Pasado el ecuador del año y con las vacaciones a la vuelta de la esquina -los más afortunados ya están disfrutando del periodo estival por excelencia-, toca hacer balance de cómo nos ha ido el año, financieramente hablando.

¿Estoy perdiendo dinero con mi fondo de inversión? Cuando tenemos nuestro ahorro invertido en fondos de inverión esperamos obtener una rentabilidad determinada en un periodo concreto. Sin embargo, a veces ese retorno no llega o, incluso, perdemos dinero. ¿El motivo? No tenemos el producto de inversión que necesitamos.

Muchas veces cometemos el error de invertir sin antes hacer un ejercicio de planificación financiera que parta de nuestras circunstancias y necesidades actuales -personales y profesionales- y que tenga en cuenta nuestros objetivos: ¿para qué queremos invertir?

Fijar unas metas y un horizonte temporal debe ser el punto de partida de cualquier inversión, pero no el único. Para no perder dinero con nuestras inversiones, tenemos que acompañarnos de una gestión profesional consistente, que mire a largo plazo y que apueste por carteras globales y diversificadas, tanto por zonas geográficas, como por tipos de activos y estilos de gestión.

¿Quieres más información? Consulta nuestro blog.