China estrena su nuevo año, el año de la rata, un ejercicio en el que esperamos que la economía del país se estabilice. Esto debería estar respaldado por una combinación de flexibilización monetaria, con el banco central introduciendo medidas para mejorar la disponibilidad de crédito, un mayor apoyo a través de las políticas fiscales y de gasto del gobierno y, potencialmente, una menor actividad industrial mundial. Además, los avances comerciales con EE.UU. también debería contribuir a una modesta reactivación del crecimiento a lo largo del año.

Nuevos estímulos para la economía china

En el frente de la política monetaria, esperamos una relajación continua en forma de recortes en el coeficiente de reservas obligatorias (RRR) para los bancos, y una reducción de la tasa de interés preferencial de los préstamos (LPR). RRR es el porcentaje de depósitos que el gobierno requiere que los bancos mantengan en reserva, mientras que el LPR es una tasa de préstamo calculada por el Centro Nacional de Financiación Interbancario, una sucursal del Banco Popular de China (PBoC), basada en las cotizaciones de un panel de bancos.

Los recortes de los tipos de interés (tasas de repos) serán más difíciles de ejecutar, al menos en el primer trimestre, debido al repunte de la inflación por el aumento de los precios de la carne de cerdo. En términos de crédito, es posible que los bancos se relajen un poco. Pero, como hemos visto en los últimos 18 meses, el PBoC tendrá que seguir buscando un equilibrio entre el apoyo al crecimiento económico y la reducción de riesgos en el sector bancario en la sombra.

Esperamos que el Gobierno se apoye más en la política fiscal este año para ayudar a estabilizar el crecimiento. Creemos que la recuperación más reciente de la emisión de bonos para fines especiales y del gasto en infraestructura continuará. También es posible que el gobierno aumente su déficit presupuestario (en el que el gasto público excede a los ingresos) hasta el 3% del PIB (desde el 2,8% en 2019) para financiar más inversiones en infraestructuras durante los próximos meses.

Esperamos que el gobierno continúe impulsando la reforma del mercado de capitales, ya que busca fomentar la inversión, así como la reforma del registro de hogares, o Hukou, para ayudar a apoyar el mercado inmobiliario y el consumo. Sin embargo, en el frente de la propiedad, no esperamos ver ninguna relajación significativa en la política dado el énfasis de su discurso sobre que "la vivienda es para vivir, no para especular".

¿Qué áreas de la economía impulsarán el crecimiento?

El consumo supuso una gran parte del crecimiento del año pasado, y esperamos que esta tendencia continúe en 2020, apoyada por una serie de factores. El crecimiento del empleo sigue siendo sólido, con cerca de 12 millones de empleos urbanos creados en los primeros 10 meses del año, mientras que la renta disponible aumentó un 6% en 2019 en términos reales. Las tasas de ahorro siguen siendo elevadas en un contexto mundial, mientras que la demanda de servicios (por ejemplo, asistencia sanitaria) está aumentando. Además, es probable que los nuevos modelos empresariales impulsados por la disrupción tecnológica y las medidas políticas de apoyo (es decir, las reducciones de los impuestos sobre las personas físicas) también sean beneficiosas.

En términos de inversión privada, podríamos ver un repunte moderado de la inversión manufacturera y de los gastos de capital, a medida que las condiciones crediticias se suavicen para las pequeñas y medianas empresas (PYME) y mejoren las expectativas de beneficios. Sin embargo, este resultado es menos seguro.

En el frente comercial, pese al acuerdo en primera fase firmado recientemente, está claro que el alcance de las tensiones entre China y Estados Unidos se ha extendido más allá del comercio y hacia otras áreas estratégicas como la tecnología y los mercados de capitales. Nuestro argumento básico sigue siendo que las tensiones entre las dos partes serán un obstáculo para la inversión y el crecimiento mundial en los próximos años. Dicho esto, la respuesta de China ha sido hacer hincapié en una mayor "autosuficiencia" en términos de tecnología y en su creciente esfuerzo por apoyar a las empresas de las industrias estratégicas (es decir, aeroespacial, informática, semiconductores, robótica).  Creemos que habrá algunas oportunidades atractivas para los inversores a medida que empiecen a surgir "campeones nacionales".

Las valoraciones están por debajo de la media y se espera un repunte de los beneficios

Creemos que las revisiones a la baja de los beneficios que hemos visto en los últimos 18 meses están cerca de tocar fondo. Esperamos que el crecimiento interanual sea más estable en 2020.

Con las valoraciones del índice MSCI China ligeramente por debajo de su media a largo plazo, es posible que sigamos viendo flujos de liquidez hacia el sur (hacia la Hong Kong SAR desde los mercados de China continental). Por otra parte, los flujos hacia las acciones de China A pueden ser más mixtos, ya que la última ronda de cambios en la inclusión del índice MSCI ya se ha completado y no está claro el momento en que se producirán nuevos aumentos de ponderación.

¿Dónde están las oportunidades en la renta variable China?

En este contexto, estamos adoptando un enfoque equilibrado en todas nuestras estrategias centradas en China. Seguimos enfocados en los negocios de orientación nacional, que creemos que se beneficiarán de la historia de crecimiento a medio plazo de China. Por ejemplo, el grueso de la cartera de nuestro fondo Schroder ISF* China Opportunities está expuesto a nombres enfocados en el ámbito nacional y a sectores que muestran tendencias de crecimiento estructural. A medio plazo, seguimos apostando por las marcas de consumo nacionales chinas y las empresas de bienes de consumo de Hong Kong con un fuerte valor de marca y poder de fijación de precios. Mantenemos nuestra sobreponderación en el sector salud y el industrial. También nos gusta la tecnología puntera, los medios de comunicación, las telecomunicaciones y los juegos 5G.

 

*Schroder International Selection Fund se denomina Schroder ISF en este documento

 

Información Importante     
Las opiniones expresadas aquí son las de Lousa Lo, responsable de Greater China Equities de Schroders y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders.
Schroder International Selection Fund está inscrita en el Registro Administrativo de Instituciones de Inversión Colectiva extranjeras comercializadas en España de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con el número 135.
Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales.  Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos. Publicado por Publicado por Schroder Investment Management (Europe), S.A., Sucursal en España, c/ Pinar 7 – 4ª planta.28006 Madrid – España.