Esta mañana, he recibido un email que quisiera compartir con vosotros. Debo decir primero, que no pertenezco a ningún partido político y que mi voto se lo doy a los que creo que el servicio público lo hacen bien o que podrían hacerlo. Basado en lo que estamos viendo, debo afirmar que no tengo confianza en ninguno de los llamados líderes que en este momento están en la política española.

Es mas, creo que si cualquiera de ellos fuera DECENTE, aprovechando las medidas tardías anticrisis DICTADAS (me recuerda al general Franco) pondría la casa en orden.

Pero no, tanto los de derechas, como los de extrema izquierda, pasando por los centros y medio-centros, se abstienen en pronunciarse en relación a una completa restructuración del sistema retributivo y de los beneficios marginales de los políticos y funcionarios de "élite".

Creo que una restructuración total a nivel nacional , regional y local en términos de ministerios, secretarias, subsecretarias, consejerias, departamentos, etc.,  como así mismo una reducción sustancial de los sueldos y beneficios de la "élite " política, semi-política, "¿asesores?" y funcionarios de alto nivel, sería lo mas sensato, adecuado y DECENTE.

La congelación de los salarios de los funcionarios, pensionistas y la rebaja del 5 % a los supersueldos de los elitistas gubernamentales, no es mas que un maquillaje superficial del grave problema en que nos ha sumido un gobierno totalmente inepto y estructuralmento ineficiente e inefectivo, como se demuestra en sus actuaciones.

A continuación, os retransmito el email que recibí. Los datos que se expresan en el mismo, no los he comprobado, aunque creo que el sentido general del mismo, recoje con cierta indignación y preocupación de todos los que contribuimos a que "nuestros" políticos vivan TODA SU VIDA "a cuerpo de rey" a costa nuestra.

 

 Parece que hay que volver a definir lo que significa indecencia...

Ha  dicho la Vicepresidenta del gobierno que es indecente que mientras la  inflación es -1%,y tengamos más de 4.000.000 de parados, haya gente que no esté de  acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años. Nos gustaría transmitirle a esta "Sra. Vicepresidenta" y a todos los políticos, lo que consideramos  indecente :            
INDECENTE,  es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a  6.500 €/mes.
INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un  cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos  de un ayuntamiento de tercera.
INDECENTE, es que los políticos se  suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por  unanimidad, por supuesto, y al inicio de la  legislatura).
INDECENTE, es que un ciudadano tenga que  cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste   sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión  máxima, sólo necesiten jurar el cargo.
INDECENTE, es que los  diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país  que están  exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF. INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes  con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.)
INDECENTE , es el  ingente dinero destinado a sostener a los partidos , aprobados por los  mismos políticos que viven de ellos .
INDECENTE, es que a un  político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para  ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual.)
INDECENTE, es el coste que representa para los  ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en  gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.
INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorias, sino que no se lo bajen.
INDECENTE, es que  sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
INDECENTE, es que ministros,  secretarios de estado y altos cargos
de la política, cuando cesan, son  los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos  salarios del ERARIO PÚBLICO.
 
Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno "derecho de pernada" mientras no se cambien las leyes que lo regula. ¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já. Juntemos firmas para que haya un proyecto de ley con "cara y ojos" para acabar con estos privilegios, y con otros .

Haz que esto llegue al Congreso a traves de tus amigos