Qué impuestos pagarás por vender y comprar cosas de segunda mano

Qué impuestos pagarás por vender y comprar cosas de segunda mano

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar
Compartir

Gracias a internet el mercado de compra y venta de artículos de segunda mano vive una época dorada. A páginas clásicas como Vibbo o Mil Anuncios se han unido aplicaciones móviles como Wallapop que han revolucionado el sector.

Hoy en día puedes comprar artículos de segunda mano y vender los que ya no usas fácil y rápidamente. De hecho, ya hay personas que están aprovechando esta ventaja para sacarse un sobresueldo a través de estas aplicaciones. Hacienda lo sabe y por eso desde hace dos años tiene el foco puesto en este tipo de operaciones por que la fiscalidad de la compra y venta de segunda mano es mucho más restrictiva de lo que la mayoría piensa.

Segunda Mano. Finect

¿Hay que pagar impuestos por comprar o vender de segunda mano?

Como hemos dicho en otras ocasiones, Hacienda siempre quiere su parte del pastel. En otras palabras, en teoría hay pocas cosas por las que no tengas que pagar impuestos y la compra-venta de segunda mano no es una excepción, como tampoco son los regalos de una boda. En otras palabras, desde un punto de vista legal si usas Wallapop, eBay, Vibbo o cualquier otra plataforma estás expuesto a tener que pagar impuestos por tus operaciones. Es más, incluso si lo haces a través de un grupo de Facebook.

Hasta ahora el foco de Hacienda estaba puesto en el vendedor y los impuestos por vender tus cosas usadas. Ahora la Agencia Tributaria también perseguirá o, por lo menos, investigará a los compradores. Y es que con la ley en la mano ambos deberían pagar impuestos por vender en Wallapop y otras plataformas.

Impuestos por vender tus cosas de segunda mano

Prácticamente nadie se plantea si tiene que pagar impuestos por vender su casa. Todo el mundo da por hecho que sí y lo que hace es averiguar cuántos impuestos tendrá que pagar. La fiscalidad de la venta de segunda mano no es muy diferente a la de una casa.

En realidad, el dinero de vender en Wallapop es una ganancia o pérdida patrimonial para Hacienda y como tal debes incluirla en la declaración de la renta.

¿Hay que pagar siempre en el IRPF por vender tus cosas? No, la clave es si existe o no ganancia patrimonial. En otras palabras, si obtienes o no beneficios vendiendo en eBay, Vibbo o cualquier otro medio. Para Hacienda existe ganancia cuando el precio de venta es superior al precio de compra, tal y como ocurre con la fiscalidad de la mayoría de productos de inversión

Si vendes por debajo del precio de compra, la Agencia Tributaria entiende que no hay ganancia y, por lo tanto, que no hay impuestos que pagar. En este sentido, la norma general de Hacienda es que no se pagan impuestos cuando se pierde dinero. De hecho, esto es lo que hace que ahora se pueda reclamar la plusvalía municipal al vender una casa con pérdidas

¿Qué pasa cuando hay ganancias? En este caso el dinero obtenido será una ganancia o pérdida patrimonial a sumar al resto de rentas similares al hacer la declaración de la renta. En otras palabras, tendrás que ponerla junto con otras como las provenientes de fondos de inversión, por ejemplo.

Los inversores más experimentados pueden estar pensando que si hay ganancia o pérdida quizás sea posible compensar también pérdidas y ganancias en el IRPF. En otras palabras, restar lo que has perdido vendido en Wallapop a lo que has ganado con tus acciones, por ejemplo. Nada más lejos de la realidad. Hacienda no permite imputar este tipo de pérdidas en el IRPF.

Para terminar de entenderlo, nada como dos ejemplos concretos para ambos casos.

Caso 1. Impuestos por vender en ebay con ganancia

En primer caso es el de Juan, que ha vendido por ebay una guitarra antigua. Juan la compró hace meses por 400 euros y ahora la ha vendido por 800 euros.

¿Tiene que pagar impuestos por la venta? Sí, ya que ha obtenido una ganancia patrimonial de 400 euros que debe incluir en el IRPF. Este dinero se sumará al resto de ganancias y pérdidas para tributar a los actuales tipos del ahorro:

  • Ganancias hasta 6.000 euros: 19%
  • Ganancias entre 6.000 y 200.000 euros: 21%
  • Ganancias superiores a 200.000 euros: 26%

Estos tramos se aplican de forma progresiva.

Caso 2. Impuestos por vender en Wallapop con pérdidas

María también ha vendido cosas de segunda mano, en concreto su coche. Para ello lo puso en varias plataformas como Coches.net, Canal Car o Mil Anuncios, pero al final lo vendió por Wallapop.

Marta vendió su coche de 5 años por 4.500 euros y le costó 9.000 euros en su día.

¿Tiene que pagar impuestos por transferir su coche? No, ya que ha perdido dinero a ojos de Hacienda. En concreto, ha perdido 3.500 euros.

¿Puede imputar ese dinero como pérdida patrimonial?

Tampoco, ya que Hacienda considera que la pérdida de valor está relacionada con el mero uso del vehículo y el paso del tiempo. Este es el criterio que aplicará a la mayoría de ventas de segunda mano como la venta de ropa usada, móviles de segunda mano, televisores, muebles.

Impuestos por comprar cosas de segunda mano

Parece lógico pensar que tenemos que pagar impuestos cuando vendemos algo, pero la realidad es que también pagamos impuestos al comprar casi cualquier bien. Para eso para lo que sirve precisamente el IVA.

El IVA pasa normalmente desapercibido y cuando lo pagamos rara vez nos preguntamos por su legalidad o idoneidad. Simplemente está ahí y se aplica a todos los productos nuevos.

Las compras de segunda mano no pagan IVA pero eso no quiere decir que estén exentas de tributar. Al adquirir un producto usado habría que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o ITP.

Lo normal es relacionar el impuesto de transmisiones a las grandes compras, como la compra de una casa de segunda mano o la de un coche. Sin embargo, legalmente no existe diferencia entre comprar una moto y comprar una bicicleta o un lote de ropa para tu bebé, móviles, videojuegos o muebles. Esa mesilla del Ikea que has comprado a precio de ganga en Wallapop tiene que pasar también por el ITP, aunque te haya costado sólo 15 euros.

Cuánto cuesta el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

El impuesto de transmisiones está cedido a las comunidades autónomas. La traducción es que cada región puede establecer las bonificaciones que considere oportunas dentro de unos límites.

El Estado lo que hace es fijar el marco general que hará que pagues entre un 4% y un 8% dependiendo de la comunidad autónoma y del tipo de transacción. El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se liquida mediante el Modelo 600 de la AEAT salvo excepciones como la compra de coches de segunda mano que se hace con el modelo 620.

El pago debe hacerse en los 30 días siguientes a la compra del bien.

Los impuestos sobre la compra-venta de segunda mano son sólo un ejemplo de por qué antes de buscar una fuente adicional de ingresos hay que pensar en Hacienda, porque Hacienda siempre va a pensar en nosotros.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User