La confianza del inversor español se mantiene en valores optimistas en el último trimestre de 2018, cerrando así dos años consecutivos en niveles positivos. Así lo revela la última Encuesta de Confianza del Inversor español que elabora trimestralmente J.P. Morgan Asset Management desde hace 10 años.

Al inicio de 2019 la confianza de los inversores españoles se sitúa en 0,96 puntos, experimentando un descenso de 0,34 puntos con respecto al trimestre anterior. Se confirma la tendencia descendente de la confianza a lo largo de 2018, desde el máximo de 3,10 puntos registrado en el primer trimestre del año.  Desde entonces, la mayor volatilidad de los mercados y las dudas sobre el crecimiento económico global han erosionado la confianza de los inversores hasta llevarlo a niveles de hace dos años

En cualquier caso, el índice se mantiene en valores positivos gracias a las expectativas sobre la evolución futura de los mercados: un 30,9% sigue pensando que las bolsas tendrán un buen comportamiento en los próximos seis meses, mientras que un 45% de los encuestados cree que se mantendrá igual. Destaca, no obstante, el crecimiento de los que se declaran más pesimistas y consideran que es probable o muy probable que la bolsa baje en 2019, este grupo crece casi 3 puntos con respecto al tercer trimestre de 2018 y casi duplica su número en relación con el primer trimestre del año.

El índice de confianza del inversor se obtiene ponderando las respuestas a la siguiente pregunta: “¿Cómo cree que evolucionarán los mercados bursátiles en los próximos 6 meses?”. La media de todas las evaluaciones indica la tendencia del mercado. Si todos los encuestados contestaran “Muy probable suba”, el valor del índice sería +20, mientras que si todos contestaran “Muy probable baje”, sería -20.
• Muy probable suba: +4,5
• Probable suba: +27,6
• Ni probable ni improbable: 51,3
• Probable baje: -14,1

 

Sigue aumentando la apuesta por productos de inversión

El hecho de que el optimismo siga primando entre los inversores tiene su reflejo en el incremento de la tenencia de productos financieros de inversión en la cartera de los ahorradores en 2018. Todos los productos aumentaron su atractivo entre los encuestados por J.P. Morgan Asset Management. La tenencia de fondos de inversión aumentó en el cuarto trimestre más de dos puntos, pasando de 21,9 a 24,3; también lo hizo la inversión en acciones (+2,8 puntos) y la inversión en planes de pensiones (+2,5 puntos). Los depósitos y las cuentas de ahorro, que habían decrecido ligeramente en los tres primeros trimestres del año, experimentaron un ligero repunte en los últimos meses llegando a los 89,2 puntos. 

Estos datos están en línea con la intención futura de contratación de los inversores, excepto en el caso de los depósitos y cuentas de ahorro. Según los resultados que arroja la encuesta, los inversores aumentarán la contratación de fondos de inversión, planes de pensiones y acciones en los primeros seis meses de 2019. 

Apuesta por el mercado europeo y español y caída de la confianza en los mercados asiáticos y emergentes

Entre los inversores que se muestran optimistas ante la evolución de los mercados bursátiles en los próximos seis meses, destaca la confianza en la recuperación y en el ascenso del mercado español, un 24,6% de estos inversores considera que subirá, cuatro puntos más que tres meses antes. Esta confianza en la bolsa nacional va acompañada del mantenimiento de la confianza en el mercado europeo, que repite como mercado favorito en el 31% de los casos. Sube ligeramente la apuesta por el mercado estadounidense y, en cambio, se confirma la desconfianza en los mercados asiáticos y emergentes.

“Obtener la máxima rentabilidad” como razón para invertir

Si bien el conservadurismo (“no perder dinero”) sigue siendo el factor más relevante a la hora de invertir por parte de los españoles (41,7%), los datos del cuarto trimestre confirman la tendencia al alza del número de inversores que declaran invertir con el fin de obtener la máxima rentabilidad, 28,8% (6 puntos más que hace un año). En este sentido, un 63% de los encuestados dice buscar asesoramiento profesional para sacar rentabilidad a sus ahorros.

Caída generalizada en casi todas las comunidades autónomas

En cuanto a la visión por comunidades autónomas que cada seis meses aporta el Índice de J.P. Morgan, todas las comunidades autónomas registran datos positivos de confianza, con la excepción de Aragón que registra un índice negativo tras caer cuatro puntos. Solo Extremadura y Castilla León ven subir su índice, en el resto la caída es generalizada. Al margen de Aragón, las mayores caídas son las registradas por Castilla La Mancha (-4,2 puntos), Andalucía (-2,5 puntos), País Vasco (-1,9 puntos), Galicia (-1,7 puntos), Madrid (-1,4 puntos), Cataluña (-1,1 puntos).

 

SOLO PARA CLIENTES PROFESIONALES | PROHIBIDO EL USO O LA DISTRIBUCIÓN ENTRE INVERSORES MINORISTAS

Este es un documento comercial y como tal las opiniones contenidas en el mismo no deben considerarse asesoramiento o recomendación de comprar o vender acciones. Queda a discreción del lector, basarse en información contenida en este material. Cualquier análisis contenido en este documento se ha realizado, y puede ser utilizado, por J.P. Morgan Asset Management para sus propios fines. Los resultados de estos análisis se utilizan como información adicional y no reflejan necesariamente las opiniones de J.P. Morgan Asset Management. Cualesquiera estimaciones, cifras, opiniones, estados de tendencias del mercado financiero o técnicas y estrategias de inversión que se mencionan, a menos que se indique otra cosa, son de J.P. Morgan Asset Management a fecha de este documento. Se consideran fiables en el momento en que se ha redactado el presente documento, pero pueden no ser necesariamente completas, y no se garantiza su exactitud. Pueden estar sujetas a cambios sin que se le comuniquen o notifiquen.

Debe señalarse que el valor de las inversiones y sus rendimientos pueden fluctuar en función de las condiciones del mercado y los acuerdos fiscales, y los inversores pueden no recuperar el importe íntegro invertido. La inversión en los Fondos conlleva riesgos y puede no ser adecuada para usted. Los cambios en los tipos de cambio pueden tener un efecto desfavorable sobre el valor, precio o rendimiento de los fondos o de las inversiones subyacentes extranjeras. Los resultados y rentabilidades pasadas no constituyen una indicación fiable de los resultados futuros. No se garantiza que cualquier previsión realizada se materialice. Por otra parte, aunque nuestra intención consiste en lograr el objetivo de inversión del fondo de inversión, no podemos garantizar que dicho objetivo vaya a cumplirse.