Uno, que es un pobre hombre, tiene la mala práctica de no dejar correr los beneficios; casi lo contrario que me ha sucedido en mi historia con mi inversor con las ventas. Por eso, prácticamente nunca he tenido acciones cotizando al doble del precio al que las he comprado. 

Y en realidad siempre he sido bastante conservador en este sentido, la tentación de hacer caja en cuanto llegaba al 30-40% o como mucho 50% siempre me ha podido... Hasta que leí el libro de Peter Lynch, el famoso One up on Wall Street, en el que dice varias veces que si actuas así nunca tendrás un 'tenbagger'. ¿Y qué es un tenbagger?

Es un concepto originario del baseball, pero Lynch lo usa para definir una acciones en la que el precio ha multiplicado por 10 el nivel al que lo compraste. Por ejemplo, si compras una acción a 3 y pasa a 30 tienes un tenbagger. Por extensión, cambiando el numerito en inglés delante de bagger, pues pones lo que prefieras. Si sube al doble, digo que podríamos llamarlo twobagger, no?

Bueno, pues ahora mismo en mi cartera tengo un twobagger. Se trata de Viscofan, que como imagino que todos sabemos es una empresa navarra que se dedica a fabricar envoltorios para productos cárnicos... Vamos, la piel que le quitas al fuet antes de comértelo, por ejemplo. 

Compré acciones de la compañía el 6 de mayo de 2009, como conté en este post y como se puede ver en mi cartera. Y lo hice a 14,2 euros. Ahora la compañía ronda los 28 euros. Han estado un poquito más arriba, llegaron a tocar los 30 euros a mediados de año.

¿Qué hacer ahora? ¿Hago caja y me conformo con doblar? La clave no debería ser esa. Más bien, debería mirar si a día de hoy volvería a comprar la acción o no. Y para eso me gusta mirar la valoración y la evolución del negocio. De la primera, está un poquito más cara o menos barata que cuando entré. 

Por ejemplo, en PER anda por los 13,3 veces beneficios estimados de 2012. Lejos de las 10 veces en las que entré, pero sigue sin estar cara. Probablemente ahora no la compraría... porque tal como están los precios de muchas compañías seguro que hay negocios más baratos. ¿Y los resultados? Los del segundo trimestre fueron muy buenos para como están las cosas, aunque menos buenos que en el primer trimestre. 

En un principio voy a mantener la posición, porque cara tampoco está y es un pedazo de compañía. Pero con la vista puesta en los resultados del tercer trimestre. Si son buenos mantendré; si no, probablemente reduzca por lo menos una parte de la posición.