Fondos de inversión

Ranking de fondos


Categorías


Principales categorías por patrimonio y rentabilidad

Rentabilidad anualizada 5 años

Ranking de categorías

Por número de seguidores

3.479
RV Europa Cap. Flexible
47 fondos
2.714
RV España
71 fondos
1.593
Mixtos Defensivos EUR
91 fondos
955
RV USA Cap. Grande Blend
91 fondos

Gestoras


Principales gestoras por patrimonio y rentabilidad

Rentabilidad anualizada 5 años

Ranking de gestoras

Por número de seguidores

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es un vehículo que reúne el dinero de diversos ciudadanos o compañías para invertirlo de modo conjunto, delegando en un gestor la capacidad de decidir dónde hacerlo.

Con una sola inversión, puedes tener distintas acciones o bonos en cartera. Además, al hacerlo junto con otros inversores, la suma es mayor y permite tener acceso a los mejores gestores y a un menor coste que hacerlo de modo individual.

El inversor español tiene a su disposición miles de fondos y 3.000 SICAV, que también son vehículos de inversión colectiva. La enorme mayoría resultan accesibles para cualquier tipo de ahorrador, mientras que otros están sólo al alcance de las grandes fortunas o empresas.

Los fondos de inversión están regulados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Volver al índice

¿Por qué invertir en fondos de inversión?

Los fondos de inversión ofrecen numerosas ventajas para la inversión a largo plazo:

  • Diversificación. Con una sola inversión se accede a toda una cartera de distintas acciones y mercados, en función de nuestro perfil inversor y del riesgo que queramos asumir y de cómo queramos invertir. Al tener muchos activos se reduce el riesgo de pérdidas significativas que tenemos al contratar sólo unas pocas acciones, por ejemplo.
  • Ventajas fiscales. Los fondos de inversión tributan por ahorro y la legislación española permite a los partícipes mover el dinero de un fondo a otro retrasando el pago de impuestos por las plusvalías
  • Seguridad. Los fondos de inversión no están dentro del balance del banco. Es decir, a diferencia de lo que ocurre cuando contratamos un depósito, el banco no puede "prestar" ese dinero a otros bancos ni a un ciudadano en una hipoteca. Si la gestora quiebra, la CNMV nombrará otro gestor del fondo, pero el dinero no sufrirá.
  • Gestión profesional. En el día a día los inversores no siempre tenemos el tiempo necesario para poder analizar todas las opciones de inversión en busca de los mejores activos ni vigilar si se trata de una cartera equilibrada y con una gestión apropiada del riesgo. Al contratar un fondo esta labor la delegamos en un profesional, que buscará para nosotros la mejor rentabilidad ajustada a riesgo si elegimos bien.
  • Transparencia. El inversor tiene un amplio acceso a la información más relevante del fondo y la gestora. Por ejemplo, informes mensuales con los últimos datos del fondo (valores en cartera, rentabilidad, etc.), análisis de los gestores sobre la evolución de la estrategia, inversiones que mejor y peor están evolucionando… En el caso de los fondos españoles, trimestralmente se publica su cartera completa en la web de la CNMV, información que puedes encontrar en nuestra píldora En qué invierte tu fondo en Finect.

Volver al índice

¿Qué rentabilidades tienen los fondos?

Hay tanta diversidad en los fondos de inversión que resulta complicado dar una cifra agregada. Dependerá sobre todo del riesgo que estamos dispuestos a asumir y el tipo de activo elegido. Puedes consultar todos los detalles de tus fondos aquí. Históricamente, los fondos de renta variable han tenido mejor rentabilidad a largo plazo que los de renta fija, aunque también muchos más sustos por el camino.

Dicho lo cual, si miramos la rentabilidad media de los fondos españoles, con datos a cierre del primer semestre de 2017, se sitúa en el 3,6% anual a un plazo de 5 años; en el 1,7% anual a 10 años; 2,3% anual a 15 años; 2,12% a 20 años y 3,4% a 25 años, según los datos de Inverco, la asociación del sector.

Pero por categorías, podemos encontrar desde rentabilidades anualizadas del 6% a 15 años entre los de bolsa española hasta pérdidas del 1,2% entre los que invierten en acciones japonesas. E incluso dentro de una misma categoría, hay diferencias enormes entre los mejores y los peores fondos en cada plazo.

Por eso es tan importante elegir bien tanto el tipo de fondo, según su riesgo, como la categoría y el equipo gestor al que confiamos nuestro dinero.Puedes comparar entre distintos fondos con esta píldora.

Volver al índice

¿Qué riesgos tienen los fondos?

El riesgo principal al invertir en fondos es que las rentabilidades sean negativas, ya sea porque el equipo gestor se ha equivocado en sus decisiones o porque hemos elegido un tipo de activo que ha ido muy mal. Por ejemplo, muchos fondos inmobiliarios todavía sufren las consecuencias del pinchazo de la burbuja en 2008.

Además del riesgo de mercado, hay un potencial riesgo de liquidez, aunque lejano. En casos muy especiales, la gestora puede suspender las retiradas de dinero por parte de los partícipes, si hay un movimiento masivo de salidas, para evitar tener que malvender la cartera para atender esas necesidades y que esto perjudique al resto de partícipes.

Pero como ya hemos dicho más arriba sobre el riesgo de los fondos de inversión, éstos están al margen de los balances de las entidades y no les afectan los problemas que éstas puedan sufrir. La clave está en cómo evolucionan los activos en los que invertimos a través del fondo.

Volver al índice

¿Qué fondo de inversión elegir?

Para responder esta pregunta primero hay que hacerse otras, como para qué necesitamos el dinero, qué tipo de rentabilidad necesitaremos para alcanzar nuestros objetivos y, especialmente, hasta qué punto vamos a tener que necesitar ese dinero en los próximos meses.

Si no vamos a tocar el dinero en un plazo considerable de tiempo, los fondos de renta variable ofrecen la mejor rentabilidad a largo plazo. Pero hay que tener claro que su volatilidad es mayor. Por eso, si vamos a tener necesidad de recurrir a ese dinero a corto plazo, quizá no sean la opción más apropiada porque podríamos tener que vender en el peor momento.

En este escenario, tendríamos que buscar opciones más conservadoras y con menor volatilidad entre los fondos de renta fija o de retorno absoluto, pero de nuevo prestando mucha atención a los productos concretos que seleccionemos.

Si tenemos claro el tipo de fondo y el riesgo, ya tenemos herramientas más sencillas que nos pueden ayudar a tomar la decisión final, como comparadores de fondos de inversión o indicadores de la rentabilidad de un fondo comparado con su volatilidad, como las estrellas de Morningstar que puedes consultar también en las fichas de cada fondo en Finect.

En Europa todos los fondos tienen un indicador de riesgo, SRRI, definido por los reguladores y supervisores de la industria, que va desde un 1 cuando se considera que es bajo hasta un 7 cuando es alto. Un inversor puede elegir un fondo que esté en línea con su propio perfil de riesgo o hacer una cartera equilibrada entre fondos con distintos riesgos cuyo riesgo total esté en línea con su perfil. Descubre aquí tu perfil de riesgo.

Volver al índice

¿Cómo invertir en fondos de inversión?

Hay dos opciones para invertir en fondos de inversión, hacerlo directamente a través de la gestora que los ‘fabrica’ o a través de otras plataformas de fondos, como supermercados o plataformas de fondos. Esto, con independencia de que lo hagamos personalmente o lo haga un asesor por nosotros.

En España, sólo las gestoras nacionales ofrecen la posibilidad de hacer contratación directa de fondos de inversión. Las firmas internacionales sólo ofrecen la opción de hacerlo a través de una entidad comercializadora, que se puede encontrar en la página web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La mayoría de entidades que tiene grupo en Finect ofrecen información dentro de su espacio sobre cómo contratar sus fondos. Encuentra tu entidad en nuestro buscador.

Para poder contratar un fondo, tan sólo es necesario por lo tanto darte de alta como cliente en la gestora o en la plataforma correspondiente, dar una orden de suscripción por la cantidad que deseemos y realizar la transferencia a la cuenta que nos faciliten.

Volver al índice

¿Qué son los reembolsos? ¿Y las suscripciones?

En fondos de inversión, los inversores se denominan partícipes y cuando hablamos de meter dinero se habla de suscripciones, mientras que si retiramos hacemos un reembolso. Las salidas de dinero se pueden hacer de golpe (reembolso total) o sacando sólo una parte (reembolso parcial).

Volver al índice

¿Cómo funciona un fondo de inversión?

El fondo invierte el dinero de todos los partícipes según su política de inversión y el criterio de su equipo gestor, de acuerdo con las bases que ha establecido en el folleto del fondo de inversión.

Según va entrando dinero de los partícipes en la cuenta del fondo, el gestor decide dónde lo invierte o si lo mantiene en liquidez hasta que vea oportunidades significativas. Hay algunos que van invirtiendo proporcionalmente el dinero en las inversiones que tienen en cartera y otros que prefieren hacerlo de un modo menos automático.

Todas las posiciones que tiene el fondo, que físicamente están en una entidad depositaria distinta a la gestora, se valoran diariamente para calcular el patrimonio del fondo y el valor de cada participación. Si un día sacamos el dinero, lo haremos a la valoración que se haya realizado ese día o el anterior en función de a qué hora hemos dado la orden de reembolso.

Volver al índice

¿Cuáles son las comisiones de un fondo de inversión?

Los fondos de inversión pueden tener distintos tipos de comisiones:

Comisión de gestión: la que cobra la entidad por el servicio de invertir nuestro dinero y buscar las mejores rentabilidades ajustadas a riesgo. Esta comisión es un porcentaje anual sobre el patrimonio del fondo, que se aplica en su parte proporcional cada día en el cálculo del valor liquidativo.

Las comisiones de gestión están limitadas por ley con estas cifras:

  • 2,25% anual si se calcula sobre el patrimonio del fondo
  • 18% si se calcula sobre los resultados anuales del fondo
  • 1,35% anual sobre patrimonio más el 9% sobre los resultados anuales si se calcula sobre ambas variables

Además, hay una comisión de depositario, cuyo límite se sitúa en el 0,20% anual del patrimonio del fondo, y puede haber también de suscripción y reembolso, donde el límite está en el 5% del precio de las participaciones.

Las comisiones de un fondo pueden ser muy importantes para la rentabilidad final de la inversión. Si su fondo está entre los más caros, cerca del límite, el inversor debe asegurarse de que el gestor realmente está ganándose ese sueldo y consigue superar de modo constante a lo largo del tiempo al resto de fondos comparables.

Si no, mejor pasar a uno barato, ya que la diferencia en comisiones a largo plazo puede suponer muchos miles de euros al final de la inversión. Puedes analizar si tu fondo te aporta valor en función de su coste con esta píldora Calcula el coste de tus fondos.

Además de las comisiones directas, hay otros gastos que también pueden mermar nuestra rentabilidad, por lo que es aconsejable fijarse en la cifra de gastos corrientes del fondo o el TER (expresados como un porcentaje sobre el patrimonio del fondo). Los gastos totales incluyen las comisiones de gestión y depositario, los servicios exteriores y otros gastos de explotación. Como recuerda la CNMV, “conviene tener en cuenta que un fondo de inversión puede aplicar distintas comisiones a las distintas clases de participaciones que emita, diferenciándose por criterios como las políticas de comercialización, el volumen de inversión, la divisa de denominación u otros parámetros”.

Volver al índice

Fiscalidad fondos de inversión

La tributación de los fondos depende de la legislación fiscal aplicable a cada partícipe. Los rendimientos obtenidos por los Fondos de Inversión tributan al 1% en el Impuesto sobre Sociedades. Los rendimientos obtenidos por personas físicas residentes como consecuencia del reembolso o transmisión de participaciones tienen la consideración de ganancia patrimonial, sometida a retención del 19% o de pérdida patrimonial.

Y los rendimientos obtenidos por personas se integrarán, a efectos del impuesto sobre la renta de las personas físicas, en el tipo que corresponda según cada caso. Los fondos de inversión tienen una gran ventaja fiscal en España, en comparación con la inversión directa, que es la figura del traspaso. Estas son algunas diferencias entre fondos y otros productos,como los depósitos.

Volver al índice

¿Qué son los traspasos?

Consiste en sacar todo o una parte del dinero de un fondo para llevarlo inmediatamente a otro, ya sea de la misma entidad o de otra. En esta operación el inversor no dispone en ningún momento de la cuantía derivada del reembolso.

Su gran ventaja es que, si teníamos plusvalías en el fondo original, al optar por la fórmula del traspaso retrasamos el pago de impuestos hasta que hagamos un reembolso.

Siempre que tengamos un fondo en plusvalías y queramos llevar nuestro dinero a otro, deberíamos optar por dar una orden de traspaso para beneficiarnos de este favorable tratamiento fiscal. Descubre aquí cómo hacer un traspaso y, si estás pensando en cambiar, encuentra aquí fondos más rentables que el tuyo.

Volver al índice

¿Cómo declarar fondos de inversión?

Las ganancias o pérdidas patrimoniales derivadas de la inversión en fondos hay que indicarlas en la declaración de la Renta del ejercicio correspondiente a la fecha de reembolso de las participaciones.

Puedes compensar las ganancias que hayas obtenido en la declaración con las pérdidas de ejercicios anteriores. Descubre aquí las casillas clave de la renta que debes rellenar si eres un inversor.

Volver al índice

¿Qué son los fondos de inversión garantizados?

Los fondos garantizados aseguran al partícipe un determinado porcentaje de su inversión, que puede llegar a ser parcial, total o incluso también que incluya una rentabilidad mínima. La garantía la aporta la entidad financiera, no el Estado, por lo que hay que prestar también atención a la solvencia de esta entidad, que a veces es la misma que lanza el fondo.

En términos generales la rentabilidad que ofrece un fondo garantizado es menor que otros, con independencia de su categoría. Esto se debe a la forma en la que se estructuran este tipo de fondos para poder garantizar el dinero del ahorrador.

Hay diversas clases de fondos garantizados, pero su funcionamiento es similar: destinan casi toda la cartera a renta fija para garantizar que el ahorrador recuperará su capital y con el resto compran derivados con los que buscan una rentabilidad adicional. En esta píldora puedes comprobar si es así y ver en qué invierte un fondo exactamente.

Volver al índice