Schroders
Schroders
¿Dónde se puede encontrar innovación en Europa?

¿Dónde se puede encontrar innovación en Europa?

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

En contra de lo que creen algunos inversores, Europa alberga muchas empresas pioneras cuyas capacidades científicas y de ingeniería pueden ayudar a resolver los numerosos retos a los que se enfrenta el mundo actual.

A finales del año pasado, la Unión Europea acordó un paquete de estímulo de 1,8 billones de euros para ayudar a las economías europeas a recuperarse del Covid-19. La financiación procede del presupuesto a largo plazo y de la iniciativa europea Next Generation, cuyo objetivo es crear una Europa más ecológica, más digital y más resistente.

Estos objetivos no se alcanzarán sin la innovación. Creemos que el programa podría ayudar a poner de relieve cuántas empresas verdaderamente transformadoras hay en Europa. Estas compañías están creando productos y servicios que pueden ayudar a resolver los retos a los que se enfrenta el mundo hoy en día.

Esperamos que 2021 sea el año en el que la percepción obsoleta de la inversión en Europa empiece a cambiar. Existe la idea de que Europa es simplemente una apuesta de crecimiento global y que no hay nada particularmente nuevo o innovador. Pero esto no es así.

Siete de los diez países más innovadores del mundo están en Europa, según el Índice Global de Innovación 2020 de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Los dos primeros son Suiza y Suecia, mientras que Estados Unidos ocupa el tercer lugar.


 

¿Qué es la verdadera innovación?

En los últimos años, la innovación se ha asociado a menudo con algunas de las grandes empresas tecnológicas estadounidenses. Estas empresas han transformado la forma en que nos comunicamos, compramos, consumimos noticias y entretenimiento y, han experimentado enormes subidas en el precio de sus acciones.

La gente suele preguntarse dónde están los equivalentes europeos de esas empresas tecnológicas estadounidenses. Pero nosotros sostenemos que la falta de ese tipo de gigantes tecnológicos en Europa no significa que haya una falta de innovación. Por el contrario, creemos que la innovación puede ir más allá de esas tecnologías centradas en el consumidor que nos mantienen pegados a nuestras pantallas y que, en muchos aspectos, consisten en nuevas formas de ofrecer publicidad.  
Para nosotros, la ciencia y la ingeniería son los elementos principales de la innovación. Queremos invertir en empresas que creen productos y servicios nuevos o mejorados que aumenten la productividad y la utilidad para sus clientes.

En nuestra opinión, las empresas que pueden crear este tipo de productos deberían lograr mayores tasas de crecimiento y tener poder de fijación de precios, es decir, la capacidad de subirlos sin reducir la demanda. Serían líderes en su mercado y capaces de entrar en otros nuevos. La alta calidad de sus productos o servicios supondrá importantes barreras de entrada para los posibles competidores.

Nunca hay garantías cuando se trata de invertir en acciones, pero pensamos que las empresas con estos atributos deberían, con el tiempo, ser capaces de crecer de forma rentable y generar una liquidez significativa.

Innovación para resolver los problemas del mundo

El sector de la gestión de fondos y otros sectores hacen cada vez más hincapié en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Se trata de los grandes retos a los que se enfrenta el mundo en la actualidad, desde el cambio climático hasta la seguridad alimentaria, pasando por el acceso a la sanidad y muchos más. 

Hay cinco sectores en particular en los que hemos identificado empresas innovadoras cuyos productos pueden tener un impacto positivo a la hora de abordar uno o más de los ODS. Estos cinco sectores son: ciencia de los materiales, tecnología médica y atención sanitaria, procesamiento y datos, ingeniería y transporte.

Ciencia de los materiales

Esta categoría abarca una amplia gama de empresas que operan en diversos campos, desde la nutrición hasta la silvicultura y todo tipo de productos químicos. Las empresas de ciencia de los materiales pueden tener un impacto relevante en varios de los ODS. Por ejemplo, las empresas con productos de nutrición o de protección de cultivos pueden dirigirse al objetivo de Hambre Cero (objetivo 2).

Dejar atrás los productos derivados del petróleo será una parte importante para lograr un futuro más respetuoso con el medio ambiente y, en Europa hay empresas que ofrecen alternativas innovadoras. Por ejemplo, la biorrefinería noruega Borregaard utiliza la madera como materia prima para fabricar productos utilizados en la construcción, los textiles y los aromatizantes. Estos productos a base de madera representan una solución más ecológica que los productos comparables a base de petróleo.

Tecnología médica y asistencia sanitaria

El sector sanitario es uno de los que más avanza. En los últimos doce meses, el objetivo ha sido encontrar una vacuna contra el virus Covid-19 y la innovación ha sido crucial en este proceso. Ahora que las vacunas han sido aprobadas, es necesario fabricarlas a gran escala. En Europa hay empresas con capacidades de fabricación avanzadas. De hecho, la empresa suiza Lonza Group fabrica la vacuna de Moderna.

Datos y procesamiento

El acceso a los datos y su comprensión son cruciales en un mundo cada vez más complejo. Europa cuenta con importantes proveedores de datos que publican información científica o técnica, además de proporcionar análisis de datos.

La otra cara de la moneda es la capacidad de procesamiento y, Europa cuenta con algunos actores clave en la industria de los microchips que la facilitan. Los microchips también se utilizan en áreas no relacionadas con los datos que tienen una importancia cada vez mayor. Los llamados semiconductores de potencia regulan el flujo y el control de las corrientes eléctricas.
El contenido del semiconductor de potencia de un vehículo eléctrico es cinco veces superior al de un coche con motor de combustión interna. Los fabricantes de vehículos eléctricos como Tesla acaparan todos los titulares, pero bajo el capó, los semiconductores especializados, muchos de los cuales son fabricados por empresas europeas como Infineon Technologies, son cruciales. Los vehículos eléctricos son una parte importante de la transición hacia una infraestructura de transporte más sostenible.

Transporte

El transporte público es otro elemento de la infraestructura de transportes sostenibles. Su uso ha disminuido debido a la pandemia, pero cuando volvamos a viajar creemos que la gente será más consciente de la necesidad de tomar medios de transporte menos perjudiciales para el medio ambiente siempre que sea posible.

Las aplicaciones de transporte, los planificadores y las plataformas de reserva tienen un papel que desempeñar en este sentido, sobre todo al facilitar la reserva de viajes más largos y complejos que, de otro modo, podrían realizarse en avión. Trainline, la plataforma número uno en ventas digitales en Reino Unido, es un innovador clave en este sentido, su aplicación de reservas ha ganado popularidad en los últimos años hasta alcanzar una escala y un dominio sin precedentes.

Mientras tanto, la seguridad es un área en la que siempre se puede mejorar cuando se trata de transporte. Los sistemas de freno modernos son cada vez más electrónicos, lo que permite un frenado más rápido y una mayor estabilidad del vehículo. En este sentido, destacamos la empresa alemana Knorr-Bremse, que fabrica complejos sistemas de frenado para camiones y trenes que pueden mejorar la seguridad.

Ingeniería

La ingeniería tiene un papel importante en la creación de infraestructuras más sostenibles. Algunos ejemplos son los cables eléctricos que conectan las fuentes de energía renovables a la red, o los sistemas de automatización de almacenes que permiten una logística más eficiente. Hexagon AB, especialista en tecnologías de medición de precisión, utiliza cada vez más sus sensores y programas informáticos para capturar escenarios del mundo real y convertirlos en entornos virtuales 3D, lo que permite una mejor visualización de las obras o infraestructuras.

Europa, líder en cuestiones de sostenibilidad

Los ejemplos citados probablemente nunca serán nombres conocidos a nivel mundial como los gigantes tecnológicos estadounidenses, pero dan una idea de la innovación que se está produciendo en Europa en estos momentos. Hay muchas otras empresas que tienen una tecnología igualmente avanzada y que son líderes en sus campos. Vemos muchas oportunidades de inversión en toda Europa en este tipo de empresas. Y lo que es más importante, muchas de estas empresas siguen invirtiendo en investigación y desarrollo para mantener su ventaja sobre sus competidores.

Europa ya va por delante en cuestiones de sostenibilidad, tanto a nivel gubernamental como empresarial; la inversión europea propuesta en la Next Generation ofrece un viento de cola adicional. Creemos que esta atención a las cuestiones medioambientales y digitales debería ayudar a sacar a la luz la innovación que se está produciendo en Europa y a las empresas que pueden ayudar a construir un futuro más sostenible.  
 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User