¿Qué es un ERTE y qué diferencia tiene con el ERE?

¿Qué es un ERTE y qué diferencia tiene con el ERE?

4
Me gusta
0
Comentar
Guardar

ERE y ERTE. Finect

Con la situación que actualmente está sacudiendo la economía española, muchas empresas se están viendo obligadas a cerrar su producción, y como consecuencia de esto están sucediéndose una cantidad masiva de ERES y ERTES. La falta de ingresos provocada por el Coronavirus está haciendo que muchas empresas no puedan afrontar los costes que en estos momentos se están ocasionando.

Con todo esto, surgen muchas dudas sobre que es un ERE o un ERTE, y que diferencias existen entre ambos. Por ello, desde Finect vamos a explicar qué son, cómo afectan y qué diferencias hay entre ambos conceptos. 

¿Qué es un ERTE?

El Expediente Temporal de Regulación de Empleo, más conocido como ERTE, consiste en la suspensión de los contratos de los trabajadores de una compañía con carácter temporal, es decir, por un tiempo determinado, aunque también se puede traducir en una reducción de jornada. Cabe destacar, que este parón no tiene un plazo mínimo, con lo cual, tendrá una duración marcada desde el momento en el que se realice, pero sin tener un máximo de tiempo. Si en algún caso el problema se solucionase antes de la fecha marcada, la compañía puede pedir a sus empleados que se reincorporen a su puesto de trabajo.

Este parón temporal en la actividad de los trabajadores debe responder a causas económicas, organizativas o de producción producidas por hechos de fuerza mayor. Y, el fin de este tipo de medidas es causar la exención de pago por parte de la compañía a los trabajadores debido a que no puede afrontar el pago de los mismos, aunque seguirá pagando las cotizacones a la Seguridad Social. Así pues, las personas afectadas por un ERTE seguirán vinculadas a la empresa, pero sin cobrar y sin derecho a pagas extra ni vacaciones, mientras dure la suspensión temporal. Esta norma se encuentra regulada por el artículo 47 del Estatuto de Trabajadores.

¿Y quién paga a los trabajadores dentro de esta suspensión? Pues bien, los trabajadores afectados por un ERTE podrán solicitar el paro si han cotizado más de 360 días o cuando sus rentas no superen el 75% del salario mínimo interprofesional (SMI).

Pero, dada la situación excepcional en la que nos encontramos debido al Coronavirus, el Gobierno ha establecido, que no hará falta cumplir ninguna de las premisas citadas y que, por lo tanto, cualquier persona podrá cobrar el paro. Esto implica que podrán cobrar la prestación todas las personas afectadas, incluso aquellas que carezcan del periodo de ocupación cotizado mínimo necesario para ello. Además, la medida supone que los periodos de la prestación consumidos durante la suspensión laboral no se contabilizarán como gastados, lo que favorece a aquellas personas que en el futuro necesiten solicitar una prestación de desempleo ordinaria. Por otro lado, estas nuevas medidas también eximen a las empresas de las cotizaciones sociales. Y, por último,  dentro de las medidas adoptadas por el Gobierno también está el decreto de la moratoria de la hipoteca, que consiste en el aplazamiento del pago del préstamos hipotecario durante un tiempo determinado.

¿Cuál es la diferencia entre ERE y ERTE?

Principalmente, el ERTE está pensado para crisis temporales, debido a la caída de la producción por causas de fuerza mayor antes comentadas. Además, dentro del ERTE no existen indemnizaciones, debido a que implica que el personal de la compañía volverá a sus funciones dentro de la empresa una vez termine el cese de la actividad. Mientras que al ERE (Expediente de Regulación Colectivo), sí le corresponden indemnizaciones a sus trabajadores de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades en función de la extinción del contrato.

Por otro lado, otra diferencia importante entre ERE y ERTE es que el ERTE lo puede aplicar cualquier empresa independientemente de su tamaño. Mientras que para ser considerado ERE tiene que cumplir una serie de requisitos en función del tamaño de la compañía, como que afecte en un periodo de 90 días a diez trabajadores en empresas que tengan menos de 100 trabajadores a su cargo, o a aquellas que tengan entre 100 y 300 empleados y afecte al 10% de los mismos  y, por último, a aquellas que afecten a 30 empleados de al menos 300 en total.

Diferencias principales ERTE y ERE

ERTE

ERE

Suspensión de carácter temporal 

 Despido colectivo             

No hay indemnización

 Sí hay indemnización

Lo pueden realizar todas las empresas

 En función del tamaño de la empresa

¿Cuánto te va a retener Hacienda?:

0 ComentariosSé el primero en comentar
User