Completo y formativo artículo de la revista Inversión, con la colaboración de DPM Finanzas , en el que se analiza el impacto del factor emocional a la hora de invertir y la necesidad de contar con la ayuda de asesoramiento profesional y sin conflictos de interés para tomar decisiones racionales.  

En mi humilde opinión "La mayoría somos conscientes de la prioridad de ahorrar para el futuro y de la necesidad de poner el dinero a trabajar (para al menos evitar que se lo coma la inflación) pero existe un menor conocimiento sobre el impacto negativo del factor emocional en nuestras decisiones de inversión que además es "innato" al ser humano. El primer paso es reconocer su existencia y el segundo es valorar si la ayuda de un asesor profesional y sin conflictos de interés nos puede ayudar a convivir más fácilmente con él."

inversor que pasa por su cabeza from DPM Finanzas EAF