Abante Asesores
Abante Asesores
¿Qué impacto ha tenido el repunte de la rentabilidad de los bonos de gobierno en el resto del mercado?

¿Qué impacto ha tenido el repunte de la rentabilidad de los bonos de gobierno en el resto del mercado?

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

 

Los primeros meses del año nos están dejando un nuevo protagonista en los mercados que responde al nombre de inflación. ¿Será realmente 2021 un año con más inflación? ¿Volverá para quedarse?

Ayer conocimos que la inflación en Estados Unidos había subido en febrero un 0,4% en términos mensuales -una décima más que en enero- y un 1,7% en tasa interanual -3 décimas más que el mes anterior- y, aunque representa la mayor subida desde febrero del año anterior, el dato estuvo en línea que lo que esperaba el mercado, lo que calmó al mercado de bonos. Y este jueves, el Banco Central Europeo ha anunciado que elevará el ritmo de sus compras de deuda con el objetivo de frenar la subida de la rentabilidad de los bonos soberanos.

Pero ¿qué ha pasado estas últimas semanas en el mercado de deuda? ¿Cuál ha sido su impacto en el resto de activos?

Marta Campello, socia y gestora de fondos, pone el foco en este vídeo en lo que ha centrado la actualidad en febrero -evolución de la pandemia, procesos de vacunación masivos y aprobación de una nueva vacuna- y explica que “esto ha creado un caldo de cultivo para empezar a pensar de verdad en la recuperación económica, con unos mercados que han reaccionando poniendo en precio mayores expectativas de inflación y que esto pudiera hacer que los bancos centrales cambiaran sus políticas respecto a lo que nos habían contado hasta ahora”.

En este escenario, “lo que hemos visto ha sido una reacción muy fuerte en el mercado de bonos, en concreto hemos visto un repunte muy significativo en los tipos de interés o en las TIRes de los bonos de gobierno, especialmente en los de muy largo plazo”, señala Campello, que añade que este comportamiento ha tenido su impacto en el sentimiento del mercado: en el mercado de divisas, el dólar se ha apreciado fuertemente contra el euro y, lógicamente, también ha tenido su ramificación en el mercado de renta variable.

“Por un lado, tener mayor rentabilidad en el bono hace atractivo al activo de renta fija frente al activo de renta variable”, comenta Campello, al tiempo que recuerda que, por primera vez en muchos años, la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años se ha situado por encima de la rentabilidad media por dividendo de la bolsa americana, lo que ha impactado en los sectores más defensivos, como utilities, salud y consumo básico, que han visto penalizado su rendimiento en este entorno de tipos más altos.

Campello también pone el foco en la tecnológica o el consumo discrecional, los claros ganadores de la pandemia que, como explica, son “activos con mucho crecimiento, las acciones growth, que tienen mucha duración porque estamos hablando de flujos y de resultados muy importantes en el futuro y, por ello, ante un repunte de tipos también han visto un cierto impacto en su precio”.

¿Y qué sectores han salido beneficiados? Los sectores que necesitan recuperación económica pero que también se benefician de esa subida de tipos de interés. Son los sectores más cíclicos: energía, que ha subido un 17% en febrero, y los bancos, que se han revalorizado más de un 10% y, por otro lado una parte del sector industrial, de los automóviles y del ocio.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User