Hace tiempo tuve la oportunidad de leer un artículo en bolsamania.com que aseguraba qué los planes de pensiones no eran para ricos.  

https://www.bolsamania.com/noticias_amp/fondos/planes-pensiones-no-ricos-datos-podemos-debe-conocer--3466985.html.

La pretensión del artículo era convencer a cierto partido político que tenía en su programa penalizarlos aún más.

Yo no voy a evaluar cuestiones o interese políticos, sino el contenido del artículo y las características del producto y si realmente es apto para todo el mundo o no.

El mensaje político aseguraba que el plan de pensiones es un producto para ricos y el estudio de un “experto” defendía lo contrario.

Los argumentos del “experto” no tenían desperdicio. Por eso pido vuestra opinión.

R.E., de Bolsamanía, nos deleita con un alto contenido de desconocimiento o de intereses personales que no alcanzo a entender.

En resumen, el “experto” dice que el plan de pensiones es mejor para la gente con rentas bajas porque porcentualmente, la mayoría de las personas que lo contratan tienen rentas bajas.

Eso me recuerda a esa broma que decía que “si 100.000 moscas comen caca..., hay que comer caca” o algo así. Es como decir que los socavones de las aceras están pensados para los ancianos y los niños..., porque porcentualmente son los que más tropiezan en ellos.

El hecho y los datos mencionados, no hacen más que confirmar que la gente con rentas bajas no suele contar con asesoramiento y la gente con rentas altas si. 

Mi experiencia en el sector del seguro de ahorro y en la formación ennmateria de educación y planificación financiera, me ha permitido comprobar que en un alto porcentaje, los participes de planes pensiones con rentas bajas lo contrataron por imposición para conseguir mejoras en las condiciones de su hipoteca o para conseguir línea de crédito en el banco de turno y en el 90% de casos se contrató desconociendo las consecuencias fiscales. En un alto porcentaje los partícipes paralizan las aportaciones o son tan bajas que no consiguen su propósito.

Uno de los argumentos para la venta de este producto es que las aportaciones a planes de pensiones desgravan impuestos, pero la realidad es que la ventaja que un ahorrador con renta baja puede obtener de un plan de pensiones es mínima y se corresponde con el 19% o 24% del IRPF por el que tributa. Llegando al extremo de lo absurdo, hay quien contrata un plan de pensiones para desgravar estando en paro, con lo que su desgravación es del 0%. En cambio, llegado el momento de la jubilación y del rescate de lo ahorrado en plan de pensiones, el jubilado deberá ceder a hacienda al menos el 19% de su ahorro y puede llegar a tributar hasta el 45% de IRPF del ahorro y de las rentas de trabajo del último año. En el mejor de los casos devolverá el total de lo “desgravado”.

Resumiendo, para una renta baja, un plan de pensiones es un pacto con el diablo y el beneficio será únicamente para la Hacienda pública. Eso no es desgravar, sino aplazar impuestos y pagarlos con intereses.

En cambio (y no es crítica, sino datos) las rentas altas ya tributan al 45%, y se les aplicará ese porcentaje de desgravación a lo aportado al plan de pensiones, (con los límites que la ley prevé), con el consiguiente beneficio real inmediato. Cuando llegue el momento del rescate, el partícipe seguirá tributando por el mismo 45%. Pero además, si cuenta con el correcto asesoramiento, aplazará el rescate del plan de pensiones en varios años, reduciendo así la carga fiscal y tributando menos de lo que desgravó. Digamos que, dentro de lo malo, las rentas altas pueden obtener un beneficio fiscal real de un Plan de pensiones, que una renta baja jamas conseguirá.

Resumiendo. La aplicación de medidas que afecten a los planes de pensiones, afectarán más a las rentas altas que a las bajas, porque a las bajas no se lo pueden poner peor de lo que ya está. Por mucho que 100.000 moscas coman caca, seguirá siendo caca.

La solución a este tipo de conflictos, solo se resuelve con educación financiera y con asesoramiento.

Y si no te queda claro...Pregúntame. 

A vuestra disposición