Inditex lleva en mi cartera desde octubre de 2008. La verdad es que pude comprar acciones de Inditex a un precio que en su momento pensé que era muy bueno y que a día de hoy lo pone como extraordinario, 28 euros por acción.

La revalorización ha sido excelente. De todas formas no mantengo todas las acciones que compré en su día. Mi última venta por ejemplo la hice en enero de este año para comprar más acciones de Gowex. Reduje a la mitad mi posición en Inditex. La verdad es que me va a costar deshacerme de todas las acciones de Inditex que tengo en cartera. Tenerla en cartera me gusta pero creo que empieza a no estar tan justificada esta decisión de mantenerla. No es que crea que vaya a caer en los próximos meses, lo que pasa es que empiezo a ver que el potencial de revaloración es reducido comparado con otras alternativas de inversión. Se están pagando unos múltiplos muy altos y aunque también creo que están justificados por las previsiones de crecimiento en los próximos años y por la “prima” que se debe pagar dada la ventaja competitiva que tiene y que lleva demostrando tanto años,  pero el problema es que deja cada vez menos recorrido de subida.

Por lo tanto, si no encontrara mejores oportunidades de inversión no me importaría seguir con acciones de Inditex en mi cartera. Lo que ocurre es que empiezo a tener alguna empresa en el punto de mira que creo que pueden llegar a ser unas grandes inversiones y que podrían sustituir la posición que tengo en mi cartera con Inditex. Es decir, creo que dentro de poco voy a realizar un nuevo cambio de acciones de Inditex por acciones de otra compañía. Y otra compañía que no tengo en cartera. Sería una nueva adquisición.