Planes de pensiones

¿Pensando en contratar un plan de pensiones? ¿Ya tienes uno y te interesa traspasarlo? Accede a toda la información sobre estos productos de ahorro a largo plazo diseñados para complementar tu jubilación.


Descubre los mejores planes de pensiones, los más rentables y los más vistos por los usuarios de Finect. Compáralos y conoce las opiniones de expertos. Consulta los análisis más completos y los últimos contenidos relacionados con la actualidad planes de pensiones.


Los planes más vistos

Planes de pensiones más vistos en Finect en los últimos 7 días

Planes que más ganan este año

Los planes de pensiones más rentables en Euros YTD

Jubilación

Cuánto deberías ahorrar para preparar tu jubilación
Cuánto deberías ahorrar para preparar tu jubilación
MyInvestor
MyInvestor
La jubilación es una oportunidad para nuevos hobbies, proyectos o más tiempo con seres queridos, pero la calidad de vida requiere estabilidad financiera.
Ibercaja Pensión crea una nueva dirección comercial para impulsar los planes de empleo
Ibercaja Pensión crea una nueva dirección comercial para impulsar los planes de empleo
Ibercaja Pensión, la gestora de planes de pensiones de Ibercaja, anuncia la creación de una nueva dirección comercial de planes de empleo.
Tipos de seguros de vida: ¿estás seguro o asegurado?
Tipos de seguros de vida: ¿estás seguro o asegurado?
Por un lado tenemos los seguros de vida riesgo, por otro los seguros de vida ahorro, y por último los seguros de vida entera
Los mejores planes de pensiones de 2024
Descubre los planes de pensiones más rentables del año: renta variable, renta fija...
¿Qué es un plan de pensiones? Ventajas e inconvenientes
Un plan de pensiones es un producto de ahorro a largo plazo pensado para la jubilación. ...
Cómo rescatar tu plan de pensiones y evitar el hachazo de Hacienda
¿Es mejor rescatar el plan de pensiones de golpe? ¿O mejor poco a poco en forma de renta...
¿Cuánto debo aportar a un plan de pensiones? Hagamos números
Por qué empezar a invertir cuanto antes para la jubilación, ya sea en planes de pensione...
Bruselas advierte: más años de trabajo y riesgo para las pensiones
El cuento de nunca acabar. Bruselas vuelve a poner en el foco la alarmante situacion del...

Categorías de planes

Consulta las distintas categorías que tenemos en planes de pensiones

Un plan de pensiones es un producto de inversión a largo plazo diseñado específicamente para el ahorro destinado a la jubilación. También se conoce como un plan de jubilación o fondo de pensiones. Los planes de pensiones son ofrecidos por entidades financieras, como bancos o compañías de seguros, y están regulados por la legislación de cada país.

Los planes de pensiones son el producto más popular para ahorrar para la jubilación y el que más comercializan bancos y entidades financieras a la hora de planificar el retiro.

Un plan de pensiones se encargará de invertir el dinero del ahorrador a través de un Fondo de pensiones, que es quien gestionará el dinero. En España los planes de pensiones están supervisados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que se encargará de controlar su solvencia y funcionamiento. Esto incluye la distribución de las inversiones.

Existen diferentes tipos de planes de pensiones según el perfil de inversión. Según el tipo de ahorrador al que se dirigen podrán invertir más o menos en renta fija o renta variable. Del mismo modo, también existen diferentes tipos de planes en función de quién sea el promotor. Así, se puede diferenciar entre planes de pensiones de empleo, planes de pensiones asociados y los planes de pensiones individuales privados.

Ahora que ya sabes qué es un plan de pensiones, toca decir que no son ni mucho menos el único producto para planificar tu retiro. Existen otros muchos productos para invertir para la jubilación.

Lo hay que tener claro es que con un plan de pensiones existe la posibilidad de perder dinero, ya que al final se está invirtiendo en el mercado. Sólo con los planes garantizados te aseguras que recuperarás el capital invertido, aunque sólo en la fecha de vencimiento, como se expone más adelante. En esto se diferencian de otros productos como un seguro de jubilación o un seguro de pensiones.

Además, existen otros muchos productos para invertir de cara a la jubilación.

La evolución del plan se puede seguir a través del valor liquidativo del plan de pensiones que es lo que marca lo que vale el conjunto de activos en los que invierte.

¿Cómo funciona un plan de pensiones?

El funcionamiento de un plan de pensiones es más sencillo de lo que pueda parecer. Básicamente, un ahorrador decide invertir su dinero en el plan y los gestores del fondo de pensiones se encargan de hacer crecer el dinero invirtiendo según los límites que marca la política de inversión del plan.

A partir de ahí, puede hacer aportaciones periódicas al plan de pensiones, es decir, invertir más dinero y cambiar de plan cuantas veces quiera sin coste.

Lo que diferencia a los planes de pensiones de otros productos de ahorro para la jubilación es que sólo será posible recuperar el dinero pasados 10 años desde la inversión (sólo desde 2015) o en determinadas circunstancias específicas. A esto hay que añadir ciertas ventajas fiscales durante las aportaciones y algunas desventajas al rescatar el dinero.

De forma resumida, el partícipe del plan elige el tipo que más le conviene dependiendo de su perfil de riesgo, puede invertir más cada año y cuando llegue el momento de la jubilación recuperará la inversión. En este sentido, hay que recordar que los planes de pensiones no garantizan el dinero invertido. Llegado el momento los derechos consolidados podrán ser mayores o menores de la cantidad invertida dependiendo de la marcha del plan.

¿Por qué contratar un plan de pensiones?

Un plan de pensiones es un complemento a la pensión pública del Estado. El futuro de esta pensión pública no está ni mucho menos asegurado en las condiciones actuales. Incluso aunque sí lo estuviesen, una de las máximas de la planificación financiera y la inversión, es diversificar. En otras palabras, no poner todos los huevos en la misma cesta.

A efectos de planificar la jubilación, esto se resume en no depender sólo de la pensión pública para tu futuro. Los planes de pensiones son una solución a este problema y una fórmula para completar la pensión pública por lo que pueda pasar. Pero también puedes encontrar otros muchos productos de inversión pensados para la jubilación.

¿Por qué contratar un plan de pensiones? Aquí algunas razones:

  • Seguridad financiera en la jubilación: Uno de los principales motivos para contratar un plan de pensiones es asegurar una fuente adicional de ingresos durante la jubilación. Al acumular fondos a lo largo del tiempo, podrás contar con un respaldo económico para cubrir tus necesidades y mantener tu calidad de vida cuando dejes de trabajar.
  • Beneficios fiscales: en muchos países, las aportaciones a los planes de pensiones suelen ser deducibles de impuestos, lo que significa que puedes reducir tu carga tributaria anual. Esto puede brindarte un ahorro significativo en tus impuestos y, al mismo tiempo, te incentiva a ahorrar para tu jubilación.
  • Crecimiento a largo plazo: los planes de pensiones ofrecen la posibilidad de invertir tus ahorros a largo plazo. Con el tiempo, tus aportaciones y las ganancias generadas por las inversiones pueden acumularse y crecer de manera significativa, aprovechando el potencial de crecimiento de los mercados financieros.
  • Diversificación de inversiones: al invertir en un plan de pensiones, tienes acceso a una cartera diversificada de activos gestionada por profesionales. Esto te permite distribuir tus inversiones en diferentes clases de activos (acciones, bonos, bienes raíces, etc.) y reducir el riesgo asociado con la concentración en un solo tipo de inversión.
  • Disciplina de ahorro: al tener un plan de pensiones, te comprometes a realizar contribuciones periódicas. Esto fomenta la disciplina de ahorro a largo plazo y te ayuda a establecer hábitos financieros saludables. Además, al realizar aportaciones automáticas, evitas la tentación de gastar esos fondos en otras cosas.
  • Flexibilidad y opciones de retiro: los planes de pensiones suelen ofrecer diferentes opciones de retiro, lo que te permite adaptar la forma en que recibes los pagos según tus necesidades y preferencias. Puedes elegir entre recibir una renta periódica, un retiro único o una combinación de ambas opciones, dependiendo de tus circunstancias personales.
  • Herencia y beneficiarios: En caso de fallecimiento, los planes de pensiones generalmente permiten designar beneficiarios para recibir los fondos acumulados. Esto puede ser una forma de asegurar un respaldo financiero para tus seres queridos o herederos.

¿Cuánto puedo ganar con un plan de pensiones?

El monto que puedes ganar con un plan de pensiones depende de varios factores, como la cantidad de dinero que aportes, el rendimiento de las inversiones, el tiempo que mantengas el plan y las comisiones asociadas.

El rendimiento de los planes de pensiones puede variar ampliamente de un año a otro y a lo largo del tiempo. No es posible predecir con certeza cuánto ganarás con un plan de pensiones, ya que está sujeto a los vaivenes del mercado.

Dicho esto, históricamente, los planes de pensiones han mostrado un crecimiento gradual a largo plazo. El rendimiento promedio anual puede variar según el tipo de plan de pensiones y la composición de las inversiones, pero se estima que puede oscilar entre el 3% y el 8% anual.

¿Cómo invertir en planes de pensiones?

  • Define tus objetivos: lo primero es determina tus objetivos financieros. ¿Para qué quieres un plan de pensiones? ¿Qué quieres obtener con ello? Una vez lo tengas claro, es necesario evaluar tu perfil de riesgo. Considera factores como tu edad, horizonte temporal de inversión, tolerancia al riesgo y necesidades de ingresos en la jubilación. Esto te ayudará a elegir el tipo de plan de pensiones más adecuado para ti.
  • Elige tu estrategia de inversión: dentro de los planes de pensiones, generalmente tendrás opciones de inversión para seleccionar. Puedes elegir entre diferentes perfiles de riesgo, que van desde conservador hasta agresivo. Cada perfil tiene una asignación de activos específica. Evalúa tus preferencias y selecciona la estrategia de inversión que mejor se ajuste a tus necesidades.
  • Investiga y compara: comienza por investigar y comparar diferentes planes de pensiones disponibles en tu país. Compara los planes de pensiones ofrecidos por diversas entidades financieras, incluyendo bancos, aseguradoras y gestoras de fondos. Mira las características de cada plan, como los tipos de activos en los que invierten, las comisiones, la reputación y la trayectoria de la entidad gestora, entre otros aspectos relevantes.
  • Abre una cuenta: una vez te hayas decidido por un plan de pensiones, comunícate con la entidad gestora o la plataforma o broker donde quieras hacerlo para abrir una cuenta. Te proporcionarán los formularios y la documentación necesaria para completar el proceso de apertura. Desde Finect.com puedes hacer esto de forma muy sencilla, desde esta misma página.
  • Realiza las aportaciones: decide cuánto dinero deseas aportar a tu plan de pensiones de manera regular. Algunos planes permiten realizar aportaciones periódicas automáticas, mientras que otros te permiten hacer aportaciones únicas o adicionales según tu conveniencia.
  • Revisa y ajusta regularmente: es recomendable revisar periódicamente el desempeño de tu plan de pensiones y realizar los ajustes necesarios. Mantente informado sobre los cambios en las regulaciones fiscales y las condiciones del mercado que puedan afectar tu inversión.

¿Cómo elegir un plan de pensiones?

Hay cuatro factores claves para elegir un plan de pensiones y son los siguientes:

  • Pensar en nuestro perfil y objetivos. Esto es básico. No es lo mismo invertir con 20, 30, 40 o 50 años. El horizonte de inversión es diferente y por lo tanto también deberá serlo el tipo de plan a elegir. Si eres joven quizás te interesa más un plan que invierte más en acciones, que a largo plazo sigue siendo la opción más rentable para las carteras. Si eres algo mayor, deberías intentar asegurar un poco más porque es posible que necesites rescatar el plan pronto y no quieras correr el riesgo de una repentina corrección de mercado.
  • La rentabilidad es clave. El mundo de los planes de pensiones no destaca precisamente por las rentabilidades en la mayoría de los planes. Esto obliga a elegir bien porque son pocos los que tienen muy buenos números y el coste de oportunidad suele ser elevado. Lo de seguir la manada tampoco funciona aquí. Lamentablemente, los planes de pensiones con más partícipes no suelen ser los más rentables… Los números dicen que la mayoría de ahorradores no eligen el plan por su rentabilidad, sino que se dejan llevar por el producto que les ofrecen o por los regalos.
  • Comisiones competitivas. Si un plan puede acompañarte durante décadas (no siempre tiene por qué ser así), conviene pararse a pensar cuánto pagas en comisiones. Cuanto más altas sean menos crecerá tu dinero y más crecerá la cuenta de resultados del banco. Las comisiones de los planes están reguladas por ley, pero aun así existen grandes diferencias. Por ejemplo, los planes de pensiones indexados pueden ser una alternativa con menos comisiones.
  • No decidas por los regalos. Es muy habitual que las entidades ofrezcan regalos y bonificaciones por cambiar de plan de pensiones o contratar uno nuevo. Nunca lo hagas. Para empezar el regalo nunca será gratis, sino una retribución en especie porque la que, además, deberás pagar impuestos. El mejor regalo que te puede ofrecer un plan de pensiones es una buena rentabilidad a largo plazo.

Si aún así sigues teniendo dudas sobre si los planes de pensiones son para ti o si es mejor para tu caso un tipo de producto diferente, te recomendamos consultarlo con un asesor financiero.

¿Son seguros los planes de pensiones?

El dinero de las cuentas y depósitos que tienes en el banco está cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que se encargará de devolver hasta 100.000 euros por cliente y cuenta en caso de quiebra de la entidad. ¿Ocurre lo mismo con los planes de pensiones?

La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones es quien se encarga de supervisar los planes de pensiones, pero en ningún momento asegura su capital. Esto no quiere decir que puedas perder todas tus aportaciones en caso de quiebra de la entidad, ni mucho menos. La forma en la que funcionan los planes de pensiones está pensada para evitarlo.

Para asegurarse de que tu dinero está a salvo, el patrimonio del plan queda fuera del balance de la entidad gestora y depositaria. En otras palabras, si la gestora quebrase, tu dinero seguiría intacto y seguirías siendo partícipe del fondo de pensiones, cuyo capital estaría intacto.

Por desgracia, esto no quiere decir que no existan riesgos. Puedes perder dinero con un plan de pensiones, ya que la evolución de tu plan de pensiones dependerá del mercado y de los activos en los que esté invertido tu dinero, ni más ni menos. Si la selección no es adecuada, el valor del plan (de tus derechos consolidados) caerá.

¿Qué comisiones tiene un plan de pensiones?

En España, los planes de pensiones están sujetos a diferentes tipos de comisiones que pueden variar según la entidad financiera y el tipo de plan. A continuación, se mencionan algunas de las comisiones más comunes asociadas a los planes de pensiones en el contexto español:

  • Comisión de gestión: esta comisión cubre los costos asociados con la gestión de las inversiones del plan de pensiones. Por lo general, se expresa como un porcentaje anual sobre el patrimonio gestionado y puede oscilar entre el 0,5% y el 2% aproximadamente.
     
  • Comisión de depositaría: la entidad que actúa como depositaria del plan de pensiones cobra una comisión por los servicios de custodia y administración de los activos del fondo. Esta comisión suele ser más baja que la comisión de gestión y generalmente se sitúa entre el 0,1% y el 0,4% anual.
     
  • Comisión de suscripción: al realizar aportaciones al plan de pensiones, algunas entidades pueden aplicar una comisión sobre el importe aportado. Esta comisión puede ser un porcentaje fijo o variable y varía según la entidad.
     
  • Comisión de reembolso: al retirar el dinero del plan de pensiones, algunas entidades pueden cobrar una comisión sobre el importe reembolsado. También varía según la entidad.

Es importante tener en cuenta que las comisiones pueden influir en el rendimiento neto de tu inversión en un plan de pensiones. Por lo tanto, es recomendable comparar las comisiones entre diferentes planes y entidades antes de tomar una decisión de inversión.

Además, la entidad financiera está obligada a proporcionarte información detallada sobre las comisiones antes de que contrates un plan de pensiones, por lo que es importante revisar y entender la información relevante antes de invertir.