Review profesional
Publicado hace 6 meses
“¡Tú no eres un patito! Eres un pequeño cisne y algún día serás el rey del estanque”. Fondo destacado del mes de julio de 2022
Fondo que invierte la mayor parte de su cartera en bonos emitidos, en euros, por empresas de todo el mundo con un máximo del 20% en bonos de Gobiernos y de organismos gubernamentales. Asimismo, este fondo puede utilizar derivados (incluyendo forwards de divisas, futuros sobre tipos de interés, swaps sobre tipos de interés y swaps sobre impago de crédito o CDS) a fin de reducir el riesgo o gestionar el fondo de manera más eficiente.

Su índice de referencia es el Bank of America Merrill Lynch (BoAML) EMU Corporate Index aunque se gestiona de manera flexible y sin restricciones. Sin embargo, y a pesar de esa flexibilidad, este producto de inversión no invertirá más de un 20% de su patrimonio en “high yield” y en activos de renta fija no denominados en euros.

Quede bien claro que no se trata de una idea comercial, sino de una alternativa de inversión que siempre recomendamos valorar, de la mano de un asesor financiero, en función del perfil de cada uno. Recordando, además, que los resultados pasados nunca aseguran los futuros.

Aunque el fondo tiene un historial de más de 20 años, en 2012 hubo un importante punto de inflexión para el mismo. En aquel ejercicio, el mismo comenzó a ser gestionado por un nuevo equipo de profesionales liderado por Patrick Vogel. Con aquel cambio, Vogel decidió reforzar la estructura del grupo de gestores de deuda e incrementar la participación de los analistas de crédito en las decisiones de inversión.

El equipo gestor del fondo aplica un proceso de inversión basado en un estilo que podríamos denominar “temático”: un análisis “top down” que trata de identificar aquellos temas que puedan afectar a la renta fija (tratando de comprender los efectos de primer, segundo y tercer orden de los mismos sobre las compañías), con el objetivo de construir una cartera muy diversificada donde no todas las ideas apunten en la misma dirección, logrando así fuentes de alfa poco correlacionadas.

A cierre de mayo de 2022 el sector financiero y el industrial representaban dos terceras partes del total de la cartera del fondo. Por países, los más representados eran Reino Unido, Francia, Alemania o Estados Unidos.

La duración efectiva (como medida de sensibilidad a tipos de interés de mercado) es de 5,1 años; la calificación crediticia media es de “BBB” y la rentabilidad de la cartera a vencimiento se acercaba al 4%.

¿Qué factores nos ha llevado a seleccionar este fondo como idea del mes?:

Cartera para aprovechar las atractivas rentabilidades de muchos bonos corporativos: Lo importante es que el emisor sea solvente, no tanto si es o no rentable. En el año 2016 nuestro BCE adoptó una batería de medidas monetarias ultraexpansivas no convencionales, que se incrementaron con la crisis sanitaria provocada por la Covid 19. Aquellas medidas de política monetaria, junto con las políticas fiscales igualmente expansivas que se aplicaron, llevaron a que la rentabilidad de la deuda se situara en mínimos históricos (incluso llegamos a ver tipos de interés negativos). Sin embargo, y con la llegada de la temida inflación, hemos podido comprobar cómo, tras el repunte de los tipos de interés de mercado y la nueva dialéctica de los Bancos Centrales, la renta fija …”no es fija”. Pero, y sin embargo, sí esta nueva situación ha conducido a que la renta fija “rente”. O sea, que haya activos de deuda de emisores de calidad (que son solventes) que ofrecen una rentabilidad atractiva que, en muchos casos, ya supera a la rentabilidad por dividendo o, incluso, a la inflación subyacente de la zona Euro. Lo que hoy puedan parecer “patitos feos”, tras las fuertes caídas en el precio de bonos, si se seleccionan bien quizás sean hermosos cisnes de rentabilidad en el futuro.
Equipo de gestión muy consolidado. El cambio producido hace 10 años fue muy significativo y positivo por la mayor implicación de los analistas de crédito en todo el proceso de inversión.
La entidad gestora del fondo es Schroder Investment Management (Europe). Los gestores del fondo mencionados en este documento pueden cambiar durante la vigencia del producto.

La información facilitada se refiere a los datos facilitados por la entidad gestora del fondo a fecha: 31/05/2022.