Cuidado con dejar las deducciones para el final del ejercicio

Cuidado con dejar las deducciones para el final del ejercicio

2
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Esperar al final de año para planificación fiscal

Es habitual dejar para el último trimestre del año todo lo que tiene que ver con las deducciones y los impuestos. Es más, hay quienes esperan incluso a diciembre para hacer cualquier movimiento e inversión destinada a pagar menos impuestos.

Entre las inversiones que puedes desgravar en la renta hay tres que se repiten de forma habitual: aportaciones a planes de pensiones (y traspasos), invertir en empresas y compensar pérdidas y ganancias patrimoniales. A estas fórmulas para pagar menos impuestos hay que añadir la de amortizar parte de la hipoteca de forma anticipada.

Si has planificado realizar cualquiera de estas inversiones, cuidado con dejarlas para el final del año. Y es que toda operación tiene sus plazos y si esperas hasta el último momento puedes quedarte compuesto y sin deducción. Esto es lo que debes saber para evitarlo. 

Aportaciones a planes de pensiones

Una de las ventajas fiscales de los planes de pensiones es que permiten pagar menos impuestos por las aportaciones. En concreto, el dinero que inviertas hasta 8.000 euros se reducirá de tu base imponible para pagar menos impuestos en la renta. No obstante, a partir del próximo año, este límite quedará fijado en los 2.000 euros. Con la siguiente simulador puedes ver cuánto invertir en un plan de pensiones para desgravarte.

¿Tienes dudas sobre cuál elegir? Aquí puedes ver 8 herramientas interactivas y simuladores para elegir un buen plan de pensiones.

Si estás pensando en aportar a tu plan para desgravar en el IRPF, no esperes hasta el último día del año. Mientras que das la orden de trasferencia de los fondos hasta que se hace efectivo el traspaso pasará un tiempo que puede jugar en tu contra a ojos de Hacienda. En otras palabras, puedes pensar que estás haciendo una operación en 2020 y en realidad estar ejecutándola en 2021.

La clave en este punto está en el momento de la firma del plan y el traspaso del capital. Las transferencias bancarias tardan un día hábil en ejecutarse entre diferentes entidades en España. De esta forma, si das la orden el 24 de diciembre, no verías el dinero en la cuenta hasta el 26 de diciembre. Además, la hora en la que se transmita la orden también cuenta. Es lo que se denomina hora de corte. A modo de ejemplo, si la hora de corte en tu banco son las 5 de la tarde, toda orden que se emita a partir de esa hora contará como si se hubiera efectuado al día siguiente. 

Traspaso de plan de pensiones

Los últimos meses del año llueven las ofertas para el traspaso de planes. Muchas personas aprovechan estas bonificaciones en el traspaso de planes de pensiones para obtener una rentabilidad adicional al realizar sus aportaciones. En otras palabras, ganan un dinero al tiempo que ajustan la deducción por invertir en planes.

Los límites de la deducción siguen siendo los mismos que en una aportación al uso, pero no así los tiempos. El plazo para el traspaso de un plan de pensiones de una entidad a otra puede extenderse en torno a siete días hábiles. Primero, el banco al que te llevas el plan dispone de dos días hábiles desde que tiene toda la información para solicitar al banco en el que tienes el plan el traspaso. Lo normal es que no demoren la operación.

No ocurre lo mismo con el banco de origen. Tu banco dispone de un máximo de cinco días hábiles para ordenar la transferencia y enviar la documentación para que se realice el traspaso. De esta forma, si firmas los papeles un lunes, podrías tener que esperar hasta el miércoles de la siguiente semana hasta que finalice la operación.

Compensar pérdidas y ganancias patrimoniales

Otra alternativa para pagar menos impuestos es compensar pérdidas y ganancias. Es decir, si arrastras pérdidas de años anteriores puedes hacer aflorar ganancias para compensarlas y ahorrar enter un 19% y un 26% en el IRPF -mira aquí cómo compensar pérdidas y ganancias en la renta-.

Al plantear la operación debes tener en cuenta que los plazos pueden variar en función del producto de inversión. Si lo que vas a vender es una acción, la orden se cursa de forma inmediata, siempre que el mercado esté abierto y haya liquidez. 

Además, desde que cursas la orden hasta que el dinero está en tu cuenta pueden pasar hasta tres días hábiles. En la cuenta de tu bróker verás el dinero, pero sólo estará disponible a efectos contables. Para que lo entiendas mejor, es fácil que tu banco te permita operar con él, pero seguramente no te deje traspasarlo porque el capital no está efectivamente en tu cuenta.

En el caso de los fondos de inversión, la normativa también establece un plazo de tres días hábiles desde que se cursa la orden hasta que se produce el reembolso. Si se trata de un fondo de inversión inmobiliaria el plazo aumenta hasta los 10 días.

Además, para reembolsos por una cantidad superior a 300.000 euros es necesario un preaviso de 10 días.

Invertir en empresas

La inversión en empresas de nueva creación también tiene premio fiscal. En este caso los plazos sí que pueden alargarse en el tiempo dependiendo de la empresa. Al no tratarse de compañías cotizadas ni existir un mercado regulado, el proceso se suele demorar desde que cursas la orden de envío del dinero hasta que se firma la compra de las acciones y después se ingresa en el registro y se cambian los estatutos (en caso de que se trate de una ampliación de capital). En total, podemos hablar de semanas desde que planteas la operación hasta que, efectivamente, firmas y se tiene en cuenta a efectos fiscales.

La operativa es más ágil con las empresas del MAB, que dependiendo de la comunidad autónoma también permiten desgravar. En este caso el funcionamiento es similar al de cualquier acción. Siempre que haya disponibilidad de títulos, el plazo desde que cursas la orden hasta que la ejecutas es casi inexistente.

Amortizar parte de la hipoteca

Si compraste una casa antes de 2013 puedes desgravar el dinero que pagas de hipoteca hasta un máximo de 9.040 euros en tributación individual y conjunta (si estás casado y haces la declaración individual ambos podréis deducir hasta ese límite, entre otras ventajas).

En caso de que no hayas pagado esos 9.040 euros de hipoteca en 2020, amortizar parte del capital de forma anticipada te ayudará a pagar menos impuestos y menos intereses por la casa. En este enlace puedes averiguar si merece la pena pagar parte de la hipoteca antes de tiempo.

Los plazos que debes observar en este caso son los propios de las transferencias bancarias y la firma de la amortización en el banco.

La moraleja es clara, aprovecha el market timing para invertir en el plan que decidas o hacer aflorar ganancias o pérdidas, pero no apures demasiado el reloj.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User