El desastre de Abengoa, nadie habla de los errores en el mundo de la inversión, pero es de los errores donde más se aprende. Corría el mes de Junio cuando el mercado empezó a convulsionar, el mercado se vino abajo de forma dolorosa para todos los que tenemos carteras en Equity con posiciones Long.

Llegue a tomar posiciones largas sobre Abengoa hasta en tres ocasiones, inversión que ha resultado ser un desastre. Pero como comentare muy útil para aprender. Entré en la acción Abengoa B por pura casualidad, existen dos clases de acciones de Abengoa, Abengoa con ticker ABG:MC y Abengoa B con ticker ABG/P:MC el caso es que ese día Abengoa caía un 10% sin una razón aparente, el mercado también caía pero sus cuentas parecían relativamente claras, pese al enorme agujero en el que se encuentra, por lo que no había una razón clara para que el mercado la castigase de esa forma, en el momento en el que abrí mi primera operación Abengoa B caía un 18%, momento que consideré interesante para ir tomando posiciones, solo abrí la posición con el 16,66 % del capital que plantee meter en un principio, por si acaso seguia a la baja, como así sucedió. En el gráfico de la cotización, se puede ver la enorme caída que ha tenido la compañía en la elipse coloreada de azul claro.

 

Cuando abrí la segunda operación Long ya estaba con una exposición del 50% sobre el total de lo que me permitiría invertir en la empresas, aun así, siguió cayendo, bajando sin piedad, sin dar un solo día de respiro. Una semana después en el nivel del 1,57 € lance la última bala, ya con una exposición del 100% y sin entender muy todo el descuento que el mercado estaba haciendo sobre la acción.

Me puse a revisar las cuentas otra vez, desempolve todos mis conocimientos de contabilidad financiera y de análisis contable, entonces comprendí que por la ingeniería contable yo había subestimado el agujero en el que se encuentra Abengoa. Empecé a revisar sus planes estratégicos con más detenimiento y es donde admito que me equivoqué al entrar en la acción, al menos en largo, porque si hubiese abierto una posición corta la historia sería muy distinta.

Perder en mercado es una parte intrínseca del mismo. Lo importante está en ganar más de lo que se pierde, y por suerte puedo clasificar estás pérdidas como asumibles y controladas dentro del balance de mi cartera, que por cierto se llama Global Dynamic Markets, ya que invierte en mercados internacionales, llegando a tener un 40% invertido fuera de España.

 

Sí analizamos las pérdidas que ha generado la operación estás son del 54,49% de la inversión. La diferencia entre el ROI bruto y el Neto está determinada por los costes en comisiones y los cánones de bolsa que hay que pagar por cada operación. Lo importante aquí es que la pérdida relativamente al patrimonio total de la cartera es del 12,10%, una cifra elevadísima pero con perspectivas a compensarse con el resto de inversiones. Los puntos de entrada en el resto de la cartera están profundamente estudiados y contrastados con varios indicadores y datos estadísticos, el caso de Abengoa es un hecho puntual que se dio por no poder explicar la caída en su momento.

Sobre porque cerrar ahora la operación ha sido una decisión basada en la últimas noticias recibidas sobre un posible cambio en el nominal de las acciones, ya que si se reduce su valor a 0,02€ es muy probable que el mercado acerque la cotización a esta cifra, por lo que para evitar más pérdidas ha llegado el momento de cerrar y despedirse de Abengoa.

 

Valor

T/Operación

ROI Bruto %

ROI Neto %

Abengoa B

Long

-63,2244 

-63,4891

Abengoa B

Long

-58,3996 

-58,7897

Abengoa B

Long

-46,1684 

-46,3873

 

 

% Patrimonial

22,20%

ROI Operación

-54,49%

ROI/Patrimonial

-12,10%

 

 

Como he dicho al principio, de las pérdidas es donde más se puede aprender, por lo que mis lecciones son, leer las cuentas siempre antes de tomar una decisión, observar el gráfico pero darle el peso justo, no sobreponderarlo. Analizar sus planes estratégicos y estudiar a los dirigentes de la compañía, así como a todo aquel que les financie y su política de deuda.

Espero poder cerrar el ejercicio dejando Abengoa como una anécdota de aprendizaje inherente al mercado y a la dedicación que le tengo a este sector.