Ha pasado lo que tenía que pasar. Duro Felguera ha llegado a la mitad de camino de su hoja de ruta para sobrevivir a una crisis que viene de lejos. Tras achatarrar su capital con una operación acordeón, la compañía ha recaudado 125 millones de euros con una emisión de acciones a 0,027 euros por título.

Hasta el precio de la ampliación se ha derrumbado (-86%) la cotización en apenas una semana, después de las advertencias lanzadas por la CNMV ante la ola especulativa que rodeaba a la compañía. 

'Inversiones Mayoral SA'

 

Una parte fue suscrita por sus accionistas actuales, pero una buena porción ha ido a manos de nuevos inversores. Los nuevos accionistas han comenzado a desfilar ante la CNMV. Hay tres nombres relevantes entre ellos.

Indumentaria Pueri, la sociedad de inversiones de la familia Domínguez (dueña de la textil Mayoral), ha comprado del 9,5% de Duro Felguera en el marco de la ampliación de capital que acaba de sacar adelante la ingeniería asturiana, según consta en los registros del supervisor.

La familia malagueña suma Duro a su exitosa cartera de inversiones que ha construido en los últimos años y, entre los que destaca, Másmóvil, Renta 4, CAF, Azkoyen o Adolfo Domínguez.

Una de las sicavs más grandes

 

La nueva inversión está valorada en unos 12 millones de euros y agrupa a más de 457 millones de acciones.  En Duro Felguera volverán a coincidir con Onchena (familia Ybarra), que también está en Másmóvil con los Domínguez.

También ha entrado en el accionariado La Muza Inversiones, la sicav de la familia Urquijo que gestiona Abaco Capital, según otro comunicado a la CNMV.  La Muza, una de las sicavs más rentables en España, lanzó el pasado mayo su propia gestora de fondos.

El vehículo de inversión se ha hecho con 248 millones de acciones, o el 5% de Duro Felguera, por unos 6 millones de euros.

Un inversor maltés

 

Según El Confidencial, gestoras españolas como Cobas (Francisco García Paraméso AzValor, especializadas en invertir en compañías en problemas, también han participado en la ampliación de capital de la ingeniería asturiana.

De momento, el único fondo que ha revelado una presencia significativa es uno fondo luxemburgués (Global Income SA SPF) controlado por otro vehículo maltés (Global Income Malta I Ltd) y que está representado por el abogado Juan José Rodríguez-Navarro Oliver. El nuevo accionista de Duro Felguera ha declarado el 4,17% del capital de Duro Felguera.

El regreso de Sabino a Duro

 

Uno de los más esperados en asomarse al accionariado de Duro Felguera era Sabino García Vallina, el que fuera su mayor accionista hasta 2013, cuando se desvinculó del grupo. El dueño de TSK Electrónica, una empresa competidora de Duro Felguera, es una de las mayores fortunas de la región y está en proceso de firmar una alianza con Duro para desarrollar proyectos de ingeniería conjuntos. García Vallina ha declarado el 3% de Duro Felguera tras la ampliación.

El fondo soberano de Noruega

 

Norges Bank, el banco central de Noruega y custodio de su fondo soberano NBIM, es otra de las incorporaciones al accionariado de Duro Felguera tras hacerse con un 3,1% del capital, valorado en unos 3,9 millones de euros a los precios de la ampliación. NBIM (Norges Bank Investment Management) cuenta con inversiones en más de 9.000 empresas por todo el mundo y su cartera está valorada en alrededor de un billón de euros. Solo en España mantiene una cartera de acciones y bonos valorada en 16.000 millones de euros.

¿Sabes en qué invierten las Sicavs?: