En los últimos años se ha observado un significativo aumento en la demanda de soluciones de inversión socialmente responsables o estrategias ESG. No hay duda de que este tipo de inversión ha llegado para quedarse. Este tipo de inversión tiene en cuenta criterios relacionados con cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno corporativo. 

Petter Brunnberg y Emir Borovac, analistas del grupo de inversiones responsables de Nordea AM se han trasladado hasta Brasil para estudiar las acciones de Stora Enso, una compañía finlandesa de papel y celulosa. El motivo es que la industría de las plantaciones se asocia a menudo a la tala de bosques vírgenes para la ampliación de las zonas de cultivo o a lugareños expulsados de sus tierras con poca o ninguna compesación.

Sin embargo, no todas las explotaciones se corresponden con esta descripción; hay otras que realizan una actividad responsable con el medio ambiente. 

"Stora Enso es una empresa nórdica, que conocemos bastante bien en el grupo. También conocemos sus políticas, pero es muy importante verlas sobre el terreno y comprobar cómo las aplican en la práctica aquí en Brasil", afirma Brunnberg.