Plazo de Hacienda para revisar una declaración de la renta

¿Termina la renta 2018 cuando le das al botón de firmar y enviar? Puede que sí, puede que no. Si tienes suerte eso será lo último que sepas de Hacienda antes de que te envíen un mensaje confirmando que en unos días te harán el ingreso de la devolución de la renta o cuando retiren el dinero de tu cuenta para pagar lo que debes.

Sin embargo, no deberías bajar la guardia. La realidad es que la declaración de la renta va mucho allá, empezando por el plazo que tiene hacienda para revisar el IRPF. Y es que la Agencia Tributaria puede llevar sus pesquisas mucho más allá del año en que presentas la renta.

Cuánto tiempo tiene Hacienda para revisar la declaración de la renta

Con carácter general, la Agencia Tributaria dispone de cuatro años para reclamar una declaración de IRPF. Ese es el plazo que Hacienda se da para detectar errores y pedir cuentas por la renta.

Desde un punto de vista técnico, a los cuatro años prescriben los siguientes derechos y acciones:

  • El derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación.
  • La acción para exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas.
  • La acción para imponer sanciones tributarias
  • El derecho a la devolución de ingresos indebidos.

Por eso mismo es tan importante guardar durante al menos cuatro años la declaración de IRPF y todos los papeles que la afectan. Esto incluye los datos fiscales que te enviaron desde el banco o los del material escolar que compraste si aplicaste la deducción por los estudios de los niños<. Del mismo modo, también deberías guardar los justificantes de cualquier gasto deducible de la casa que alquilas< y que te sirvió para pagar menos impuestos.

Este plazo de cuatro años para revisar la renta también te afecta a ti como contribuyente. En otras palabras, no podrás reclamar nada sobre la renta si lo haces fuera de ese periodo.

La gran duda en este punto es a partir de cuándo empiezan a contar los 4 años. La lógica puede llevarte a pensar que lo harán desde que acaba el año fiscal. Es decir, para la renta 2018 serán cuatro años a contar desde 2018.  Nada más lejos de la retalidad.

Estos cuatro años empiezan a contar desde que finaliza el periodo voluntario de presentación o desde el momento en el que la haces si presentas la declaración fuera de plazo<. Para que lo entiendas mejor, el plazo para la renta 2018 se extenderá hasta 2021, ya que es en 2019 cuando estamos tributando por la renta 2018.

Además, este periodo de cuatro años puede paralizarse. Una inspección fiscal parará el reloj y hará que el tiempo no corra libremente. Así, en caso de recibir un requerimiento de Hacienda y alargar el proceso durante 6 meses, ese tiempo se añadirá a los cuatro años. Imagina que Hacienda te llama cuando resta un mes para terminar los 4 años y decides no contestas esperando que corra el tiempo. Será en vano, ya que hasta que se resuelva el asunto por el que te llamaron, todo estará detenido.