Columbia Threadneedle Investments
Columbia Threadneedle Investments
El punto álgido del pesimismo ya ha quedado atrás - Por Ann Steele, Gestora de Carteras de renta variable

El punto álgido del pesimismo ya ha quedado atrás - Por Ann Steele, Gestora de Carteras de renta variable

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
  • El mundo será muy diferente en 2021. El próximo año asistiremos al final del Brexit, habrá un nuevo presidente en la Casa Blanca y se distribuirán entre la población las vacunas contra la COVID-19. Así pues, aunque todavía soplarán vientos en contra procedentes de 2020, existen motivos para el optimismo. Prevemos un importante repunte de los beneficios corporativos, que se vieron vapuleados durante la pandemia, así como un respaldo en forma de estímulos fiscales, una buena disponibilidad de capital y la recuperación de las compañías y los consumidores.
  • Europa cuenta con una enorme lista de sólidas compañías, que disponen de robustas franquicias, son competitivas a escala mundial y atesoran una gran capacidad de fijación de precios, así como competentes equipos directivos. Los beneficios repuntarán, y los supervivientes que fueron objeto de ventas masivas en 2020 se recuperarán. Ahora bien, algunas firmas no sobrevivirán o saldrán renqueantes de la crisis. Habrá ganadores y perdedores, por lo que la generación de rentabilidad dependerá, como siempre, de la selección de valores.
  • El Brexit podría provocar turbulencias en el sector corporativo tanto de Europa como del Reino Unido. No obstante, la complejidad de las cadenas de suministro y las operaciones significa que la amenaza de perturbaciones sigue acechando.
  • Joe Biden podría establecer una agenda mundial común en 2021 con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y con una nueva actitud de Estados Unidos con respecto al cambio climático. Esto, junto con el recién anuncio de China de reducir a cero sus emisiones netas de carbono de aquí a 2060, podría augurar una política mundial unificada, lo cual es indispensable para revaluar el posicionamiento ambiental a escala internacional.

Existen varios motivos para mostrarse optimistas en 2021. Descartamos una recuperación en forma de «U». La letra que se impondrá en 2021 será la «V», de «vacuna». Nuestro escenario central sugiere un despliegue de las vacunas en todo el continente europeo a principios de 2021, lo que permitirá a las compañías y a los consumidores reanudar una actividad «normal». Y, aunque se registren demoras o se impongan nuevos confinamientos, el impacto económico de la COVID-19 debería reducirse de forma sustancial en 2021.

Prevemos un importante repunte de los beneficios corporativos, que se vieron vapuleados durante la pandemia, así como un respaldo en forma de estímulos fiscales en toda Europa, inyecciones de liquidez por parte de los bancos centrales y la recuperación de las compañías y los consumidores.

El desempleo aumentará a buen seguro, pero muchos de los consumidores europeos que han mantenido sus puestos de trabajo han venido ampliando sus reservas de efectivo: en el segundo trimestre de 2020, la tasa de ahorro de los hogares en la zona euro marcó un máximo histórico del 24,6%.1 La Unión Europea ha acordado un paquete de estímulos por valor de 750.000 millones de EUR2 para combatir la pandemia, mientras que a lo largo de 2021 deberían seguir presentes las medidas de expansión cuantitativa y unos tipos de interés en mínimos históricos por parte del Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y otros bancos centrales de Europa.

Muchas compañías europeas han recortado costes y han mejorado las eficiencias operativas tras el estallido de la COVID-19. Así pues, nuestro escenario central aboga por que la renta variable europea se mantendrá bien respaldada. Ahora bien, prevemos que algunas firmas no sobrevivirán o saldrán renqueantes de la crisis. Habrá ganadores y perdedores, por lo que la generación de rentabilidad dependerá, como siempre, de la selección de valores.

En nuestra opinión, los ganadores europeos en 2021 se dividirán en dos categorías. La primera estará formada por compañías competitivas a escala internacional que cuentan con robustas franquicias, competentes equipos directivos y un excelente poder de fijación de precios; a menudo, los modelos de negocio de estas compañías blindaron los beneficios de las turbulencias de 2020 e incluso (en los sectores de atención sanitaria y tecnología, por ejemplo) permitieron a las compañías aprovecharse en cierto modo de la «nueva normalidad».

En la segunda categoría se incluyen las compañías que sí acusaron un descenso de los beneficios y cuyas cotizaciones se vieron ferozmente
vapuleadas: hacia finales de año, se hallaban fuertemente sobrevendidas y algunas no merecían tan severo castigo. Prevemos que muchas de estas
firmas registrarán un sólido repunte de los beneficios en 2021. Conforme nos acercamos al cierre de 2020, muchas compañías en Europa resultan tan baratas que anticipamos una oleada de fusiones y adquisiciones.

Al igual que en 2020, la selección de valores revestirá una importancia crucial y se beneficiará de los puntos fuertes de Columbia Threadneedle
Investments, donde las decisiones de inversión están respaldadas por un amplio equipo de experimentados analistas sectoriales.

Además de las vacunas, otros dos temas determinarán la evolución de los mercados europeos de renta variable en el arranque de 2021: Reino Unido
y la Unión Europea, y el impacto de la nueva presidencia estadounidense de Joe Biden.

Las compañías británicas y europeas podrían afrontar perturbaciones comerciales el próximo año como consecuencia de la reorganización de las cadenas de suministro. No obstante, dada la buena voluntad de ambas partes para allanar cualquier dificultad, prevemos que los problemas más
significativos acabarán siendo transitorios.

Entretanto, el presidente electo Joe Biden ya ha tenido un efecto positivo en los mercados mundiales: los índices bursátiles se anotaron un fuerte avance tras las elecciones estadounidenses y cuando se anunciaron los principales nombramientos de su gabinete. El renovado impulso mundial contra el cambio climático podría revelarse duradero, especialmente con la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y la promesa de China de alcanzar la neutralidad de carbono de aquí a 2060.3 Esto supone un buen augurio para las estrategias que adoptan criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG).

2020 ha sido un año complicado para los inversores. Entre el nivel máximo y el nivel mínimo (registrado en marzo, el punto álgido del pesimismo), el índice Euro Stoxx 50 cedió casi un 40%.4 No obstante, conforme nos acercamos a 2021, el pesimismo se va desvaneciendo. Y esto significa que los inversores en renta variable tienen posibilidades de cosechar ganancias.

Información importante: Exclusivamente para uso de inversores profesionales y/o cualificados (no debe entregarse a clientes particulares ni emplearse con ellos). Este documento se ofrece exclusivamente con fines informativos y no debe considerarse representativo de ninguna inversión en particular. No debe interpretarse ni como una oferta o una invitación para la compraventa de cualquier título u otro instrumento financiero, ni para prestar asesoramiento o servicios de inversión. Invertir implica un riesgo, incluyendo el riesgo de pérdida de capital. Su capital está sujeto a riesgos. El riesgo de mercado puede afectar a un emisor, un sector económico o una industria en concreto o al mercado en su conjunto. El valor de las inversiones no está garantizado y, por lo tanto, los inversores podrían no recuperar el importe inicialmente invertido. La inversión internacional conlleva ciertos riesgos y volatilidad por la posible inestabilidad política, económica o cambiaria, así como por las diferentes normas financieras y contables. Los valores
que se incluyen aquí obedecen exclusivamente a fines ilustrativos, están sujetos a cambios y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. Los valores que se mencionan pueden o no resultar rentables. Las opiniones se expresan en la fecha indicada, pueden verse
alteradas con arreglo a la evolución de la coyuntura del mercado u otras condiciones y pueden diferir de las opiniones ofrecidas por otras entidades asociadas o afiliadas de Columbia Threadneedle Investments (Columbia Threadneedle). Las decisiones de inversión o las inversiones efectivamente
realizadas por Columbia Threadneedle y sus filiales, ya sea por cuenta propia o en nombre de los clientes, podrían no reflejar necesariamente las opiniones expresadas. Esta información no tiene como finalidad prestar asesoramiento de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas
de los inversores. Las decisiones de inversión deben adoptarse siempre en función de las necesidades financieras, los objetivos, las metas, el horizonte temporal y la tolerancia al riesgo del inversor en cuestión. Las clases de activos descritas podrían no resultar adecuadas para todos los
inversores. La rentabilidad histórica no garantiza los resultados futuros y ninguna previsión debe considerarse garantía de rentabilidad. La información y las opiniones proporcionadas por terceros han sido recabadas de fuentes consideradas fidedignas, aunque no se puede garantizar ni su
exactitud ni su integridad. Ni este documento ni su contenido han sido revisados por ninguna autoridad reguladora.
Publicado por Threadneedle Asset Management Limited. Sociedad registrada en Inglaterra y Gales con el n.º 573204, Cannon Place, 78 Cannon Street, Londres EC4N 6AG, Reino Unido. Autorizada y regulada en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA).Para clientes 
Columbia Threadneedle Investments es el nombre comercial global del grupo de sociedades Columbia y Threadneedle. columbiathreadneedle.com

0 ComentariosSé el primero en comentar
User