José Ramón Iturriaga, gestor de Okavango DeltaKalahari y Spanish Opportunities, comenta en su carta que el mercado vuelve a moverse como consecuencia de la política, o la geopolítica, y que los miedos a un recrudecimiento de la guerra comercial han vuelto a disparar las alarmas y las bolsas han caído con fuerza en pocas semanas. En 2019 el fondo lleva una rentabilidad del 0,5%, mientras que el Ibex 35 ha subido un 5,44%.

Este tipo de acontecimientos -Brexit, guerra comercial, Italia…- “están en la categoría de cosas que no se pueden cambiar y hay que resignarse”. “Podemos dejarnos llevar por el ruido y dedicarnos a tratar de anticipar los desenlaces de los distintos huesos que ahora muerde el mercado o aplicarnos las enseñanzas del pasado reciente y centrarnos en lo que al final se acaba imponiendo: los fundamentales”, señala el gestor.

“No puedo dejar de enfatizar la grandísima oportunidad que hay ahora mismo en una parte de la renta variable: las valoraciones de algunas compañías son extremas y difícilmente justificables”, destaca. La dispersión en precios de la bolsa española es “llamativa”. Y analiza la situación del sector inmobiliario y de los bancos como ejemplo.

“O en los próximos meses se confirma que estamos a las puertas de una (gran) recesión, tal y como parece estar poniendo en precio el mercado, o los precios que estamos viendo en algunos activos corrigen los excesos actuales”, subraya, para terminar diciendo que es posible que “nos encontremos ante una de esas oportunidades que no se vuelven a repetir”.

Para leer la carta completa, puedes descargar el PDF