Los residuos y una huella de carbono creciente en la industria de la moda hacen de ella una de las más contaminantes del mundo. Se venden alrededor de 100.000 millones de prendas de vestir al año, lo que supone un aumento cercano al 50% con respecto a 2006.1 Esto se debe en gran medida al auge de la «moda rápida», a saber, artículos de última moda y bajo coste. De hecho, el sector emite ahora más CO2 que el transporte aéreo y marítimo combinados, y utiliza 79.000 millones de metros cúbicos de agua dulce al año, mientras que la producción de las materias primas y los tejidos utilizados también genera contaminación de aguas.

 

Lamentablemente, apenas se recicla o reutiliza lo que el sector produce, dado que la mayoría de las prendas de vestir acaban en vertederos o se incineran en el plazo de un año desde su producción.2 Según la fundación Ellen Macarthur, la industria de la moda mundial produce alrededor de 53 millones de toneladas de fibra al año, de las cuales más del 70% acaban como residuos. Menos del 1% se reutiliza para fabricar nueva ropa.3 Sin embargo, estamos en los albores de un cambio estructural en el consumo de moda, impulsado por las nuevas generaciones de consumidores y caracterizado por un cambio de mentalidad en favor de la sostenibilidad. Los comerciantes están empezando a abrazar la idea del reciclado y la reventa, y los gobiernos están promoviendo iniciativas para apoyar este cambio de paradigma. El reciclado de ropa y calzado para crear nuevos artículos es una tendencia al alza. No obstante, junto con el reciclado, el auge del mercado de productos reacondicionados y de segunda mano está llamado a ofrecer a los inversores una increíble oportunidad: las proyecciones prevén que su tamaño se duplique en los cinco próximos años hasta los 77.000 millones de USD,4 y para 2030 podría llegar a ser el doble que la moda rápida.

Un cambio impulsado por el consumidor

Una firma que ha sabido sacar partido de esta oportunidad es Zalando,5 una plataforma de comercio en línea de moda y estilo de vida. Su ambición es integrar la sostenibilidad y los principios de la economía circular en su estrategia, para convertirse en una plataforma de moda con un impacto neto positivo. La compañía debería beneficiarse si las preferencias de los consumidores siguen virando hacia unos productos más sostenibles y hacia la reventa.

Zalando se centra en promover la circularidad y se ha marcado como objetivo alargar la vida útil de al menos 50 millones de productos y que un 25% de su facturación bruta se genere a partir de unos productos más sostenibles de aquí a 2023, frente a un 16% en 2020. Para ello, Zalando ha etiquetado en su plataforma los productos más sostenibles mediante un sistema que permite a los consumidores filtrar y seleccionar artículos de un surtido de marcas de acuerdo con temas como «materiales respetuosos con el medioambiente», «conservación de agua» y «bienestar de los empleados». En cuanto a la promoción de la circularidad, Zalando ofrece a los clientes la posibilidad de comprar y vender artículos de segunda mano en su propia plataforma Zircle, mientras que mediante la iniciativa «Pre-Owned» adquiere directamente artículos de segunda mano de sus clientes. Con ello Zalando busca generar una clientela fidelizada, sobre la base de que una mayor interacción tiene el potencial de forjar relaciones más largas y beneficiosas con los consumidores.

La reciente actividad en otros ámbitos económicos hace pensar que la apuesta por este cambio estructural a largo plazo es compartida por otros grandes actores del sector de la moda. La compañía de comercio electrónico Etsy va a desembolsar 1.600 millones de USD por Depop,6 una aplicación británica de ropa de segunda mano, el 90% de cuyos usuarios es menor de 26 años. H&M ha adquirido una participación del 70% en Sellpy,7 una plataforma de compraventas de segunda mano enfocada en la sostenibilidad, y pretende expandirse a 20 nuevos mercados como parte de su plan de internacionalización. COS, filial de H&M, ha lanzado una plataforma de reventa digital denominada Resell8 que permite comprar y vender artículos de COS de consumidor a consumidor. Vinted, una plataforma en línea europea de reventa de ropa, captó 250 millones de EUR en su última ronda de financiación, lo que supone valorar la compañía en un total de 3.500 millones de EUR.9 Incluso el conglomerado de artículos de lujo Kering se ha sumado a esta tendencia, con la adquisición de un 5% en Vestiaire Collective,10 una plataforma P2P de compraventa de prendas de lujo de segunda mano. Se trata, por tanto, de un cambio estructural y generalizado en todo  el sector.

Otro movimiento capaz de provocar un giro estructural en el consumo de prendas de moda es el lanzamiento por parte de Nike de su propia colección de zapatillas ya usadas y un programa piloto de reventa: Nike Refurbished. Esto ejemplifica cómo una compañía está dando el salto directo al mercado de la reventa, con reverberaciones potenciales para las ventas de sus propias zapatillas nuevas y para las de las plataformas terceras de reventa. Hasta ahora la mayoría de las marcas de perfil alto habían evitado involucrarse de forma directa en la reventa de productos.

Apoyo de las autoridades reguladoras

A esto se le une un impulso desde el ámbito de la regulación. El Reino Unido y la Unión Europea están apostando por un  modelo económico alejado del despilfarro y la generación de residuos, con la fijación de objetivos vinculantes para 2030 y 2050. «Textiles 2030» pretende aprovechar el conocimiento y la experiencia de los líderes en sostenibilidad para apoyar a los sectores británicos de la moda y el textil mientras dan pasos hacia un cambio sistémico con la sostenibilidad como faro. La iniciativa está abierta a todos los negocios que integran la industria de la moda y textil, desde cadenas de tiendas a recicladores. Este acuerdo, de adhesión voluntaria, permite a estos negocios colaborar en la consecución de los objetivos sobre carbono, agua, circularidad textil, además de contribuir al debate nacional con el gobierno británico sobre el desarrollo de nueva regulación.11 El ministerio británico de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales ha lanzado una consulta pública sobre un plan de responsabilidad ampliada de los productores (Extended Producer Responsibility)12 en los sectores de moda, construcción, vehículos, alimentación y electrónica, y la UE está estudiando un enfoque similar que incluirá a la moda dentro de su Plan de Acción de Economía Circular. Lo que se busca es un incentivo para que los productores tomen decisiones más adecuadas y sostenibles en la fase de diseño de los productos, lo que facilitaría su posterior reutilización o reciclaje. En el caso de la moda, ello probablemente exigirá que las marcas y los distribuidores destinen fondos al reciclaje de las prendas e innoven en los materiales y el diseño.

Una tercera palanca de apoyo regulador indirecto proviene de los objetivos nacionales de reducción de los niveles de emisiones en consonancia con el Acuerdo de París, así como los esfuerzos corporativos en ese mismo contexto para alcanzar la meta de «cero emisiones netas». Estas iniciativas deberían actuar de acicate para la tendencia a la reventa, pues alargar la vida útil de los productos tiene el potencial de reducir la huella de emisiones del sector de la moda.

Esta combinación de cambio en las pautas de consumo e impulso regulador podría conducir a un cambio estructural a largo plazo que no tiene freno, y que no ha hecho más que comenzar. Dado que los consumidores de moda planean reorientar el gasto más hacia los artículos ya usados que en cualquier otro sector,13 la segunda mano podría revelarse como una oportunidad de inversión de primer orden.

1 https://www.ubs.com/global/en/investment-bank/infocus/ 2021/industry-at-risk.html?caasID=CAAS-ActivityStream
2 https://www.ubs.com/global/en/investment-bank/infocus/ 2021/industry-at-risk.html?caasID=CAAS-ActivityStream
3 https://www.thredup.com/resale/static/thredUP-Resale-and- Impact-Report-2021-980436a36adc4f84a26675c1fcf2c554. pdf
4 https://www.thredup.com/resale/static/thredUP-Resale-and- Impact-Report-2021-980436a36adc4f84a26675c1fcf2c554. pdf
5 La mención de acciones concretas no constituye una recomendación de compra.

6 https://www.bbc.co.uk/news/business-57259413
7 https://www.reuters.com/article/us-h-m-sellpy-secondhandidUSKBN240224
8 https://insideretail.co.nz/2020/09/07/hms-cos-launchesreseller- platform/
9 https://techcrunch.com/2021/05/11/vinted-raises-303mfor- its-2nd-hand-clothes-marketplace-used-by-45m-and-nowvalued- at-4-5b/
10 https://luxiders.com/kering-stake-vestiaire-collective/
11 https://wrap.org.uk/taking-action/textiles/initiatives/ textiles-2030
12 https://consult.defra.gov.uk/extended-producer-responsibility/ extended-producer-responsibility-for-packaging/
13 https://www.thredup.com/resale/static/thredUP-Resale-and- Impact-Report-2021-980436a36adc4f84a26675c1fcf2c554. pdf

Información importante: Para fines de marketing. Exclusivamente para uso de clientes profesionales y/o tipos de inversores equivalentes en su jurisdicción (no debe entregarse a clientes particulares ni emplearse con ellos). Con fines comerciales y promocionales. Este documento se ofrece exclusivamente con fines informativos y no debe considerarse representativo de ninguna inversión en particular. No debe interpretarse ni como una oferta o una invitación para la compraventa de cualquier título u otro instrumento financiero, ni para prestar asesoramiento o servicios de inversión. Invertir implica un riesgo, incluyendo el riesgo de pérdida de capital. Su capital está sujeto a riesgos. El riesgo de mercado puede afectar a un emisor, un sector económico o una industria en concreto o al mercado en su conjunto. El valor de las inversiones no está garantizado y, por lo tanto, los inversores podrían no recuperar el importe inicialmente invertido. La inversión internacional conlleva ciertos riesgos y volatilidad por la posible inestabilidad política, económica o cambiaria, así como por las diferentes normas financieras y contables. Los valores que se incluyen aquí obedecen exclusivamente a fines ilustrativos, están sujetos a cambios y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. Los valores que se mencionan pueden o no resultar rentables. Las opiniones se expresan en la fecha indicada, pueden verse alteradas con arreglo a la evolución de la coyuntura del mercado u otras condiciones y pueden diferir de las opiniones ofrecidas por otras entidades asociadas o afiliadas de Columbia Threadneedle Investments (Columbia Threadneedle). Las decisiones de inversión o las inversiones efectivamente realizadas por Columbia Threadneedle y sus filiales, ya sea por cuenta propia o en nombre de los clientes, podrían no reflejar necesariamente las opiniones expresadas.
Esta información no tiene como finalidad prestar asesoramiento de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de los inversores. Las decisiones de inversión deben adoptarse siempre en función de las necesidades financieras, los objetivos, las metas, el horizonte temporal y la tolerancia al riesgo del inversor en cuestión. Las clases de activos descritas podrían no resultar adecuadas para todos los inversores. La rentabilidad histórica no garantiza los resultados futuros y ninguna previsión debe considerarse garantía de rentabilidad. La información y las opiniones proporcionadas por terceros han sido recabadas de fuentes consideradas fidedignas, aunque no se puede garantizar ni su exactitud ni su integridad. Ni este documento ni su contenido han sido revisados por ninguna autoridad reguladora. Este documento ha sido concebido para ofrecer a los distribuidores información sobre los productos y servicios del Grupo y no está destinado a su posterior divulgación. La información contenida en este documento no constituye asesoramiento financiero alguno, y está dirigida exclusivamente a personas con el conocimiento adecuado en materia de inversión, que satisfagan los criterios normativos para ser considerados Clientes Profesionales o Contrapartes de Mercado; ninguna otra persona deberá actuar sobre la base de esta información.

Columbia Threadneedle Investments es la marca global del grupo de sociedades Columbia y Threadneedle.
columbiathreadneedle.com