BESTINVER
BESTINVER
¿Cambiará el COVID-19 los hábitos de consumo y las decisiones de inversión?

¿Cambiará el COVID-19 los hábitos de consumo y las decisiones de inversión?

2
Me gusta
1
Comentar
Guardar

En los últimos meses… ¿quién no ha caído en la tentación de pedir comida a domicilio a través de una aplicación o de ver una película en streaming? El impacto del covid-19 nos ha obligado a ver el consumo de otro modo, aunque sea de un modo temporal. Dejaremos de acumular rollos de papel higiénico en nuestros cuartos de baños y no compraremos comida como si fuese el fin del mundo. Esta crisis seguramente no cambiará tantas cosas como nos parece ahora, pero sí que acelerará determinadas tendencias que ya habían empezado a fraguarse, como, por ejemplo, la venta por internet. ¿Cómo afecta esto a la hora de invertir? Estamos ante una situación de enorme incertidumbre. Hay que dedicarle un porcentaje importante de nuestro tiempo a diferenciar unos negocios de otros, y especialmente los que pueden sobrevivir y los que lo tendrán complicado. O incluso cuáles pueden verse beneficiados por esta situación. Algunos, ya lo han empezado a hacer. Podemos fijarnos en compañías como Inditex o sectores como la comida a domicilio. Dentro de la renta variable europea, si nos fijamos en los sectores que mejor se han comportado desde el 31/12/2019, el primero es el sector de salud, el segundo el tecnológico y el tercero el de productos alimentarios. A nivel general, los negocios que tienen un canal online van a salir reforzados porque nos estamos acostumbrando a comprar por ese medio. Una compañía en la que hemos tenido la suerte de entrar es Inditex. Tiene ya un canal online bastante potente. La competencia es probable que se reduzca por lo que su posición competitiva va a mejorar. Otro sector en el que llevamos tiempo fijándonos es el del reparto de comida a domicilio, y en concreto en las plataformas de internet a través de las cuales pedimos comida. Empezamos a construir posición en estos negocios cuando el mercado no las miraba. Ahora, sin embargo, hemos reducido nuestra exposición por la revalorización que ha tenido. Por ejemplo, en Delivery Hero, hemos llegado a ganar más del 250%. Ir a contracorriente es lo que hace que obtengamos las rentabilidades que tenemos. Aun así, el sector sigue ofreciendo valor:

  1. Tiene potencial de crecimiento por razones estructurales de tipo demográfico. Se trata de un mercado joven. La penetración online sigue siendo baja. Podría triplicarse y el canal telefónico acabará siendo residual
  2. Las barreras de entrada son pocas para entrar, pero muy altas para liderar el mercado. El primero en llegar tiene una gran ventaja.

El sector de reparto de comidas no es nuestra única posición en compañías vinculadas con la tecnología. Un ejemplo aún más claro es Tencent. Tencent es una compañía china que engloba distintos negocios como videojuegos, publicidad online, servicios de pago electrónico e incluso tiene apps de karaoke o en donde puedes pedir comida a domicilio. La ventaja competitiva de Tencent es que, en lugar de dedicarse solo a una cosa, está creando un ecosistema de servicios digitales que se está integrado en la vida de los chinos.  Y se preguntarán, ¿cómo es posible que no surjan numerosos competidores? Su tamaño se ha convertido en una gran ventaja competitiva. La escala importa y el grande se hace más grande. En conclusión: la crisis generada por el covid-19 siembra de incertidumbre tanto nuestra vida personal como el entorno económico que nos rodea. Pero los árboles no nos deben impedir ver el bosque. La renta variable, que es lo mismo que decir las compañías, en muchos casos serán capaces de superar estos retos tal y como han superado retos similares en el pasado. Nuestra labor consiste en construir carteras robustas y buscar oportunidades, que se hacen más visibles en estas circunstancias, siempre y cuando contemos con el horizonte temporal necesario para soportar los baches del camino. 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User