El verano avanza y en julio los mercados financieros han mantenido el buen tono de los meses anteriores, ha sido un buen mes para los activos de riesgo y un mes tranquilo para la renta fija, tal y como explica Marta Campello, socia y gestora de Abante, en este vídeo, en el que destaca que ha sido un mes “muy intenso en noticias, desde todos los frentes”.

“Hemos visto alzas importantes en las bolsas, sobre todo en las de los países desarrollados”, comenta. La evolución de la variable delta del Covid-19 “ha dado un poco de guerra” y a nivel sectorial hemos visto mucho movimiento. La evolución de la pandemia ha perjudicado a los sectores más cíclicos, pero ha beneficiado a otros como la tecnología.

Pero tanto los datos macro como los micro están sirviendo de apoyo a las bolsas. Así, por el lado de la macroeconomía, “el Fondo Monetario Internacional ha revisado al alza las perspectivas de crecimiento para el mundo, y lo más significativo ha sido la fuerte revisión al alza del crecimiento de Estados Unidos”. “Seguimos viendo como la recuperación económica no es una promesa, es una realidad y la inercia de noticias positivas va a seguir todavía una buena temporada”, destaca Campello.

Y por el de la micro, julio ha arrancado con la temporada de publicación de resultados empresariales y “las compañías están batiendo ampliamente las noticias que tenían los analistas”, señala.

En renta fija los bancos centrales han dado mucha tranquilidad al mercado y la revisión estratégica de la política monetaria del Banco Central Europeo hemos ha llevado la rentabilidad del bono alemán prácticamente a los mínimos del año. Mientras que la Reserva Federal ya empieza a anticipar el llamado “tapering” (la reducción gradual de las medidas extraordinarias de compras de activos).

La noticia de julio ha estado en China, comenta Campello: “El regulador ha decidido acometer algunos cambios en las reglas del juego para el sector de la educación y el de la entrega de comida a domicilio”. Esto ha “hundido las cotizaciones de las empresas del sector” y ha provocado muchos nervios en China, pero “no hemos visto mucho contagio en los mercados desarrollados”, añade.

La evolución de nuestros fondos y carteras continúa siendo positivo. Abante Selección, que está invertido al 55% en renta variable (por encima del nivel neutral, en el 50%), con coberturas, ha terminado julio con una rentabilidad superior al 8,5% y Abante Bolsa (100% renta variable) ha cerrado con una rentabilidad en el año de alrededor del 17%, ambos muy cerca de los máximos históricos.