Estimados inversores,

 

Las bolsas iniciaron el año 2020 con un tono moderadamente positivo, que se vio alterado, a finales de enero, con la confirmación de que el brote de coronavirus en China estaba alcanzando dimensiones preocupantes y que ello podría tener consecuencias relevantes para la actividad económica. De momento, parece que la expansión de la epidemia más allá de la zona de Wuhan es marginal. En todo caso, es indudable que cuando los muertos empiezan a contarse ya por millares, y la población en cuarentena por decenas de millones, en una zona con gran actividad industrial y ligada a la economía global, la cautela sobre las consecuencias que la crisis del coronavirus pueda tener para los mercados bursátiles, es necesaria.

 

Creo, sin embargo, que el escenario más probable es que, en pocas semanas, la actividad económica en China se normalice y el impacto de la crisis no afecte en más de un punto porcentual las expectativas de crecimiento económico del gigante asiático para el conjunto del año, y en alguna décima al crecimiento global.

 

Haber esperado las dos primeras semanas de febrero para publicar la carta, nos ha permitido ir conociendo ya una buena parte de los resultados de cierre de 2019 publicados por las compañías que tenemos en cartera: 16 de las 24 empresas de las que somos accionistas han presentado ya resultados. Y, en general, no ha habido sorpresas relevantes. 3 empresas (Air Liquide, SAP y LVMH) han registrado crecimientos del beneficio recurrente superiores al 10%, y otras 3 (Commerzbank, Daimler y Société Générale) han publicado resultados inferiores a los alcanzados en 2018. Las 10 empresas restantes han cerrado 2019 con aumentos de beneficio recurrente de un dígito porcentual con respecto al año anterior, en línea con el crecimiento nominal global de los sectores y geografías en los que operan con posiciones de liderazgo.

 

En lo que llevamos de año (hasta el día 12 de febrero), el valor liquidativo de Abante European Quality se ha revalorizado un 1%, frente al 3% de ganancias del índice Euro Stoxx 50. Desde su nacimiento, en abril de 2013, nuestro fondo acumula una revalorización del 56%, frente al 36% del índice en el mismo período.

 

Mantenemos sin cambios nuestra cartera, integrada por acciones de 24 grandes compañías de la zona euro, con un fuerte peso en el sector bancario, que sigue representando aproximadamente un tercio del patrimonio y que confiamos que contribuya, con un marcado diferencial positivo frente al índice general, a la rentabilidad del fondo en 2020.

 

Muchas gracias por su confianza

 

Josep Prats