Carta a los inversores Abante European Quality. Febrero 2021.

Carta a los inversores Abante European Quality. Febrero 2021.

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Estimados inversores,

 

Ya conocemos la mayor parte de los resultados de cierre de 2020 de las compañías que tenemos en cartera. En general, han respondido a las expectativas, muy dispares en función de las geografías y los sectores en los que desarrollan su actividad. Cuanto mayor el peso de Asia, mejor. El peor comportamiento, para aquellas empresas con mayor exposición a Europa. Estados Unidos, a mitad de camino. Los sectores más expuestos al ciclo (petróleos, consumo discrecional, inmobiliarias, turismo y, especialmente, financieras), son los que han mostrado peores resultados, con caídas muy relevantes de beneficio respecto al obtenido en 2019. Y los menos expuestos (tecnología, consumo no cíclico, salud), los que han podido prácticamente mantener, o registrar caídas de apenas un dígito porcentual, los beneficios obtenidos en el último ejercicio cerrado antes de la pandemia.

 

Entre las caídas más relevantes, que han llevado a fuertes pérdidas, no tanto operativas, sino derivadas de correcciones de valor en existencias, fondos de comercio o en activos inmobiliarios, cabe destacar las de Unibail, Repsol, Total o Airbus. Por el contrario, compañías como Air Liquide, Siemens o SAP han obtenido resultados que les permiten mantener o hasta incrementar ligeramente su pago de dividendos. En el sector bancario cabe destacar la solidez de los resultados de los dos grandes bancos franceses, BNP y Crédit Agricole, que contrastan con las pérdidas declaradas, como consecuencia de mayores provisiones, por Société Générale y Commerzbank. En cualquier caso, hay que destacar que todos los bancos que tenemos en cartera han podido mantener sus ratios de solvencia en niveles equiparables a los que declararon a cierre de 2019, lo que nos lleva a descartar eventuales ampliaciones de capital que mermaran de forma significativa, en una perspectiva de medio y largo plazo, la valoración fundamental de sus acciones.

 

Hay todavía muy pocos indicios sobre cuáles puedan ser los resultados del primer trimestre de 2021. Las cifras de ventas de coches de enero de los principales fabricantes, por ejemplo, nos muestran una fuerte recuperación del mercado asiático y una mayor debilidad de los mercados europeo y norteamericano, afectados por unas restricciones derivadas de las segundas y terceras olas de la pandemia. El sector del lujo, en todas sus variantes (desde coches hasta perfumes), está mostrando un mejor comportamiento que el del consumo cíclico masivo. Las grandes marcas mundiales han mostrado su fortaleza y su progresiva independencia de los canales tradicionales de distribución, con incrementos muy notables de sus ventas por internet que, en muchos casos, casi han compensado el cierre temporal de tiendas físicas.

 

La atención del día a día sigue centrada en las cifras de contagios, hospitalizaciones y, desgraciadamente todavía, fallecimientos derivados de la pandemia, así como en la celeridad en los procesos de vacunación. Pero la vuelta a la normalidad, la posibilidad de poder pasear por centros comerciales y alojarse en hoteles, todavía hoy muy restringida en muchos países, ya se cuenta por meses, no por trimestres. La primera mitad del año seguirá mostrando resultados excepcionalmente malos en algunos sectores y geografías, pero la recuperación en la segunda mitad, viendo lo que ya está sucediendo en aquellos mercados que han podido retornar en buena medida a la normalidad, parece asegurada.

 

Mantenemos sin variación nuestra cartera de 24 valores de gran capitalización de la eurozona, con un peso equiponderado. A la fecha de publicación de esta nota, 15 de febrero, la rentabilidad del fondo desde inicio de año es del 5,8%, ligeramente por encima de la que acumula el índice Euro Stoxx 50. Esperamos que, en el conjunto del ejercicio, con la vuelta a la normalidad económica, que beneficiará especialmente a los sectores más cíclicos en los que mantenemos un mayor peso, podamos enjuagar completamente las caídas del ejercicio anterior y recuperemos la rentabilidad anualizada histórica, desde la creación del fondo, de dígito alto, próxima al doble dígito, que debe ser el objetivo de todo inversor razonable en renta variable.

 

 

Muchas gracias por su confianza,

 

Josep Prats

 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User