En los mercados no siempre hay calma y tranquilidad. Cada seis meses, de media, es probable que la bolsa pueda sufrir un periodo de corrección entre un 5% y un 10%. En este sentido, muchos inversores suelen entrar en cierto pánico al ver cómo su capital se reduce durante esos periodos. Y es que el repunte de la volatilidad puede jugarnos una mala pasada si no actuamos correctamente.

En el siguiente vídeo, nuestro equipo de inversión, explica cómo debemos actuar ante esos momentos.