Los gestores que buscan valor rotan sus carteras hacia empresas excesivamente penalizadas por los inversores, como bancos, automóviles y el sector industrial.

(...)

Uranio

Desde Azvalor llevan tiempo defendiendo que la subida del precio del uranio va a llegar: «La producción de uranio, a los precios actuales, ha dejado de ser rentable, ha caído un 40% y no cubre la demanda anual, lo que desembocará en un déficit que acabará corrigiéndose con una subida del precio». La gestora tiene en cartera la canadiense Cameco.

Oro

Otra de las apuestas recurrentes de Azvalor es el oro. Normalmente, cuando este activo se ha comportado mal, los inversores no han sabido diferenciar entre las empresas buenas y las malas del sector y ha penalizado a todas.

«Invertir en un momento bajo del oro, coincidiendo con un momento positivo del ciclo, es una verdadera garantía para cuando la situación se de la vuelta», cuentan desde Azvalor. «Tienes el oro comprado barato y te anticipas a los compradores impulsivos que acuden al mercado huyendo de las malas noticias».

 

____________

(Extracto de un artículo de Expansión publicado el 19 de octubre de 2019)

​​​​​​​