¿Qué es más importante para vosotros a la hora de comprar una acción: que sea una compañía de buena calidad o que sea barata?

Vale, ya sé que lo mejor es comprar bueno, bonito y barato. Pero muy rara vez se da la oportunidad de adquirir acciones que reunan esas características. La mayoría de las veces tienes que elegir, si comprar una compañía que cotiza a unos ratios más elevados o aquellas que lo hacen en niveles deprimidos.

En el centro de este debate se encuentra la evolución de Warren Buffett. El Oráculo de Omaha, basándose en las enseñanzas de Benjamin Graham, empezó mirando sobre todo al precio, centrándose en comprar en valoraciones bajas, pero progresivamente ha ido evolucionando a la búsqueda de compañías de calidad. 

¿Es éste el camino a recorrer? ¿Cuánto debe pesar la calidad y cuánto el precio? ¿Qué es más importante? El debate está ahí sobre todo entre los gestores. Y de hecho, lo sacó a colación Pepe Díaz Vallejo, de Magallanes Value, durante la entrevista que le hicimos @luisvmunoz y servidor hace unas semanas en Capital Radio.

"Hay una tendencia o moda entre los value investors ahora mismo de apostar por compañías de alta calidad, descuidando un poco el precio al que compras, descontando que las bondades de esas empresas a largo plazo van a permitirte pagar precios más altos por las acciones", nos dijo, respondiendo a nuestra petición de un libro que le hubiera marcado. Ël se decantó por " Deep Value, de Tobias Carlisle", porque en su opinión rompía esta tendencia hacia la calidad e invitaba más a fijarse en el precio. 

En la entrevista de esta semana, también Íñigo Colomo, de Imantia Capital, también hizo hincapié en el tema con una frase muy directa: "No hay que comprar compañías buenas, hay que comprar compañías baratas". Y Álvaro Guzmán de Lázaro, en su primera carta en azValor, puso una única palabra en mayúsculas: "Aunque nos gustan sobre todo los buenos negocios (alto ROCE) y preferimos equipos gestores brillantes y alineados, lo más importante para nosotros es comprar BARATO".

Me gustaría lanzar aquí el debate, entre los insignes seguidores de este blog. ¿Qué es para vosotros más importante? ¿Qué primais a la hora de seleccionar una compañía: bueno o barato? ¿Qué tipos de gestores preferís tener en cartera, los que se centran en lo primero o en lo segundo?