Schroders
Schroders
¿Por qué la inversión sostenible enamora a los inversores?

¿Por qué la inversión sostenible enamora a los inversores?

0
Me gusta
1
Comentar
Guardar

La sostenibilidad ya es una cuestión de gran relevancia a nivel social y, cada vez más, los inversores se muestran comprometidos con sus principios y con no invertir en contra de ellos. Por ello, con motivo del día de San Valentín, hemos querido recopilar una serie de razones que hacen que la inversión sostenible sea algo que los inversores quieren tener en sus carteras.

Razón 1: Rentabilidad. El Covid-19 ha sido la primera prueba de fuego para la rentabilidad de los activos sostenibles y se ha demostrado que este tipo de inversión no es un ‘lujo’ solo para los periodos de bonanza. De hecho, si observamos los índices de referencia europeos, el MSCI Europe ESG Leaders Index logró un -1,9% en 2020, frente al -5,6% del índice más amplio MSCI Europe Index (con datos a 30 de noviembre).

Razón 2: Importancia social. La sostenibilidad ha ganado relevancia para la sociedad, hasta el punto de que ha marcado la agenda de hitos tan importantes como las elecciones de EEUU. Joe Biden se postuló a la Presidencia con la preocupación climática como uno de los ejes de su programa político y el primer día de su mandato reincorporó al país al Acuerdo de París. Pero otras grandes potencias también están mostrando su compromiso, e incluso cimentando la recuperación sobre medidas respetuosas con el entorno. Un ejemplo es la Unión Europea con su Green Deal y también incluyendo algunas medidas ecológicas en su Plan de Recuperación. Incluso China se ha unido al compromiso de reducción de las emisiones con el anuncio del “cero neto” para 2060. Pero, más allá de la política, la sostenibilidad está cambiando la forma en la que las empresas se relacionan con sus grupos de interés y el diálogo entre inversores y compañías. La forma de tratar a sus plantillas, gestionar su cadena de suministro y proteger a los clientes se ha convertido en un debate presente en los medios y en la sociedad en su conjunto. 

Razón 3: Resistencia. Las empresas líderes en ASG han visto hasta ahora menores recortes en los beneficios por acción que las rezagadas en esta materia. Además, Los activos ASG también parecen haber sido más resistentes en términos de flujos de inversión. En este sentido, empezamos a ver empresas que nos piden consejo sobre cómo deben ser las buenas prácticas en sostenibilidad, pues, cada vez más, se reconoce que las empresas deben alinear sus objetivos económicos con los de sostenibilidad.

Estas razones respaldan el interés por los productos de inversión sostenibles, que durante la pandemia no ha decaído. De hecho, el 45% de los inversores españoles invierte ya de manera sostenible, lo que supone un aumento del 7% frente a los resultados de 2018 (38%), según el Estudio Global de Inversión de Schroders 2020.

Es muy positivo comprobar que cada vez más personas quieren que los valores en los que creen se reflejen en la forma en que invierten, y esta prioridad ya está bien presente en la construcción de nuestras carteras y en la importancia que damos a la información y la comunicación con nuestros inversores.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User