Qué es la jubilación activa y cómo beneficiarse de ella

Qué es la jubilación activa y cómo beneficiarse de ella

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

jubilacion_activa_finect¿Es posible jubilarse y trabajar al mismo tiempo? Sí. Lo que antes era una quimera en España es hoy una posibilidad real a través de la jubilación activa, que permite compatibilizar el cobro de la pensión pública con el trabajo.

La jubilación activa es una fórmula todavía en desuso en España, donde apenas hay 218.300 mayores de 65 años, una cifra que nos sitúa a la cola de la OCDE. De todos ellos, solo cerca de 10.000 están bajo el régimen de la jubilación activa.

 

Quiénes pueden acceder a la jubilación pasiva

Existen una serie de requisitos para poder solicitar la jubilación activa. Y es que este tipo de retiro laboral está reservado para cierto tipo de trabajadores y sólo para quienes vayan a trabajar en el sector privado. Un funcionario no podrá nunca mantener su puesto y estar jubilado al mismo tiempo.

Las condiciones para acceder a la jubilación activa son las siguientes:

  • Haber cumplido la edad legal de jubilación. Este límite mínimo es de 65 años y 10 meses en 2020, pero irá aumentando año a año hasta alcanzar los 67 años en 2027. Y es que la Seguridad Social no permite compaginar la jubilación anticipada u otras bonificaciones que adelanten la edad de retiro con la jubilación activa.
  • Tener derecho a cobrar el 100% de la pensión. En otras palabras, haber cotizado suficientes años como para que la pensión sea por el 100% de la base reguladora. A efectos prácticos esto supone 37 años en 2020, aunque la cifra irá aumentando anualmente hasta alcanzar los 37 ejercicios en 2027.  Aquí puedes ver cuánto tienes que cotizar para cobrar toda tu pensión cada año.

Quienes cumplan estas condiciones podrán disfrutar de la jubilación activa, que permite cobrar parte de la pensión con un trabajo a tiempo completo o a tiempo parcial y también como asalariado o como autónomo. En este sentido, la opción de trabajar por cuenta propia y cobrar la pensión es la alternativa más extendida.

La principal diferencia entre la jubilación activa y la jubilación flexible (otra forma de trabajar y cobrar la pensión) es que la segunda no está diseñada para los autónomos. Sólo los trabajadores por cuenta ajena pueden acceder a ella. Además, también hay restricciones respecto a la jornada laboral. Con la jubilación activa podrás trabajar a tiempo completo, mientras que con la jubilación flexible no podrás superar un 50% de la jornada de un trabajador normal para ese mismo puesto.

¿Cobrarás la pensión íntegra con la jubilación aciva?

No. La pensión pública será menor de la que te correspondería mientras también trabajes.

En concreto, la cuantía de la pensión con la jubilación activa será un 50% menor de la que cobrarías si te jubilases por completo. Es decir, cobrarás la mitad de tu pensión pública sin poder aplicar el complemento por mínimos. Este complemento es un dinero adicional que la Seguridad Social aporta a los pensionistas que no llegan a la pensión mínima, como ocurre con muchos autónomos.

Si pides la jubilación activa cobrarás el 50% de la pensión mientras trabajes y el 100% con todos los complementos a los que puedas acceder cuando dejes de hacerlo. Lo que no cambiará en ningún momento es tu condición de pensionista a todos los efectos, ya que esta prevalece sobre la de trabajador.

La excepción a la norma la marcan los trabajadores por cuenta propia. Como autónomo podrás cobrar el 100% de la pensión con la jubilación activa siempre y cuando tengas a un trabajador en nómina como empleado por cuenta ajena (no valen autónomos a los que contrates servicios).

¿Sabes cuánto tendrás de pensión cuando te jubiles?:

¿Seguirás cotizando a la Seguridad Social?

Sí, aunque esta cotización no computará para las prestaciones posteriores. Tanto si trabajas como autónomo como si lo haces por cuenta ajena, cotizarás a la Seguridad Social solo por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, lo que supondrá un 3,3% sobre tu base.  

A esto se añade un 8% para los trabajadores por cuenta ajena (una cotización especial de solidaridad). De este porcentaje, un 6% correrá a cargo del empresario y un 2% del trabajador.

Como autónomo, la cuota se seguirá calculando según tu base de cotización a la Seguridad Social. Un 3,3% se seguirá desinando a las contingencias comunes, a lo que se sumará el 8% en concepto de solidaridad.

Cómo solicitar la jubilación activa

Para convertirte en jubilado activo debes solicitarlo a la Seguridad Social en este enlace rellenando el modelo de conformidad de la empresa para la solicitud de la pensión de jubilación activa.

En el documento deben figurar tus datos personales, fiscales y de cotización. El organismo los comprobará para asegurarse que cumples con todos los requisitos para poder acceder a esta modalidad de pensión.

Fiscalidad de la jubilación activa

El dinero de la pensión de jubilación activa tributará como cualquier otra pensión. Es decir, para Hacienda será un rendimiento del trabajo que se sumará al salario que cobres de la empresa o a tus ingresos como autónomo.

Esto afectará principalmente a tu obligación de presentar la declaración de la renta. A efectos prácticos, para Hacienda será como si contases con dos pagadores. En este punto, el límite para estar obligado a hacer la renta pasa de los 24.000 euros generales a 14.000 euros cuando has recibido más de 1.500 euros del segundo o siguientes pagadores, como seguramente sea el caso.

Para que lo entiendas mejor, con esta modalidad es casi seguro que tendrás que hacer la renta.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User