¿Cuáles son las claves para invertir en Europa? ¿Cómo podemos rentabilizar nuestras inversiones si ponemos el foco en las bolsas del Viejo Continente? Pasado el ecuador del año y en plena temporada de resultados empresariales, los inversores miran con lupa las cuentas de las compañías, mientras la normalización de la política monetaria es el telón de fondo de un escenario en el que, si bien la economía sigue fuerte, el ritmo de crecimiento ha perdido algo de fuelle.

Paul Casson, gestor del fondo Artemis Pan-European Absolute Return, participó hace unos días en uno de los morning meetings que organizamos en Abante para explicarnos cómo es el proceso de inversión que siguen en Artemis para acceder a los mercados europeos de renta variable.

Artemis es una gestora de fondos británica, con más de dos décadas de trayectoria, que gestiona alrededor de 30.000 millones de euros a través de fondos que invierten en todo el mundo. Su apuesta para Europa es el fondo de retorno absoluto que gestiona Casson y que celebra este verano su cuarto aniversario.

¿Cómo es su proceso de inversión?

Artemis Pan-European Absolute Return invierte en valores europeos, combinando posiciones largas y posicionas cortas. Su objetivo es ofrecer rentabilidades positivas durante periodos renovables de tres años, independientemente de las condiciones de los mercados.

“Nuestro portfolio se construye para obtener unos resultados consistentes para nuestros clientes”, señaló Casson. Así, al hablar del proceso de inversión, el gestor explicó que combinan la investigación fundamental, con el análisis macroeconómico y la búsqueda de tendencias.

“Nunca invierto en empresas de las que no tengo información”, comentó al explicar que apuestan por una cartera diversificada, con una volatilidad inferior a la del mercado y con posiciones largas al 60% y cortas al 40%, siempre, además, de compañías que han pasado por su proceso de investigación especializado.

En cuanto a la distribución sectorial, los valores energéticos son los que más peso tienen en el fondo, con un 27,9% (en posiciones largas): “Las grandes compañías petroleras están siguiendo el camino de la recuperación”, puntualizó. Su siguiente apuesta es el sector financiero, en el que está invertido un 14,5% en largo y un 6,7% en posiciones cortas.

Casson también habló del sector tecnológico, en el que han ido incrementado sus posiciones cortas (hasta un 5,2%), “porque los precios de las acciones han subido mucho antes de que revisaran sus cuentas de resultados y estamos viendo ciertas señales de estrés en los mercados finales de semiconductores”, puntualizó. En este punto también miró hacia lo que está ocurriendo con las grandes compañías tecnológicas de Estados Unidos, las conocidas como FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), que se han revalorizado fuertemente en los últimos meses, y comentó que se está sobreponderando el sector de forma masiva y que en Europa la situación es diferente.

El entorno económico en 2018

Antes de analizar la salud de la economía europea, el gestor de Artemis habló del crecimiento de los beneficios empresariales y explicó que, aunque los resultados no están siendo malos, este 2018 el crecimiento se ha ralentizado, dejándonos un escenario que, si bien no es malo, no es el “más idóneo”. Algo que también ha sucedido a nivel macro, con un primer semestre en el que la economía europea ha perdido algo de fuelle.

Por último, y si bien es cierto que en este ejercicio la volatilidad ha vuelto a los mercados después de haberse mantenido durante el año anterior en unos niveles históricamente bajos, Casson explicó que, si tomamos como referencia los últimos 30 años, no está alta.