Uno de los activos con mayor crecimiento en los últimos años en el mundo de la inversión ha sido el de las inversiones alternativas y, en concreto, las llamadas 'alternativas líquidas'. En este artículo vamos a explicar de un modo sencillo qué razones explican su mayor presencia en las carteras. 
 

Gráfico: evolución del patrimonio bajo gestión en alternativos líquidos

El universo de inversión alternativa ha crecido un 12.7% en los últimos 5 años:

Fuente: Barclays Strategic Consulting survey results, Kepler Absolute UCITS Annual Review (enero 2016), Eurekahedge data (enero 2017).

Primero, veamos en qué consiste la inversión alternativa tradicional, que es aquella que no se limita a tener una posición larga (alcista) en las clases de activos de renta variable, renta fija y efectivo, y que, además, goza de un mayor grado de libertad y flexibilidad a la hora de construir la cartera.

Ahora bien, como veremos a continuación, puede ser que estas estrategias pueden no ser para todo el mundo. Por esta razón, suelen estar restringidas a inversores más cualificados.
 

¿Cuáles son sus ventajas? 


- Diversificación. Las rentabilidades están descorrelacionadas con los mercados tradicionales. 

- Capacidad de generar retornos independendientemente de las condiciones de mercado. 

- El riesgo de iliquidez se compensa con una prima superior. 

- Operan con activos o mercados de alta ineficiencia, donde se pueden generar retornos atractivos. 

- Normalmente, dependiendo de la estrategia, presentan un riesgo inferior y son menos volátiles que los activos tradicionales. 

- Alto grado de protección en fases correctivas de mercado.

- El gestor tiene mayor flexibilidad y herramientas para generar valor.

 

¿Y las desventajas?


- Algunas inversiones alternativas comprenden estrategias con un grado de complejidad mayor.

- Su seguimiento y evaluación no resulta sencillo.

- La liquidez que ofrecen suele ser inferior a las inversiones tradicionales. 

- Menor transparencia. 

- Mayores costes asociados.


¿Cuál es la diferencia entre gestión alternativa tradicional y líquida?


Cuando hablamos de gestión alternativa líquida, nos referimos a vehículos con mayor liquidez que los alternativos tradicionales o hedge funds. Muchas estrategias (aunque no todas) tienen liquidez diaria, por lo que para los inversores la contratación se realiza del mismo modo que con un fondo de inversión tradicional. 
 

¿Por qué ahora está teniendo este crecimiento la alternativa liquida? 

Las valoraciones de los mercados bursátiles desarrollados están generalmente ajustadas y los rendimientos de la renta fija en muchos casos, en mínimos. Esto está obligando a los inversores a buscar estrategias alternativas tanto para diversificar su actual exposición a la renta variable y fija, como para conseguir retornos más estables o descorrelacionados.

Resumiendo, este gráfico muestra sus ventajas: 

 

Schroders y los alternativos líquidos

Schroders cuenta con la mayor plataforma global de UCITS alternativos, en la que hay 33 estrategias diferentes, 8 de las cuales están gestionadas en exclusiva para nosotros por reconocidos gestores “Hedge” dentro de nuestra plataforma GAIA. Llevamos desde 1989 gestionando estrategias alternativas líquidas y hoy en día los activos bajo gestión superan los $18.400mn*.



*A 31 de enero de 2017.

Información importante:

Schroder International Selection Fund se denomina "Schroder ISF" en este artículo.
Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador  fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Publicado por Schroder Investment Management Limited, Sucursal en España, c/ Pinar 7 – 4ª planta.28006 Madrid – España.