Fidelity International | Consumo en China: ¿Es todavía la gran historia de inversión?

Fidelity International | Consumo en China: ¿Es todavía la gran historia de inversión?

0
Me gusta
1
Comentar
Guardar
Compartir

¿Te perdiste BIOS II? Si no pudiste acudir a nuestro encuentro telemático o quieres volver a ver algunas de las charlas que tuvieron lugar en el Best Investment Opportunities 2020, en Finect las iremos publicando todas para que no perdáis detalle. Hoy empezamos con la primera ponencia. 

1978 China anuncia la apertura del país, la conocida como Open Door. Este movimiento dio el pistoletazo de salida a la economía del país: las marcas llegaron y la sociedad china empezó a valorarlas. Durante los últimos años esta tendencia ha seguido estando vigente. En realidad, se pueden apreciar cuatro grandes booms. El primero, con el auge de las televisiones. El segundo, en los años 92-97 por el interés hacia el aire acondicionado. A principios de los 2000 llegó el tercero, con el auge de la clase media china y la intensificación del consumo. Además, en 2006 finalizó la política de un solo hijo. Y el cuarto, en los últimos años, con la tecnología produciendo cambios estructurales.

El consumo chino es hoy fundamental para el PIB chino. Cada vez depende menos de las exportaciones y cada vez más del consumo. “La clase media es uno de los principales vectores, la mejora de sus estándares de vida, el aumento del gasto, y la preferencia por productos de marca ha provocado un gran éxito en los mercados”, señala Catherine Yeung, Investment Director de Fidelity International. La directora de inversiones destaca que el mercado de renta variable chino es el mejor comparado con todas las clases de activos a nivel mundial. “A la actual generación le encanta gastar, incluso se ha introducido un nuevo término: clan lunar para aquellos jóvenes que se gastan el sueldo antes de ingresar el sueldo del mes siguiente”, explica. 

La sociedad china, según la experta, está pendiente de los servicios y las marcas para mejorar su propia imagen. Y en ese camino se ha apreciado una preferencia por la calidad. No solo en materiales y productos, sino también en el marketing, También hay una tendencia hacia potenciar las marcas locales. Pasa en la comida, en las bebidas, en los coches. “Es cierto que hay tendencia por los alemanes, pero cada vez se ven más coches chinos. “Hay una clara preferencia por lo diseñado y creado en China. La etiqueta made in China ha dado paso al diseñado y creado en China”, apunta la gestora y añade que las marcas domésticas, sin duda, irán cogiendo más fuerza en los próximos años. 

Y en el consumo chino, el comercio online tiene mucho que decir. Desde principios de año se está viviendo un incremento del 10% en términos anualizados. El cambio online es una estrategia a largo plazo. Muchas compañías están invirtiendo en muchas estrategias a nivel tecnológico, tanto del sector servicios, como en la educación o en el sector sanitario, entre otros. 

China también destaca en sus últimos años por la reorganización de sus ciudades y por su emigración hacia los grandes entornos urbanos. “La urbanización en todas las ciudades es una constante”, afirma Yeung. 

En cuanto a la recuperación económica frente al Covid, las políticas del Banco Central chino han sido más suave que el de otras regiones, pero en el país se ha visto una recuperación de la economía, con ratios como el de manufacturas normalizados en el tercer trimestre. Incluso, el sector servicios se ha normalizado. Es cierto que Yeung señala que ha sido gracias a los viajes internos, que se han intensificado a niveles de los noventa, ya que el turismo internacional es prácticamente nulo. 

En esta tendencia invierte el fondo Fidelity Funds – China Consumer

¿Quieres consultar todos los fondos de BIOS II? En el escaparate del Best Investment Opportunities Summit podrás hacerlo. 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User