JPMorgan Asset Management
JPMorgan Asset Management
¿Qué supone la presidencia de Biden para la agenda climática global?

¿Qué supone la presidencia de Biden para la agenda climática global?

2
Me gusta
1
Comentar
Guardar

La elección de Joe Biden ha generado expectativas de aumento del impulso global de la lucha contra el cambio climático. La adopción de medidas para combatir el cambio climático y sus efectos fue una de las principales promesas electorales de Biden y, según los sondeos a pie de urna, el principal motivo por el que el 74% de sus votantes se decantaron por él.Un mayor control del Senado concede más libertad al Partido Demócrata a la hora de implementar su programa (climático), si bien aún tendrán que llegar a acuerdos, dado que se encuentran bastante por debajo de los 60 escaños necesarios para aprobar sin dificultades las leyes más importantes. Además, cabe destacar que los grupos empresariales presionarán activamente al Congreso para que se oponga a las leyes que consideren menos aceptables.

Propuestas de Biden contra el cambio climático

En su plan para una revolución de energía limpia y justicia ambiental, el presidente Biden dejó claros sus principales objetivos en lo que se refiere a la lucha contra el cambio climático, entre los que se cuentan los siguientes: 

1. «Unir al resto del mundo para enfrentar la amenaza del cambio climático». El presidente ha declarado que volver a adherirse al Acuerdo de París será una prioridad desde su primer día de mandato. Asimismo, pretende integrar por completo las medidas contra el cambio climático en las políticas exteriores y comerciales de EE. UU., de forma que todos los grandes países se fijen aún mayores objetivos en la lucha contra el cambio climático a nivel nacional. Desde la perspectiva de la política climática global, un mayor apoyo de EE. UU. podría resultar decisivo, dado que este territorio es el segundo mayor emisor de CO2 del planeta y la intensidad de carbonode su economía triplica la media mundial. La forma de colaborar del presidente con la comunidad internacional debería quedar más clara tras la COP26, la conferencia de la ONU sobre el cambio climático, que tendrá lugar en Glasgow en noviembre. Es posible que en dicha conferencia se llegue a alcanzar un nuevo acuerdo climático de gran envergadura. Una posibilidad que los inversores deben considerar es que Biden haga de las políticas climáticas un punto clave en relación con las constantes tensiones comerciales con China.

2. «Asegurar que EE. UU. logre una economía de energía limpia al 100% y alcance
emisiones netas cero a más tardar en 2050»
. La promesa de Biden de reducir a cero la huella neta de carbono para 2050 ya la han hecho más de 110 países3, lo que representa más del 50% del PIB mundial y las emisiones de dióxido de carbono. A fin de lograr este objetivo y garantizar que EE. UU. se convierta en una economía basada al 100% en la energía limpia, Biden planea, entre otras medidas políticas, efectuar grandes inversiones públicas (400.000 millones de USD) en investigación y desarrollo (I+D) de proyectos relacionados con la energía y el clima, un ámbito en el que EE. UU. queda rezagado si se compara con Europa y China (véase el GRÁFICO 1).

3. «Construir una nación más fuerte y con más resiliencia». Además de apoyar la I+D, Biden ha prometido llevar a cabo inversiones significativas en infraestructuras de bajas emisiones de carbono, comprometiéndose a cumplir con «una inversión federal de 1,7 billones de USD durante los próximos diez años, aprovechando las inversiones adicionales del sector privado, así como las inversiones a nivel local y estatal, de forma que el total sume más de 5 billones de USD». Este es, con toda probabilidad, el aspecto del plan contra el cambio climático de Biden que más entusiasmo ha generado en EE. UU., ya que existe un consenso bipartito en torno a la necesidad de invertir en infraestructura. La Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles (ASCE) estima4 que, para acabar con su brecha de inversión, EE. UU. «debe aumentar la inversión a todos los niveles gubernamentales y del sector privado del 2,5% al 3,5% del PIB estadounidense para 2025». El gasto en infraestructura formará parte de una agenda más amplia de política fiscal laxa a fin de promover la recuperación posterior a la crisis provocada por la COVID-19.

Además de estos compromisos principales en lo relativo a la lucha contra el cambio climático, otros aspectos del programa de Biden podrían respaldar aún más la agenda de sostenibilidad. Por ejemplo, las modificaciones de la ley de seguridad sobre los ingresos por jubilación de los empleados (ERISA Act) podrían redirigir los flujos de capital de las pensiones para alentar al capital privado a formar parte de la solución climática. 

Podéis consultar el informe completo haciendo click aquí

 

1 Morning Consult (https://morningconsult.com/exit-polling-live-updates/), sondeos a pie de urna basados en entrevistas a
20.000 votantes sobre el motivo por el que se decantaron por un candidato y no por el otro.
2 Expresado en toneladas de CO2 per cápita.
3 Comunicado de prensa de la ONU, 12/11/2020, «Net-Zero Emissions Must Be Met by 2050 or COVID-19 Impact on Global
Economies Will Pale Beside Climate Crisis, Secretary-General Tells Finance Summit».

 

El programa Market Insights proporciona información exhaustiva y comentarios sobre mercados globales sin hacer referencia a ningún producto en particular. Diseñada como una herramienta para ayudar a los clientes a comprender mejor los mercados y servirles como apoyo en la toma de sus decisiones de inversión, el programa explora y sopesa las implicaciones de la información actual de la economía y las condiciones variables del mercado.
Con respecto a la Directiva Europea 2014/65/UE (MiFID II / MiFIR), los programas Market Insights y Portfolio Insights son comunicaciones publicitarias y no están incluidos en el ámbito de alcance de ningún requisito MiFID II / MiFIR específicamente relacionado con los informes de inversiones. Además, los programas Market Insights y Portfolio Insights de J.P. Morgan Asset Management, al no tratarse de un tipo de análisis independiente, no se han elaborado con arreglo a las disposiciones legales orientadas a promover la independencia de los informes de inversiones, y no existe prohibición alguna que impida la negociación antes de su divulgación.
 
 
Este documento constituye una comunicación general y se facilita para fines exclusivamente informativos. Tiene carácter educativo y no debe ser considerado como asesoramiento o recomendación sobre ningún producto, estrategia, característica de plan o para otros fines en ninguna jurisdicción. Tampoco constituye un compromiso por parte de J.P. Morgan Asset Management o sus filiales de participar en las operaciones mencionadas en este documento. Los ejemplos utilizados tienen carácter genérico o hipotético, y se facilitan exclusivamente con fines ilustrativos. Este material no contiene información suficiente para apoyar una decisión de inversión y no debería ser tomado como referencia para evaluar las ventajas de invertir en cualquier valor o producto. Asimismo, los usuarios deben evaluar de manera independiente las consecuencias legales, reglamentarias, fiscales, crediticias y contables, y determinar, junto con sus propios asesores profesionales, si alguna de las inversiones aquí mencionadas se considera adecuada para alcanzar sus objetivos personales. Los inversores deben velar por obtener toda la información pertinente que se encuentre disponible antes de realizar una inversión. Las previsiones, cifras, opiniones o técnicas y estrategias de inversión aquí reflejadas se ofrecen exclusivamente para fines informativos, sobre la base de ciertos supuestos y condiciones actuales de mercado, y están sujetas a cambios sin previo aviso. Toda información aquí contenida se considera exacta en el momento de su preparación. Sin embargo, no puede garantizarse su exactitud y no se acepta responsabilidad alguna en relación con cualquier error u omisión. Cabe señalar que la inversión conlleva riesgos, que el valor de las inversiones y las rentas que estas generan pueden fluctuar en función de las condiciones del mercado y los convenios en materia tributaria, y que los inversores podrían no recuperar todo el dinero invertido. La rentabilidad y los rendimientos históricos no constituyen una indicación fiable de los resultados actuales y futuros. 
 
J.P. Morgan Asset Management es la marca del negocio de gestión de activos de JPMorgan Chase & Co. y sus filiales en todo el mundo. En la medida en que lo permita la legislación aplicable, podremos grabar conversaciones telefónicas y controlar comunicaciones electrónicas para cumplir nuestras obligaciones legales y reglamentarias, así como las políticas internas. Los datos personales serán recopilados, almacenados y procesados por J.P. Morgan Asset Management de conformidad con nuestra Política de protección de datos para EMEA (www.jpmorgan.com/emea-privacy-policy). 
Publicado por JPMorgan Asset Management (Europe) S.à r.l. Sucursal en España con domicilio en Paseo de la Castellana, 31. Registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
Copyright 2019 JPMorgan Chase & Co. Todos los derechos reservados.

 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User