¿Qué es un fondo indexado?

¿Qué es un fondo indexado?

Los fondos de inversión indexados (también denominados fondos índice) son instituciones de inversión colectiva (IIC) de gestión pasiva, cuyas políticas de inversión tratan de replicar un determinado índice de referencia (IBEX 35, S&P 500, Nasdaq 100, Euro Stoxx 50, etc…)

 

Por ejemplo, un fondo indexado al S&P 500 buscará mantener una cartera igual a ese índice. Si en un momento dado la composición del S&P 500 varía (debido a entradas o salidas de empresas), el equipo de gestión realizará los cambios oportunos en el fondo para seguir manteniendo las mismas proporciones.

 

Origen

En 1975, John Bogle (considera el padre de la gestión pasiva) revolucionó el mundo de las inversiones y lo acercó a las masas al crear la inversión en fondos indexados. Ese año fundó su propia firma de inversión, Vanguard Group, donde utilizó una estructura de propiedad en la que los accionistas se convertían en con-propietarios de los fondos en los que invertían. En este sentido, la filosofía de Bogle se basa en que es difícil (prácticamente imposible) para el inversor “retail” promedio batir al mercado con consistencia en el tiempo. Esto lo ha llevado con el tiempo a centrarse en la inversión pasiva, con unos costes mínimos, baja rotación (misma que los índices) y estrategias de inversión sencillas.

 

Warren Buffett dijo de él que habría que hacerle un monumento, ya que es la persona que ha metido más dinero en el bolsillo de los inversores (por el ahorro en comisiones de los fondos indexados frente a los fondos de gestión activa).

 

Ventajas

1.- Comisiones: Las comisiones de los fondos indexados son más bajas que los fondos de gestión activa, puesto que el gestor tiene que limitarse únicamente a replicar su índice de referencia. Por establecer una media, los fondos de gestión activa pueden tener una comisión entre el 1,5% y el 2,3%, y los fondos indexados suelen tener una comisión inferior al 0,8%.

 

2.- Traspasos exentos de tributación: En los fondos indexados podemos traspasar las participaciones de un fondo a otro sin tener que tributar, por ello, he aquí la principal ventaja frente a los ETF.

 

3.- Seguimiento sencillo y diversificación automática: El seguimiento de un fondo indexado es extremadamente simple, ya que basta con mirar el comportamiento de su índice de referencia (benchmark) para conocer su desempeño.

 

4.-Baja rotación: Debido a que la gestión es totalmente pasiva, solo sufren cambios cuando los sufre el propio índice, lo cual no suele ser demasiado habitual a corto plazo.

 

5.- Innovación y popularidad: Estos fondos indexados se han popularizado en los últimos años, especialmente entre inversores retail debido a su facilidad de compresión y excelentes rendimientos. También es cierto, que algunos exigen unos mínimos de inversión inicial considerablemente altos.

 

Diferencias entre un fondo indexado y un ETF

Los ETF o fondos cotizados entran (igual que los fondos indexados) dentro de la categoría de IIC de gestión pasiva: se trata de vehículos que replican al índice de referencia, de manera que los activos que componen la cartera serán los mismos que aquellos que componen el índice. Únicamente entrarán o saldrán valores de la cartera del ETF cuando haya cambios en la composición del índice que replique. Veamos ahora las principales diferencias entre ellos:

 

1.- Comisiones: Los gastos corrientes de los ETF son más bajas que las de los fondos indexados, PERO con los ETF cada vez que hagas una compra/venta vas a tener que pagar una comisión por ello.

 

2.- Fiscalidad: La principal ventaja (y diferencial, desde mi punto de vista) es el beneficio fiscal de los fondos indexados frente a los ETF. Los fondos indexados tributan como fondos de inversión y, por lo tanto, el traspaso entre fondos está exento de tributación, lo cual genera un diferimiento fiscal muy ventajoso en un medio-largo plazo. Los ETF, en cambio, tributan como acciones, de manera que tendrás que tributar cada vez que vendas una posición

 

3.- Accesibilidad: Los ETF pueden contratarse libremente en cualquier bróker/Exchange que opere en el mercado en el que cotiza el ETF, mientras que con los fondos indexados no ocurre lo mismo, ya que muchas gestoras restringen su comercialización a diferentes entidades.

 

4.- Cotización: Los ETF se negocian en el mercado secundario de valores (exactamente igual que las acciones), mientras que los fondos indexados se compran/venden a su Valor Liquidativo (VL) a cierre de la sesión, a través de una entidad gestora.

 

5.- Abanico de oferta: La oferta de fondos indexados es considerablemente corta, mientras que la oferta de los ETF es mucho más amplia, e incluso más concreta (sectores, divisas, materias primas y un largo etcétera…)

 

Si quiere comparar y elegir un fondo indexado, aquí le dejo el enlace a la página de Finect con los mejores fondos indexados.

 

Aquí tienen algunos ejemplos:

1.- Vanguard Global Stock Index Fund

2.- Amundi Index MSCI World

3.- Vanguard US 500

 

En el caso de considerar la ayuda de un asesor financiero de confianza, no dude en ponerse en contacto conmigo, estaré encantado de conocernos para tratar de optimizar sus inversiones.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User