorno domiciliario.
  • Óptico y de servicios de audición: agrupa a empresas que fabrican y comercializan productos destinados a tratar problemas ópticos y auditivos.

Este tipo de fondos invierte la mayor parte de su patrimonio en renta variable y, al menos, el 50% de ésta en compañías del sector de la salud.

Tipos de fondos de inversión en salud

Dentro de los fondos de inversión en salud, pueden distinguirse dos tipos:

  • Aquellos que invierten en compañías pertenecientes a uno o a varios subsectores del sector salud. La mayoría de los fondos de inversión en salud son de este tipo.
  • Aquellos que invierten en empresas que, perteneciendo a uno o varios subsectores, luchan contra una misma enfermedad, como el cáncer o el coronavirus.

Ventajas e inconvenientes

Los fondos de inversión del sector salud han tomado un protagonismo indiscutible como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Pero, antes de la llegada del virus, ya existían numerosas razones para interesarse por el sector del cuidado de la salud, y todo apunta a que tales razones seguirán manteniéndolo, en el futuro, en el punto de mira de muchos inversores.

Los fondos de inversión en salud se benefician de megatendencias como el envejecimiento de la población y el desarrollo tecnológico

La longevidad, el incremento de la esperanza de vida, la creciente preocupación por el cuidado de la salud y el consecuente incremento de la demanda de servicios médicos, el aumento de la clase media en países emergentes y su acceso a servicios de atención sanitaria y el rápido desarrollo de avances tecnológicos hacen del sector salud un sector tremendamente atractivo y necesario, que se beneficiará, sin ninguna duda, de algunas de las megatendencias que definirán el futuro, tales como el envejecimiento de la población y la innovación tecnológica.

El gasto en el sector salud se ha incrementado en las últimas décadas

Las compañías que ofrecen productos y servicios del cuidado de la salud se encuentran y se seguirán encontrando con un escenario muy favorable para desarrollar su actividad porque el gasto público y privado en productos y servicios del sector salud se ha incrementado sistemáticamente en las últimas décadas y, a día de hoy, el crecimiento del sector es mayor que el de la economía mundial en general.

El sector de cuidados de la salud es muy heterogéneo

Se trata, además, de un sector muy heterogéneo que incluye subsectores diferentes expuestos a distintos niveles de riesgo. El subsector farmacéutico, por ejemplo, es muy defensivo, mientras que el biotecnológico es mucho más arriesgado. Por ello, es posible construir, dentro del mismo sector, carteras muy equilibradas y diversificadas. Las posibilidades para los inversores son prácticamente infinitas, existen fondos que invierten en todo tipo de activos: servicios médicos, farmacéuticas, innovación en salud, oncología, …

Los fondos de inversión en el sector salud colaboran en la lucha contra determinadas enfermedades

El potencial del sector y las buenas perspectivas futuras no son los únicos motivos para invertir en salud. Al adquirir un fondo de inversión del sector healthcare o de cuidado de la salud, el inversor se convierte en uno de los protagonistas de la lucha contra ciertas enfermedades, su inversión hace posible que la calidad de vida de los pacientes mejore, que su esperanza de vida se incremente y que se continúen investigando y previniendo determinadas patologías.

A pesar de las bondades mencionadas, no debe olvidarse que los fondos del sector salud poseen carteras formadas por empresas que, en ocasiones, requieren importantes inversiones en I+D+i y que actúan en un sector muy regulado en el que han de cumplir estrictas normativas.

¿Son para mí?

Para saber si los fondos de inversión del sector salud son adecuados para el inversor, lo primero que hay que tener en cuenta son los objetivos que pretende conseguir con la inversión, el horizonte temporal y, sobre todo, su tolerancia al riesgo.

Para inversores de perfil moderado o arriesgado

Puesto que se trata de fondos que invierten la mayor parte de su capital en renta variable, los inversores deberán estar dispuestos a asumir cierto riesgo a cambio de obtener una rentabilidad potencial atractiva.

Para inversores interesados en empresas en crecimiento

Son fondos de inversión interesantes para los inversores que buscan compañías en crecimiento. Muchas empresas nacidas recientemente presentan un importante potencial de crecimiento, pues los productos que fabrican y los servicios que prestan son o serán muy demandados en un futuro próximo.

Para inversores que quieran diversificar su cartera o que busquen un fondo diversificado

Los inversores que necesiten diversificar su cartera o que deseen un fondo de inversión diversificado podrían encontrar en los fondos de salud una opción interesante, pues los subsectores tan variados que conforman el sector de cuidados de la salud permiten realizar inversiones que soportan niveles de riesgo distintos y cuyos precios evolucionan de forma diferente.

Para inversores que intentan evitar sectores cíclicos

Los fondos de inversión en salud son recomendables también para los inversores que huyen de sectores cíclicos. La demanda de servicios médicos no sigue un ciclo ni se produce únicamente en una época determinada, ya que se trata de  servicios que la población necesita constantemente y cada vez en mayores proporciones.

Para inversores socialmente responsables

Por su puesto, son una alternativa a considerar  para aquellos que quieren apoyar una causa como la lucha contra cierta enfermedad o que buscan alternativas de inversión socialmente responsables. Las compañías en las que invierten los fondos del sector salud trabajan por encontrar una cura para determinadas enfermedades, por mejorar la vida de sus pacientes y por prevenir distintas dolencias.
 

¿Son seguros?

Como el resto de fondos, los fondos de inversión en salud, son productos muy seguros porque no forman parte del balance de los bancos, esto quiere decir que, si el banco en el que el inversor ha depositado sus ahorros para adquirir el fondo de inversión quebrase, no perdería su dinero. No obstante, a la hora de invertir, siempre se asumen ciertos riesgos que dependen de las características particulares de cada fondo, de los activos que componen su cartera y de la habilidad de su equipo de gestor.

En general, han de tenerse en cuenta los siguientes riesgos:

Riesgo de mercado

Es el riesgo que soporta cualquier vehículo de inversión en renta variable. Está relacionado con el comportamiento de los mercados financieros y con la evolución económica de las compañías en las que se invierte.

Riesgo de crédito

Si el fondo invierte en renta fija, existe la posibilidad de que el emisor no pueda hacer frente al pago del principal ni de los intereses correspondientes.

Riesgo de liquidez

Si el fondo está integrado por activos para los que no hay un número suficiente de compradores interesados, los gestores podrían verse obligados a vender tales a activos a precios poco atractivos, provocando, en consecuencia, una disminución de la cotización del fondo en cuestión.

Riesgo de inversión en países emergentes

Si el fondo invierte en países emergentes, su precio está sometido a una volatilidad mayor que si lo hace en mercados desarrollados.

Riesgo de divisa

Si el fondo invierte en activos denominados en monedas distintas al euro, soportará un riesgo de divisa motivado por las posibles fluctuaciones de los tipos de cambio.

Riesgo por inversión en instrumentos financieros derivados

Los instrumentos financieros derivados son productos complejos con los que se asumen ciertos riesgos.

El riesgo más importante que toman los partícipes cuando invierten en fondos del sector salud es el riesgo de mercado ya que, si el fondo sufre pérdidas, el inversor podría perder una parte o la totalidad de los ahorros invertidos.

Los fondos de inversión del sector salud se han considerado tradicionalmente fondos defensivos a los que no afectaban los cambios en los ciclos económicos. Sin embargo, en la actualidad, debido a la aparición de nuevos subsectores, el sector salud es totalmente heterogéneo. Pueden encontrarse fondos que invierten en compañías de subsectores defensivos, como el farmacéutico, otros que lo hacen en empresas de subsectores como el biotecnológico, asumiendo riesgos mayores, y otros, más diversificados, que adquieren compañías de subsectores que soportan niveles de riesgo diferentes.

¿Cómo elegir?

El sector de la salud es uno de los principales beneficiados de los desarrollos tecnológicos y de la era digital. Se encuentra en continuo crecimiento y ofrece numerosas oportunidades a todo tipo de inversores, desde los perfiles más moderados hasta aquellos que están dispuestos a ser más agresivos para obtener rentabilidades mayores.

Teniendo en cuenta el perfil de riesgo: conservador, moderado o arriesgado

Uno de los aspectos que ha de considerarse a la hora de elegir un fondo de inversión en salud es el riesgo que se asumirá con el fondo escogido. En función del riesgo, los fondos se categorizan en una escala que va desde el 1 (menor riesgo) hasta el 7 (mayor riesgo).

Considerando los objetivos, el horizonte temporal y los intereses temáticos del inversor

Además, deben tenerse en cuenta los objetivos a conseguir, el plazo de la inversión y los intereses del inversor. Éste ha de preguntarse para qué quiere invertir, cuándo le gustaría recuperar sus ahorros y qué subsectores son interesantes para él o con qué causas desearía colaborar. El sector es tan amplio y heterogéneo que son muchísimas las opciones a escoger. Eso sí, lo más recomendable es asegurarse de que se elige un fondo con una cartera bien diversificada y gestionado por un equipo profesional, que sea capaz de realizar los cambios necesarios y de tomar las decisiones adecuadas cuando surjan imprevistos o cuando se detecten nuevas oportunidades.

Analizando las comisiones

Otro factor determinante en la elección de un fondo de inversión en salud son las comisiones que soporta el partícipe, ya que influirán notablemente en la rentabilidad final obtenida. Es importante comparar las comisiones que exige cada gestora, porque podrían variar considerablemente (aunque, en cualquier caso, la comisión de gestión nunca podrá sobrepasar el 2,25%).

Comparando su evolución con la de su índice de referencia

Por último y a pesar de que rendimientos pasados no garantizan ganancias futuras, es útil analizar si el fondo escogido ha sido capaz de batir a su índice de referencia.
 

¿Qué empresas ofrecen salud y biotecnología?

¿Tienes dudas? Pregunta a nuestros expertos…
EBN BancoEBN Banco

EBN es un Banco Español de Negocios, con más de 30 años de experiencia ofreciendo fórmulas de inversión y ahorro, con una reputación como entidad altamente especializada.

Evo BancoEvo Banco

Queremos ser un banco diferente. Tan claro y sencillo que nos entiendas en 280 caracteres. Hay otra forma de hacer banca.

IronIA FintechIronIA Fintech

¡Libertad para invertir! Invierte en los mejores fondos con el menor coste

MyInvestorMyInvestor

El neobanco experto en inversión. Fondos indexados de Vanguard, iShares y Amundi, sin mínimo de inversión ni comisiones de custodia. Más de un centenar de Fondos Plus de gestión activa de las principales firmas nacionales e internacionales. 65 planes de pensiones de 25 firmas diferentes. Y la hipoteca más atractiva del mercado.

Renta 4 BancoRenta 4 Banco

En Renta 4 Banco damos servicios a clientes, no vendemos productos sino que gestionamos carteras y elaboramos productos de forma instrumental para dar un servicio de calidad y especializado a clientes que desean ayuda en la inversión de sus ahorros. De esta forma, aportamos el valor de ayudar a la gente a que conserve e incremente su patrimonio. Nuestra función para poderlo conseguir es interpretar la realidad, lo que está pasando, y traducirlo a carteras de inversión o de patrimonio en función del perfil y la situación de cada cliente. Es un proceso delicado, que requiere un esfuerzo de percepción, análisis y elaboración, analizando muy bien los riesgos y los beneficios y trasladándolos a la cartera de cada cliente.