BNY Mellon IM - España
BNY Mellon IM - España
¿Podrá el oro mantener su rally?

¿Podrá el oro mantener su rally?

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

El precio del oro se ha disparado desde la caída del 10% que sufrió a comienzos de marzo.1 Pese a ser un activo refugio tradicional en épocas de tensión económica, este no es el único motivo de su repunte, sostiene Catherine Doyle, especialista de inversión en el equipo Real Return de Newton.

Antes de profundizar en por qué el oro continúa subiendo, debe reconocerse que su evolución desde marzo encaja con los datos históricos. Su trayectoria ascendente desde su retroceso de comienzos de año es similar al repunte registrado por el activo en plena crisis de las hipotecas subprime, afirma Doyle: “Tras verse atrapado inicialmente en el retroceso generalizado, el oro se ha comportado como en 2008 y ha protagonizado un fuerte repunte hasta un nuevo máximo histórico a largo plazo de 1976 dólares por onza troy a fin de julio. Aunque su fuerte apreciación tuvo lugar quizá más pronto de lo que esperábamos, no resulta del todo sorprendente a la luz de los motores a largo plazo del metal precioso, y creemos que todavía le queda recorrido alcista.”

Si bien es cierto que las bajas rentabilidades al vencimiento (TIR) reales de la mayoría de los activos de renta fija han impulsado al oro hasta nuevas cotas, Doyle considera que el estímulo monetario y fiscal de las autoridades globales es un motor clave de la continuación del rally.

En parte, esto se debe a que cuando los bancos centrales (como la Reserva Federal estadounidense) compran valores a largo plazo, en última instancia reducen su oferta total y elevan el valor de dichos bonos, con lo que sus TIR disminuyen. Estas inyecciones continuadas de liquidez en los mercados, unidas a lo que Doyle califica de “planes de gasto público ambiciosos y la Teoría Monetaria Moderna en acción mediante el helicóptero monetario”, justifican más si cabe la subida del precio del oro.

Doyle también piensa que un eventual repunte de la inflación podría ayudar a este activo a conquistar nuevas cotas. La experta considera probable que los tipos de interés permanezcan en los mínimos actuales como mínimo hasta 2022, y posiblemente más tiempo, debido a los costes del servicio de la deuda.

“Antes, la inflación fue la gran ausente en la economía real, pese a la inyección de billones de dólares en el sistema a través de la expansión cuantitativa (QE). Esta vez, sin embargo, las autoridades van a poner toda la carne en el asador en términos de gasto, a fin de restaurar el funcionamiento de los mercados de capitales y limitar el daño a la economía. Aunque no cabe duda de que los efectos de la crisis son deflacionarios, parece casi inevitable que la inflación acabe volviendo como forma de reducir la carga de deuda sin precedentes de gobiernos de todo el mundo”, afirma.

Pese a los abundantes vientos favorables, Doyle considera que el activo podría estar un poco sobrecomprado a corto plazo a juzgar por las señales técnicas, y aunque esto no disminuye su atractivo, justifica cierta cautela. De producirse otra fase de ventas similar a la de marzo (que a Doyle le parece poco probable), el equipo Real Return tiene coberturas de suceso extremo en forma de opciones de venta (puts) fuera de dinero que deberían amortiguar la cartera.

No obstante, Doyle cree que el oro todavía juega un papel importante en las carteras: “Sirve de cobertura efectiva para un amplio abanico de desenlaces, incluyendo escenarios inflacionarios, envilecimiento de la divisa y sucesos extremos. Y además, todavía puede quedarle recorrido alcista”, concluye.

1 CNBC: Gold rebounds as recent plunge opens door for bargain hunter, 17 de marzo de 2020
Dirigido exclusivamente a profesionales de la inversión e inversores institucionales
Este material no debería considerarse como asesoramiento de inversión o como recomendación de gestora o acuerdo de cuenta alguno. Los pareceres y opiniones expresados son vigentes en la fecha de publicación de la información, son susceptibles de sufrir cambios en función de las condiciones económicas y bursátiles, y no representan necesariamente los puntos de vista de BNY Mellon o de cualquiera de sus afiliadas. La información se proporciona solamente como comentario general sobre el mercado y no constituye asesoramiento o consejo jurídico, fiscal, contable, de inversión o de otro tipo; tampoco representa predicción alguna de rendimientos futuros, y no debería interpretarse como una oferta o incitación a vender o a comprar valor alguno en jurisdicciones donde no esté permitido hacerlo.
La información se proporciona sin tener en cuenta los objetivos de inversión, la situación financiera o las necesidades de ninguna persona en particular. BNY Mellon y sus afiliadas no se hacen responsables de ningún consejo de inversión basado en la información proporcionada. Esta información no representa análisis de inversión ni es una recomendación basada en dicho análisis a efectos regulatorios, al no constituir análisis o investigación significativos. En la medida en que este material contenga aseveraciones sobre rentabilidades futuras, dichas aseveraciones son predicciones y están sujetas a varios riesgos e incertidumbres. La información y las opiniones presentadas se han obtenido o derivado de fuentes que BNY Mellon consideraba fiables, pero BNY Mellon no se pronuncia sobre su precisión o completitud. BNY Mellon no asume responsabilidad alguna por pérdidas resultantes del uso de este material.
 
Todas las inversiones conllevan riesgos, incluido el de pérdida del capital invertido. Esta información no está destinada para su distribución a, o empleo por, ninguna persona o entidad en cualquier jurisdicción o país en el que tal distribución o empleo no esté permitida por la regulación o legislación locales. La información no podrá ser distribuida o utilizada para realizar ofertas o incitaciones a adquirir títulos en ninguna jurisdicción ni en ninguna circunstancia en la que dicha oferta o incitación sea ilegal o no esté autorizada, o allí donde tal distribución conlleve requisitos nuevos o adicionales de registro. Las personas que reciban esta información deberán informarse sobre cualquier restricción aplicable a la distribución de la misma en su jurisdicción, y adherirse a ella.
 
Entidades emisoras
 
Este material está destinado exclusivamente para su distribución en aquellos países y recipientes mencionados, sujetos a las condiciones y limitaciones expuestas: • Europa continental (excepto Suiza): BNY Mellon Fund Management (Luxembourg) S.A., 2-4 Rue Eugène Ruppert L-2453, Luxemburgo. • Reino Unido, África y América Latina (excepto Brasil): BNY Mellon Investment Management EMEA Limited (BNYMIM EMEA), BNY Mellon Centre, 160 Queen Victoria Street, Londres EC4V 4LA, registrada en Inglaterra bajo el nº 1118580. Autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA). 
0 ComentariosSé el primero en comentar
User