Ricardo González Ramos

(Ricardoesbolsa)

Inversor, apasionado de los mercados y gestor del fondo GPM International Capital (ES0142630021)

Valencia.

¿Qué rentabilidad ofrece históricamente la bolsa?


Escrito 11 May

Aunque estos días estoy bastante ocupado con el lanzamiento del fondo de inversión que voy a gestionar, he querido sacar un momento para compartir con vosotros un par de gráficos que considero interesantes. Probablemente alguna vez hayáis leído por la red algún comentario sobre el rendimiento medio otorgado por los mercados de valores a sus inversores a lo largo de la historia. Algunas personas hablan de un 7%, otras de un 10% e incluso en alguna ocasión he llegado a leer rendimientos del 11%.

Para dar salida a esta cuestión, he querido preparar dos gráficos correspondientes a los dos principales índices norteamericanos. Estos gráficos tienen en cuenta tanto la revalorización del precio de los índices como los dividendos que han repartido a lo largo de su historia (por ello el precio actual de los gráficos difiere del precio contado que podemos ver en las noticias).

En el caso del Dow Jones, su historia se remonta a junio de 1896. Desde su estreno hasta hoy teniendo en cuenta revalorización del precio y dividendos repartidos el rendimiento es del 79.236%

Esto significa que el rendimiento anualizado del índice más antiguo en funcionamiento de la bolsa de Nueva York es del 5,73%.

En lo que respecta al S&P 500 existen datos desde diciembre de 1927. En los casi 89 años transcurridos desde entonces, las alzas del S&P 500 son del 30.788%

Esto es un rendimiento anualizado del 6,71%.

Obviamente hay épocas en las que los índices rinden muy por encima de esta media histórica, y otras épocas en las que rinden muy por debajo (soportándose caídas de hasta el 50% en estos índices), pero la información que en este artículo quería desvelar no se refiere a periodos concretos, sino al rendimiento histórico de los índices desde su estreno hasta hoy (sin tener en cuenta la inflación).

Esta información considero que es interesante para aquellos inversores amantes de la gestión pasiva o indexada. Personalmente prefiero una gestión activa para precisamente para evitar grandes mercados bajistas (no cnfundir con retrocesos de corto plazo), ya que mientras los inversores pasivos pierden patrimonio durante esos años, los inversores activos tenemos la posibilidad de  mantener o incluso incrementar el valor de nuestras inversiones, lo que nos permite partir con ventaja de cara a un nuevo mercado alcista.


Comentarios