Abante Asesores
Abante Asesores
¿Cómo posicionar nuestra cartera de inversión en 2021?

¿Cómo posicionar nuestra cartera de inversión en 2021?

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

El año pasado fue un año complicado como consecuencia de la pandemia de Covid-19 y el impacto que tuvo en el ámbito económico y financiero, pero los mercados se recuperaron de las fuertes caídas de marzo, gracias a la rápida respuesta de gobiernos y bancos centrales y tomaron impulso ante las noticias sobre las vacunas. Y 2021 ha comenzado con tono positivo, en general, pero con incertidumbres y dudas sobre cuándo remitirá la pandemia y se producirá la recuperación económica. ¿Cómo posicionamos nuestras carteras de inversión en 2021?

En Abante afrontamos 2021 con un enfoque constructivo y creemos que hay que estar sobreponderados en renta variable respecto a la renta fija, porque en este último activo creemos que hay riesgos no compensados por las expectativas de rentabilidad. Por eso, consideramos que el riesgo debe “jugarse” en la parte de renta variable de las carteras.

Pero más allá de cómo o dónde queremos asumir los riesgos de nuestras carteras, en la parte de renta variable hemos arrancado 2021 con un sesgo de calidad y un enfoque temático y de ideas para capturar rentabilidad en un mundo cambiante, en el que estamos viendo cambios bruscos en las propias dinámicas del mercado.

Así, de partida, el 75% de esa parte de renta variable tendrá un enfoque core, con una expectativa de evolución similar al de la bolsa mundial, y tendrá un sesgo de calidad, con empresas subyacentes en nuestros fondos de fondos que son estables, generan flujos de caja, crecen y han demostrado durante décadas que suelen tener un recorrido positivo, aunque puedan haberse quedado atrás en algún momento.

Aquí invertiremos en fondos con estrategias más defensivas, que lo hagan bien en las subidas, pero que se comporten mejor que el mercado en las caídas. Dos ejemplos de este tipo de estrategia son MS Global Brands, de gestión activa y con una cartera concentrada, y el ETF MSCI World Minimum Volatility, que tiene una cartera de 300 compañías con gestión pasiva.

“El mercado está muy emocional y nervioso y estamos viendo que esta emocionalidad ha provocado una polarización a través de dos ideas contrapuestas, el llamado “Stay at home” y el “Recovery trade”, lo que ha provocado que se queden más paradas muchas compañías que, quizá, no tienen esa ‘chispa’, pero que son estables y crecen, aunque sea de forma más modesta”, explica Ángel Olea, director de inversiones de Abante.

“Esta parte core de la cartera de renta variable nos deja tranquilos en términos de volatilidad y de máxima caída, apostando por distintos vectores del segmento de calidad. Y le vamos a pedir que nos dé la rentabilidad de la bolsa mundial”, añade Olea.  

Y el otro 25% pondrá el foco en diferentes temáticas de inversión. Buscaremos para esta parte de la cartera fondos que inviertan en esas otras dinámicas que están presentes en el mercado, ideas de inversión que pueden ayudarnos a conseguir un plus de rentabilidad en los próximos meses o años.

En este arranque del año, las ideas que vamos a incluir en la parte temática de la cartera tienen que ver con el recovery trade -en un mundo en el que hemos vivido una gran crisis, pero en el que se han puesto muchos estímulos para que la economía se recupere- con los mercados emergentes -que en los últimos veinte años han evolucionado muchísimo y en los que ya tenemos compañías punteras- y con la tecnología -cuya importancia ha quedado de manifiesto con la pandemia, pero que tiene diferentes componentes que hay que saber valorar-.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User